.

‘Life’, Cuando la medicina y los negocios pasan a ser lo mismo (2018)

Lo público vs. lo privado, una historia desde luego actual y del siglo XXI. Esto es lo que presenta ‘Life’, un drama médico que muy pronto se muestra más burocrático y empresarial que clínico, y eso será algo muy a su favor.

Si te alguna vez has sentido curiosidad por saber cómo funciona el sistema sanitario coreano por dentro, tienes una oportunidad inmejorable de hacerlo, recordando siempre, que hay licencias creativas, aunque no tantas.

Ye Jin-Woo (Lee Dong-Wook ) es médico en el centro médico de emergencia del Hospital Universitario Sangkook. Admira y respeta al director del hospital Lee Bo-Hoon (Cheon Ho-Jin). Un día, su hermano Ye Sun-Woo (Lee Kyu-Hyung) le dice que el director del hospital colocó dinero del subsidio gubernamental en su cuenta bancaria personal. En esa noche, el director del hospital muere después de caerse del techo de un edificio de departamentos donde vive el subdirector Kim Tae-Sang (Moon Sung-Geun).

‘Life’ no es solo la historia de un joven médico que decide encontrar la verdad tras un hecho traumático que no le cuadra. Es sobre todo la lucha contra corriente del sistema público y de sus empleados, en un intento por asegurar que todos sigamos teniendo acceso a uno de los derechos básicos fundamentales, una sanidad de calidad.

Eso sí, en ningún momento se presenta el tema de forma romántica y perfecta. Los profesionales que se muestran son seres obviamente imperfectos, con un ego difícil de igualar, que luchan por supuesto por su puesto de trabajo y por mejorar sus condiciones. Mostrándose un amplio abanico de personalidades, formas de pensar que nos llevan a poder tratar una gran variedad de situaciones, disfrutamos de una complejidad argumental única.

El hospital es un ecosistema en sí, una colmena gigante en la que se enlazan vidas y por ende infinidad de situaciones encadenadas que vemos cómo afectan a cada uno de los protagonistas, los pacientes y finalmente al conjunto de la sociedad.

El guion se hace cargo con soltura de presentar a los muchos protagonistas, y lo hace sin dejar nada en el tintero. Todos ellos muestran una complejidad y fondo bastante elevados, siendo este uno de sus mayores atractivos.

Con unos tintes de thriller médico muy interesantes, ‘Life’ se presenta como una serie que pronto se vuelve adictiva. Desde el primer episodio se crea un halo de misterio, enredo y traiciones por doquier lo cual le aporta una gran intensidad, que en ningún momento pierde.

La corrupción se presenta en todas las esferas. Desde los médicos cubriéndose los unos a los otros en un intento por tapar sus errores médicos, pasando por supuesto por nuestros siempre presentes egocéntricos y avariciosos CEOs.

Hay un pulso continuo entre la comunidad médica y el presidente del hospital, Goo Seung Hyo, que llega para hacer de la entidad un lugar rentable. A lo largo de esta batalla de continuos asaltos y muchos golpes bajos seremos algo más conscientes del brutal poder del capitalismo y de la arrogancia humanas. Ninguno de los bandos podrá arrojar la primera piedra en este aspecto.

La trama argumental es bastante variada, gracias como hemos comentado a la gran cantidad de personajes. Vamos a poder disfrutar de un personaje que hará todo por conseguir averiguar la verdad, veremos la lucha encarnizada entre sanar sin importar el coste y la necesidad imperiosa de obtener beneficio, sea cual sea el negocio.

Además algunas de las subtramas nos permiten hablar de temas tabús como son las enfermedades psicológicas y el estrés postraumático.

Todo ello encontrando hueco para desarrollar relaciones personales románticas creíbles y sinceras, con altibajos emocionales que se sienten reales, algo que no siempre encontramos con facilidad. Por cierto, si te decantas por verla, seguro te encantará la relación de los hermanos protagonistas.

A nivel interpretativo todo el elenco muestra un buen nivel. Sobre todo disfrutamos de la actuación de Cho Seung Woo como Goo Seung Hyo (Director del hospital). Su personaje es una escala de grises presentada sin tapujos. Un personaje al que admiras y odias sin poder evitarlo y del que siempre estás intentando adelantar movimientos.

El actor es capaz de captar toda nuestra atención sea cual sea la escena, un logro si tenemos en cuenta que se presenta como antagonista total de Lee Dong Wook, un actor al que ya hemos visto en ‘Goblin’ o Touch your heart’ y que siempre nos deja con muy buen sabor de boca, independientemente del género en que se encuentre.

Si pasamos a hablar de aspectos más técnicos podemos destacar un buen uso de la luz, no olvidemos que rodar en espacios cerrados tan vastos como es un gran hospital lleno de tubos fluorescentes es todo un logro.

Además los enfoques y el posicionamiento de la cámara ayuda mucho a darle intensidad a las escenas. No olvidemos que lo mismo estamos en un quirófano o en plena sala de emergencias, y en nuestro corazón empieza a bombear a toda prisa en cuanto sentimos el estrés de la acción que está a punto de desarrollarse.

Sin lugar a dudas ‘Life’ es una de esas series de las que no te arrepentirás, sobre todo si te gustan los dramas en los que la tensión sabe mantenerse a buen nivel hasta el último momento. Muy recomendable si quieres un aire nuevo en tus series médicas.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.5
  • Fotografía
  • Guion
  • Originalidad
  • Edición y montaje
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora

Puntos fuertes

  • Trama sólida
  • Grandes interpretaciones
  • Romanticismo, misterio, venganza, en definitiva, un poco de todo.

Puede que te interesen estos otros dramas coreanos

‘Vagabond’, ¿Podrás aguantar la respiración?

‘Crash landing on you’, mucho más que un problema fronterizo.

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario