.

‘Last Christmas'(2019, Paul Feig) el encanto de Londres en Navidad

‘Last Christmas’ es una de mis comedias románticas favoritas de Navidad. Quizá no me creáis aquellos que la hayáis visto. Yo, sin embargo, la recuerdo con gran cariño, desde que el año pasado la viera en el cine y llorara de la risa (literalmente) con alguna que otra escena de nuestra queridísima protagonista, Emilia Clarke.

Kate (Emilia Clarke) es una mujer joven que suele tomar siempre la decisión menos acertada. ¿Su último error? Haber aceptado un trabajo como elfo de Santa Claus en una tienda de Navidad. Sin embargo, el destino la lleva a conocer a Tom (Henry Golding), circunstancia que cambia por completo su vida. Para Kate, todo es demasiado bueno para ser cierto.

Voy a ser sincera, la película navideña en sí, es uno de mis géneros favoritos (sí, lo digo. Y lo llevo con orgullo). Y con muy poco, me tienes maravillada delante del televisor. Si bien es cierto que, Last Christmas‘ estaba pensada para competir con filmes históricos de navidad como pudiera ser ‘Love Actually’. Esta producción se ha quedado en una comedia de navidad del montón, con un reparto sobresaliente.

La mala suerte como forma de vida

Recuerdo la primera vez que vi a Emilia Clarke, era una joven de cejas negras gigantes (larga vida a esas cejas)y peluca rubia albina. Pensé para mis adentros, que muchacha con tan poca gracia. Gracias a dios, que ‘Juego de Tronos‘ ha terminado, y hemos conocido a la verdadera, carismática y divertidísima Emilia Clarke.

Quizá no haya en el cine actual, persona que transmita más felicidad y jovialidad que esta persona. En ‘Last Christmas’, se nos muestra su lado más divertido y a la vez patético. Kate es una chica corriente, que tras volver a nacer, se siente fuera de lugar y sin ningún objetivo en la vida. Elfo y dependienta de una tienda de navidad por el día y cantante fracasada de noche. Reírse de las desgracias ajenas es un clásico, y en ‘Last Christmas’ cada desgracia, es una alegría y un divertimento para el espectador.

El amor y Londres en Navidad

Si ‘Last Christmas’ destaca por algo es por mostrarnos un Londres de postal en el que querrías vivir para siempre. La historia de amor entre Kate y Tom se va tejiendo por los rincones de un Londres reluciente y brillante en Navidad.

Tras un encuentro casual con Tom, Kate volverá a sentir las ganas de vivir que perdió hace mucho tiempo. Junto a Tom recorrerá una deslumbrante Londres, que nos dejará embelesados delante de la pantalla.

Al ritmo de los clásicos de George Michael, nos aventuraremos a conocer un Londres espectacular, lleno de luces y adornos navideños. Nos adentraremos con Kate y Tom en el callejón más estrecho de Londres, un hipnotizante e iluminado Brydges Places. Atravesaremos el mercado de Leather Lane con Kate y su madre, que no puede estar más espectacular en Navidad.

Todo lo que envuelve a Kate es un júbilo y un entusiasmo constante, que nuestra protagonista es incapaz de ver y percibir. De la mano de Tom, tratará de volver a encontrarse a sí misma y recobrar esa felicidad perdida. Tom la llevará (y nos llevará), a través de una ciudad que nos enamorará y cautivará en cada rincón. Lo hará con el propósito de hacerle ver todo lo que se está perdiendo. Como bien le dice Tom en más de una ocasión, Mira hacia arriba (Look up!) y contempla el fascinante mundo que estás olvidando.

Una Santa asiática y una madre yugoslava

El reparto de ‘Last Christmas’ se cierra con dos secundarias que dan un salto de calidad a lo que podría ser una mera película de Navidad. Michelle Yeon, en el papel de Santa, es la dueña de la imaginaria y peculiar tienda Yuletide Wonderful. Un lugar, que lleva al extremo el concepto de adorno navideño.

Divertida y extravagante, Michelle Yeon, es jefa de la tienda en la que todo amante de la navidad querría trabajar, de por vida. Kate que no consigue encajar en ningún lado, terminará entablando una maravillosa relación, con su jefa Santa.

Por otro lado, y sin ser menos importante, tenemos a Emma Thompson, en el papel de madre y refugiada yugoslava. No solo, es una secundaria de lujo, sino que Emma Thompson es el toque que necesita esta película para ser todo un clasicazo en Navidad.

Divertida a la par que peculiar y con un arte innegable en eso de cantar canciones populares yugoslavas. Petra y Kate tendrán sus diferencias en más de una ocasión, pero sin duda, la verdadera historia de amor de esta película es la que se va forjando y reapareciendo entre Katherina y su madre.

Un regalo para Navidad

Durante toda la película, nos andamos preguntando, qué será lo que le pasó a Kate para dejar de tener fe en la vida. Es algo a lo que no estamos acostumbrados en una película de Navidad, sin embargo, ‘Last Christmas’ tiene ese toque de intriga, que aunque no es espléndido, si tiene su encanto.

Creemos estar viviendo la típica historia de amor, de dos chicos que se conocen en Navidad, y se cambian la vida mutuamente. Pero ‘Last Christmas’ es más que eso, esta historia es un regalo para Kate, que Tom le hace desde el primer momento que la conoce.

Tom es todo lo que Kate necesitaba para volver a nacer, y volver a vivir. Interpretado por un maravilloso Henry Golding (Crazy Rich Asians), Tom será la felicidad personificada. Esa persona que baila por la calle, simplemente porque es feliz y que mira hacia arriba, para no perderse ni un detalle de lo que Londres tiene que ofrecernos. Tom es un regalo para Kate y para todos nosotros, que no podremos más que sonreír con su presencia.

Una carta de amor a Londres y a la vida

Cierto es que, ‘Last Christmas’ no es perfecta, y que dista mucho de películas homónimas que si que han sabido colocarse en el escalafón más alto de las películas de Navidad. Pero no por eso, debemos dejar de verla.

La cinta tiene muchos ingredientes para hacerte pasar un buen rato. Desde una Emilia Clarke que brilla por encima de todo los demás, hasta la maravillosa fotografía que tiene ‘Last Christmas’, que no hace más que abrirnos el deseo continuo de pasar las navidades en Londres.

‘Last Christmas’ es una película de Navidad, que es una carta de amor a Londres y a la vida. Nunca es fácil, encontrarse a sí mismo, pero muchas veces, lo único que tienes que hacer es pararte un segundo, y mirar hacia arriba. ¿Quién sabe? Tal vez te estás perdiendo las cosas más bonitas por olvidarte de mirar y observar lo que el mundo tiene preparado para nosotros.

Y cómo regalo, os dejo, uno de los mejores momentos de ‘Last Christmas’. Todos conocemos a George Michael y sus clásicos navideños. De hecho, en ‘Last Christmas los tendrás de banda sonora. Y todos conocemos a la deslumbrante Emilia Clarke, pero no sabíamos, que tal vez se le daba igual de bien ser elfa, que cantar…

(Podría vivir eternamente con este vídeo de fondo…)

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.3
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Fotografía
  • Edición y montaje
  • Banda sonora
  • Guion
Sending
User Review
5 (1 vote)

Puntos fuertes

  • Emilia Clarke y esa felicidad constante que transmite.
  • Londres en Navidad

Otras pelis de Navidad sin las que no puedes pasar son…

‘Solo en casa’ (Chris Columbus, 1990)

Química. Me encantan las series, especialmente un buen drama. La lectura y el binge-watching como formas de vida.

Deja un comentario