.

‘Mayans M.C’, hogar, dulce hogar

Muchos dirán que ‘Mayans M.C.’ no tiene el carisma que tenía ‘Sons of Anarchy’, y bien es cierto que llegar a ser todo un éxito de pantalla y encontrar a todo un grupo enorme de personas a las que le guste tu serie no tiene que ser fácil, pero los que disfrutamos desde el principio de SoA, y los que nos quedamos hasta el final sabemos que no todo fue un camino de rosas para los Teller, llovieron críticas y detractores a partes iguales, pero lo cierto es que se creó algo que no se había visto en TV hasta la fecha.

Con la nueva serie de Kurt Sutter tenemos asegurado volver a ese el que un día fue nuestro hogar en la ficción, un lugar al que volvíamos cada semana y echábamos de menos en vacaciones. Volvemos a tener la oportunidad de hacerlo, quizá más al sur, con bastante más español de por medio, lo cual he de decir que le da un toque extra que hará que regresemos a ella. Por ahora solo contamos con un episodio, pero para mi ha sido más que suficiente para saber que volveré religiosamente a por todos los que queden por venir, los cuales esperamos sean muchos, ya que la serie es directa y abrupta en el buen sentido, usa nuestra nostalgia y melancolía mostrándonos fragmentos preciados de SoA como lo es Gemma, o la banda entera llegando al rescate, y probablemente sigan haciéndolo porque funciona. Funcionaba a la inversa hace unos años, y aun sigue siendo totalmente válido con herramienta para, al menos, sacarnos una sonrisa al ver los parches más reconocibles de la TV.

La serie mantiene la seriedad y sobriedad en todo momento, algo clave para no caer en una espiral de locura si queremos que la serie dure, y los personajes, muchos de ellos viejos conocidos, siguen siendo tan carismáticos como el primer día, solo necesitamos darles tiempo, para desarrollar una trama que por ahora pinta muy bien, y es que no podemos olvidar quien se encuentra tras la idea original, si te gustaba SoA, seguro te gustará ‘Mayans M.C., nunca digas nunca.

Con suerte, en no mucho tiempo, seremos Mayans, al menos nos sentiremos parte de la vida de los personajes. Queda un arduo camino, ya que es difícil olvidar de donde venimos, pero la historia que en esta serie se cuenta es de una profundidad tremenda, y el primer capítulo demuestra que no van a tener reparo alguno en contarla. La vida de los carteles, los cruces de frontera y la combinación de gentes, razas y costumbres sacarán a más de uno de su zona de confort, lo cual es siempre un paso hacia delante. Seguimos contando con violencia a raudales, escenas brutalmente directas y sobre todo seguimos contando con la música en nuestros oídos cada vez que una de las motos se arranca, o de ese grato recuerdo que es ver como lentamente las motos son aparcadas echando marcha atrás.

MAYANS MC — Pictured: JD Pardo as EZ Reyes. CR: Prashant Gupta/FX

JD Pardo, quien da vida al protagonista, Ezekiel ‘EZ’ Reyes, tiene el listón muy alto, pero parece que ser el novato le hará sacar carácter, y artísticamente hablando tiene repertorio, de eso no hay lugar a dudas, esta serie puede catapultarlo. Su historia se figura compleja, y las relaciones personales y familiares serán clave. Su padre en la ficción, Felipe Reyes, está encarnado por Edward James Olmos, quien sin lugar a dudas sube el caché de la serie, por no mencionar a Michael Irby en el papel de Obispo ‘Bishop’ Losa o  Emilio Rivera, siendo el vínculo entre la serie predecesora y está mientras da vida al cabeza del club, Marcus Alvarez. 

Hemos esperado y ha merecido la pena, no te dejes echar atrás por ‘SoA era mejor’, ‘ya no es lo mismo sin Charlie Hunnam’, Mayans M.C. es una serie que se vale por si misma, abrázala como tal y probablemente acabe sentada junto a ‘Sons of Anarchy’ en tu rincón seriéfilo.

 

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*