.

Una torre sin cimientos cinematográficos

Sesenta millones de dólares y nombres como el de Idris Elba  y Matthew McConaughey no le han bastado a Nikolaj Arcel para realizar una buena adaptación a la gran pantalla de la novela de  Stephen King. Después de varios éxitos en Dinamarca, especialmente con ‘Un asunto real’ nominada a mejor película de habla no inglesa en los Oscar y los Globos de Oro, Arcel se trasladó a Hollywood para iniciarse en la gran industria del cine americano. Pero sus primeros pasos han sido demasiado comedidos, ‘La torre oscura’ plasma una evidente timidez en todos sus frentes.

Este intento de western fantástico simplemente ofrece un entretenimiento de muy justito nivel, visto el listón del cine palomitero de hoy en día lo que antaño podría haber sido una cinta más que correcta actualmente está condenada al absoluto olvido. ‘The Dark Tower’ apenas rasca la superficie, su desarrollo argumental es como un fast food, no ahonda en nada para intentar tocarlo todo. El apartado visual es más bien pobre y las actuaciones no dan más de sí debido a un anémico guion que convierten al héroe en un mero actor secundario y al villano en un simple espejismo de lo que debería haber sido.

‘La torre oscura’ es una fallida adaptación de una saga novelística que aborda distintos géneros, como el fantástico, terror y wester;, nada de ello se saborea en la película de Arcel, simplemente se intuye, poco más. Carente de toda alma, ilusión y fuerza ‘The Dark Tower’ escapa del desastre debido a su capacidad de entretener levemente, sin duda ayudada por su corta duración, dejándose ver fácilmente para aquel que no busca absolutamente nada más que matar su tiempo muerto con un rato de cine simplón.

Good

  • Su corta duración facilita un muy leve entretenimiento sin caer en la agonía.

Bad

  • un envoltorio que aparentaba mucho y ha resultado estar absolutamente vacío por dentro.
4

Para tarde de domingo

Fotografía - 5
Montaje y edición - 4
Música - 5
Guion - 2
Interpretaciones - 4
Nacido en el 80, Licenciado en Periodismo y currante en comunicación corporativa. Adicto al cine porqué es la única droga que consigue evadirme absolutamente de todo. Aspirante a ‘vividor’ ya que como dijo Oscar Wilde “Lo menos frecuente en este mundo es vivir, la mayoría de la gente existe, eso es todo”.