‘La guerra del mañana’ (Chris McKay, 2021). Divertida montonera

Un día el mundo se paraliza cuando un grupo de viajeros en el tiempo se transporta desde el año 2051 para entregar un mensaje urgente: La humanidad está perdiendo la guerra mundial contra una especie alienígena letal. La única esperanza de supervivencia es que los soldados y los ciudadanos del presente sean transportados al futuro y se unan a la lucha. Entre los reclutados está el profesor de instituto y padre de familia Dan Forester (Chris Pratt) quien, decidido a salvar el mundo por su hija, se une a una brillante científica (Yvonne Strahovski) y a su padre (J.K. Simmons) en una búsqueda desesperada por reescribir el destino del planeta. 

Últimamente suele pasar que el argumento de numerosas series hubiera dado, como mucho, para un largometraje. Contra lo que era de esperar, en el caso de ‘La guerra del mañana’ sucede todo lo contrario: sus dos horas y cuarto de duración se antojan insuficientes para la variopinta ensalada de subgéneros, motivos y referencias en que se erige. Consecuencia de lo cual es cierto deslavazamiento narrativo, una montonera que unas elipsis bastante toscas no hacen sino entorpecer todavía más. Insisto en que la abigarrada trama habría agradecido un despliegue en dos o tres episodios.

Tampoco la originalidad se cuenta entre las virtudes de Zach Dean y Chris McKay, respectivos guionista y director de ‘La guerra del mañana’. De hecho, parece ésta un divertimento vacacional a cargo de James Cameron y Paul Verhoeven; eso sí, falta de los presupuestos habitualmente disfrutados por el primero y aguada la proverbial mala baba del segundo. La influencia de las cintas con que ambos cineastas inyectaron una dosis generosa de anabolizantes en el terror y la ciencia ficción durante los ochenta y noventa raya en el plagio alevoso. Ni que decir tiene que las alusiones a ‘La cosa (El enigma de otro mundo)’ (‘The Thing’, 1982) y, sobre todo, incluso desde el propio título, a ‘Al filo del mañana’ (‘The Edge of Tomorrow’, 2014) son asimismo palmarias.  Ahora bien, igual de innegable resulta que se trata de una copia tan burda como rabiosamente divertida.

En efecto, ‘La guerra del mañana’ apenas si deja un par de momentos de respiro al espectador, que coinciden con los pasajes de melodrama familiar —sí, también vamos a encontrar trazas de telefilm de sobremesa—, merced a una jarana de acción, balaceras, moco y cucarachas de tres metros (y con tentáculos). La brutal escena de la llegada a 2051 constituye une elocuente y brillantísima declaración de intenciones. En tan sazonada salsa se mueven como pez en el agua el mastuerzo de Chris Pratt y especialmente un J.K. Simmons que imparte una lección magistral acerca del siempre controvertido tema de… la longitud idónea de la barba. Les acompaña la pluscuamperfecta Ivonne Strahovski en rol algo más desenfadado que el que ha venido desempeñando en la sombría ‘El cuento de la criada’ (‘The Handmaid´s Tale’, 2017-Actualidad).

En su apuesta por el espectáculo puro, Dean y McKay no tardan en abandonar las siempre sugestivas posibilidades que conllevan las paradojas inherentes a los viajes en el tiempo; si bien es verdad que no se trata de un material de fácil manejo, con un riesgo alto de quemarse las pestañas. Y pese a la grima que da el discurso libertarian subyacente a buena parte del cine comercial americano —el Estado es un paquidermo sediento de tus impuestos; dame, en cambio, un puñado de patriotas armados y salvaré el mundo—, la idea de mandar carne de cañón al futuro supone todo un hallazgo destroyer.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
2.6
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Edición y montaje
  • Banda Sonora
Sending
User Review
0 (0 votes)

Resumen

  • Lo mejor: La salvaje escena del “salto” a 2051. La verhoeveniana ocurrencia de mandar señoras como carne de cañón a una guerra del futuro.
  • Lo peor: La falta de originalidad, próxima al plagio alevoso y descarado. El (ultra) conservadurismo inherente al cine de acción.

Otras cintas de acción para disfrutar en casa son:

‘Xtremo’ (2021), pura pelea con un nulo y deplorable recorrido narrativo | Netflix

‘Sky Rojo’ (2020), neón y velocidad. | Netflix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.