‘La criada’, relaciones de poder (Im Sang-soo, 2010) | A Buenas Horas

Una vez más, todo lo que podría ser, es y supera nuestras expectativas, en una cinta coreana que se presenta con una trama que pudiera parecer mundana a primera vista, pero que explota las relaciones de poder entre iguales de una forma exquisita y totalmente rompedora.

Una rica pareja que espera gemelos contrata a una niñera para hacerse cargo de su hija mayor. Pronto el marido iniciará una relación pasional con la joven, lo que traerá oscuras consecuencias… Remake de la considerada una de las mejores películas surcoreanas de la historia, aclamada por críticos y cineastas como Martin Scorsese, “The Housemaid” (Kim Ki-young, 1960).

Aprovechando un elenco de esos estratosféricos, Im Sang-soo saca el máximo de unas interpretaciones medidas al milímetro y nos trae a pantalla una historia con toques eróticos que empuja mucho más la balanza hacia lo terrorífico que hacia lo romántico. El drama discurre y se asienta en la trama casi de forma imperceptible. Los eventos se concatenan con una normalidad pasmosa y pronto creemos conocer a los personajes de siempre. Como si la mansión en la que se desarrolla la historia fuese un lugar por el que andamos a diario, la cámara nos adentra habitación por habitación en la intimidad de una familia adinerada que conoce muy bien la miseria, pero solo esa asociada a la falsa creencia de estar por encima del resto de la humanidad.

Nuestra protagonista indiscutible es Lee Eun Yi, interpretada por ganadora del premio en Cannes a la mejor interpretación Jeon Do-yeon, una mujer que entra a trabajar como criada en casa de una familia rica que vive como ella jamás habría imaginado puede vivirse. Para una mujer olvidada por el sistema, pronto, esta casa se convierte en una especie de sueño que la atrapa con sus lujos, manjares y sensación de perfección en cada uno de sus habitantes y rincones.

Lee Jung Jae  da vida a Hoon, el cabeza de familia. Un hombre rico que no ha conocido nunca una negativa. Una de esas personas que arrasan con todo lo que tienen por delante porque se creen con derecho a ello. La falta de moralidad es clave para entender sus comportamientos caprichosos que llevan a una relación extramatrimonial con una empleada dentro de su propio hogar. Con ellos dos y con Seo Woo como Hae Ra, la esposa embarazada de Hoon, se pone en evidencia el juego de roles, la falta de ética y civismo más básico que en todos ellos brilla por su ausencia. Cada uno de los personajes se presenta amable a primera vista, incluso acogedor, pero rápidamente la máscara cae al suelo con estruendo mostrando comportamientos complejos y egoístas que nos introducen en un thriller psicológico de consecuencias devastadoras.

Es imposible no ponerse en la piel de Ahn Seo Hyun que interpreta a Nami, la joven hija de la familia, quien pronto cae rendida ante la amabilidad y cariño ofrecidos por Eun Yi. En ella se contrapone todo lo oscuro y sucio que ocurre en la mansión. Su inocencia y candor son la única brújula con la que el espectador cuenta para sobrevivir al discurrir de los días en una casa en la que nada es lo que parece. Lo mejor de este personaje son los futuribles que nuestra mente arroja sobre el. ¿Será capaz de crecer fuera de la influencia de sus padres? ¿Se convertirá en un monstruo como los que le rodean?

Pero si debemos poner el punto de atención en alguna interpretación debe ser en las de Yoon Yeo Jung como Byung Sik y Park Ji Young como madre de Hae Ra. Ambas actrices sobresalen y se comen la pantalla cuando se encuentran en acción. Su presencia física, la forma en la que se mueven por la escena y sus miradas desequilibrarían a cualquiera, y así se deja notar en el resto de personajes con los que se encuentran en acción. Para nada son personajes equilibrados o modélicos, son más bien supervivientes natas, cada cual a su manera, que harán lo que sea necesario para sacar el máximo provecho a las oportunidades que la vida ha puesto en su camino.

Ciertamente, y a pesar de las estelares interpretaciones, ‘The Housemaid’ es abrupta a la hora de hacer las transiciones vitales de los protagonistas. En más de una ocasión te encuentras cuestionando las acciones de los personajes porque no sabes muy bien de donde radican sus decisiones. Da la sensación, por ello, de que nos hemos perdido algo muy importante, ese clic en la cabeza que te hace girar 180º de dirección, pero aún así, por poco creíble o estrafalaria que pueda parecer la decisión, la acoges y aceptas porque llegados a un punto de la trama, eres capaz de creerte que esos seres humanos que se te presentan son capaces de todo.

A nivel técnico la cinta es impoluta. Los juegos de cámara, que parecen espiar a los moradores, la cercanía con la que se graban escenas íntimas y una luz que lo baña todo creando sombras que parece guardar secretos mientras nos hace centrar la atención en las figuras de los protagonistas, hacen que sea imposible separar la mirada de la pantalla. ‘The housemaid’ es atractiva y atrayente, probablemente por su estética elegante y por el carisma de sus protagonistas, pero no es eso lo que atrapa, realmente, de ella, sino esa sensación de estar viviendo o siendo partícipe de una vida que moralmente no es correcta pero si extremadamente epicúrea.

Puedes verla en Filmin, vas a disfrutarla enormemente si te gustan las cintas que mezclan géneros, de las que no sabes muy bien que esperar porque a cada giro de cámara o conversación entre los protagonistas puede cambiar radicalmente o sencillamente porque te gusta el cine bien producido y trabajado en el ámbito estético, y ahí no falla, no hay un jarrón fuera de lugar o al menos yo no lo he encontrado.

Tráiler de ‘La criada’.

¿Nos encanta?
Overall
3.5
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Originalidad
  • Edición y montaje
  • Banda Sonora
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Un elenco estratosférico.
  • Una impoluta puesta en escena.
  • Una historia de la que es difícil escapar.

Otras cintas coreanas que han pasado por el Festival de Cannes, son:

The Handmaiden’, falsa identidad (2016) | A Buenas Horas

Burning’, la miseria existencial (Lee Chang-Dong, 2018) | Filmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.