.

‘Lupin’ (2020), la grandeza de lo sencillo | Netflix

Versión contemporánea del clásico francés, Omar Sy da vida a Assane Diop, protagonista de la serie y ladrón de guante blanco muy aficionado a las aventuras de Lupin, un personaje ficticio.

Omar Sy dando vida a Assane Diop en 'Lupin', de Netflix.
Omar Sy dando vida a Assane Diop en ‘Lupin’, de Netflix.

Lupin, un personaje para Omar Sy.

Más de un siglo desde que Maurice Leblanc crease a Arsène Lupin, ese personaje que fue tan laureado en Francia como el propio Sherlock Holmes en Inglaterra. No es de extrañar pues, que una serie con su nombre alcanzase lo necesario en cuanto a interés para tener luz verde. Netflix, querida plataforma, ha sido la encargada de llevar a cabo el proyecto con un Omar Sy que, aunque no da vida a Arsène Lupin como tal, si que tiene unos métodos un tanto alejados de la ley que se asemejan a la manera de trabajar del ávido ladrón de guante blanco.

Omar Sy da vida a Assane Diop, un inteligentísimo hombre cuyo padre se suicidó en la cárcel al estar encerrado por un delito que, a priori, pareció no cometer. He aquí tenemos pues la primera de las vías que se abren en la serie, donde Assane Diop busca saber que ocurrió e, incluso en ciertos instantes, parece movido por la venganza.

Omar Sy dando vida a Assane Diop en 'Lupin', de Netflix.
Omar Sy dando vida a Assane Diop en ‘Lupin’, de Netflix.

Flashbacks y comedia.

‘Lupin’ tiene un ambiente muy interesante. Retazos de la saga ‘Ocean’s’ vienen a mi memoria en ciertos instantes de la serie, pero parece apoyarse en cuanto a inspiración en clásicas comedias de atracos y robos que hacen ligera su visualización. Es justo uno de los puntos que encontramos en la serie como fortaleza para verla con buenos ojos: la parte comédica es divertida, y más cuando la apoyamos en un actor como Omar Sy, el cual nos tiene acostumbrados a hacernos reír en muchas de sus películas.

Si a dicha parte de comedia, donde la risa sencilla está presente en el rostro en todo momento, añadimos esos flashbacks que aparecen de vez en cuando mostrándonos al joven Assane, la historia principal ya tiene los pilares perfectos en los que asentarse: conocemos los comienzos y el porqué, y tenemos los gags y momentos desenfadados justos para salir del atasco que pueda tener en ciertos momentos la trama principal.

Por tanto…

Por tanto tenemos una serie divertida y de ligera visualización. Tiene elementos que la hacen muy poderosa visualmente, con unas imágenes de París y del propio Louvre preciosas y a su vez utiliza la música de una manera muy diferente, pero acertada. ‘Lupin’ es una serie inteligente en cuanto al seguimiento de la trama pero nada enrevesada como para perder al espectador, y si todo esto lo unimos a unas interpretaciones magníficas en su amplia mayoría, sobre todo, obviamente, Omar Sy, estamos ante una serie que te hará pasar un magnífico rato.

Tráiler.

Otras grandes series de Netflix para ver y quedar encantado son…

‘Kingdom’, la dosis perfecta de zombies (2019) | Netflix

‘Los favoritos de Midas’ (2020), la tensión y los sobres | Netflix

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Hago cosas. Visto camisas, bebo café y me gusta la tinta. Si no te gustan estos defectos, tengo más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*