‘La Casa de Papel’ (T5, Parte 1) La acción no es todo | Netflix (2021)

El 3 de septiembre venía en rojo, marcado, en nuestros calendarios, y no es para menos, una de las series insignia de Netflix, y de nuestro país, llegaba a la plataforma creando una expectación que venía muy avivada por la descomunal campaña desplegada por el gigante del streaming. Sólo hay que pasarse por Twitter, poner el hashtag #LaCasadePapel5 y ver la cantidad de teorías y preguntas, consecuencia de los carteles que fueron apareciendo por la capital y por toda España.

El caso es que hace ya mucho tiempo que servidora se pregunta si eran necesaria todas las tramas desarrolladas en las temporadas 4 y ahora 5. Para Netflix la respuesta seguramente sea afirmativa, y es que no creo que haya plataforma que explote mejor un producto. Al final, para aquellos que les gusta una buena serie, terminarán recordando más el despropósito de las últimas temporadas, que lo rentable que fue mientras duró ‘La Casa de Papel’.

No sé cuantos de los espectadores que hoy ven ‘La Casa de Papel’ vieron en su día ‘Prison Break’ y esa inolvidable e insuperable primera temporada que dejó al público pasmado y sorprendido con su increíble historia. Muchas veces se ha comparado al Michael Scofield con el Profesor y tiene mucho de cierto, pero yo vengo aquí a hablar de lo que pasó después y de cuántas cárceles tuvo que fugarse el bueno de Michael, incluso muerto para estirar el chicle durante años sin sentido. ¿No creen que hace mucho tiempo que ‘La casa de Papel’ es un poco eso? ¿Mucho merchandising y acción (y tiros)y poco sentido en la historia?

La resistencia ha desaparecido

Quizá después de la tercera temporada donde todo quedó más o menos atado, el gran reclamo de la cuarta fue su reivindicación y su resistencia ante las injusticias del sistema y del Estado. Ese matriarcado capitaneado por la inolvidable e insuperable Nairobi o la fuerza del pueblo frente a la opresión del Estado. En esta primera parte de la quinta temporada, vemos muchos tiros y poca resistencia. La acción desmesurada y sin sentido metida a mansalva no es más que un ejemplo de la falta de trama de esta temporada.

Bien es cierto que, estamos viendo un producto a medias y que quedan otros cinco capítulos para decir adiós a ‘La Casa de Papel’ pero mucho tienen que cambiar las tornas para que le veamos sentido a estos cinco capítulos. Ni el plan Roma, ni el París, ni nada de lo visto se entiende o tiene un fin. Atrás quedaron las reivindicaciones y los planes maestros de El Profesor.

La marca de identidad de ‘La Casa de Papel’ era haber sido capaz de convertirse en un fenómeno internacional haciendo una historia muy americana con toda la esencia de las series españolas. Nairobi, Denver, Río y Tokio eran productos muy españoles y un estandarte para promover el producto nacional. La dulzura de Río desapareció el día que quisieron hacer de él un mártir. Nairobi se fue con una canción de Amaral y siendo el último gran gesto de Resistencia que vamos a ver en esta serie. Denver hace muchos capítulos que perdió la gracia y con ella su esencia.

¿Y qué pasa con Tokio? Quizá ella sea el último vestigio de verle un sentido a esta primera parte de la temporada. Y me explico. Tal vez estoy hablando antes de tiempo, y en diciembre venga yo aquí a tragarme mis palabras y decir lo bien hilado que estaba todo pero lo cierto es que, cuando decides dividir una trama en dos partes tienes sus desventajas y una de ellas es que tienes que darle algo al espectador durante estos capítulos, aunque ya sabe a priori que no van a ir a ninguna parte hasta dentro de unos meses.

Esta primera parte nos da a Tokio y no es suficiente. Los flashbacks de Tokio con René (Miguel Ángel Silvestre) no vienen a cuento, René pinta en la serie lo mismo que un cero a la izquierda. Me da la sensación que tiene más que ver con meter a un personaje nacional mundialmente conocido que con darle algún sentido a la historia. Y eso se nota, igual que se nota que, la nueva historia de Tokio es un relleno para darle profundidad a un personaje que molaba tal como era y que nada de ello era necesario para buscar emocionar con su historia. Más Tokio y Río y menos René hubiera sido suficiente para darle dimensión a la vida de Tokio. Aún así, es lo más interesante en cuanto a trama que vamos a ver en estos capítulos.

¿Qué pinta Manila y todas las nuevas incorporaciones a la banda en esta historia?

Entiendo que, cuando uno de los pesos pesados de la serie como es Nairobi se despide, necesitas rellenar huecos. Todavía está por ver que papel tiene Rafael de Fonollosa (Patrick Criado) en la historia o qué va a pasar con Tatiana (Diana Gómez) la mujer de Berlín. Y la esperanza es que, tengan mucho que decir en los capítulos que nos quedan por ver, y remonten un poquito lo que hemos visto hasta hora, porque sino volveremos a hablar de un relleno infundado e innecesario, una vez más.

De las nuevas incorporaciones que tenemos, un personaje que a mi me cabrea mucho es Manila (Belén Cuesta), su incorporación a la serie es una incorporación que tras más de una temporada, ha sido innecesaria y muy, muy sobrante. A falta de 5 capítulos para decir adiós a ‘La Casa de Papel’ tiene pinta que el círculo amoroso que quieren abrir con ella, va a tener que cerrarse mal y rápido, como todo lo que están queriendo abarcar en tan pocos capítulos. Y eso señoras y señores, era muy innecesario.

Además, venimos de hace unos meses demostrar al mundo con ‘Veneno’ que España tiene actrices trans con una calidad y un nivel de interpretación sobresaliente como para no utilizarlas en una serie como ‘La Casa de Papel’. ¿Qué nos deja esto? Nos deja a una Belén Cuesta poco creíble en un papel que no está hecho para ella y un discurso reivindicativo inverosímil y poco creíble en manos de una mujer que poco sabe o poco tiene que decir de lo que está hablando.

¿Y qué pasa con El Profesor y la inspectora Sierra?

Pintaba muy bien el encuentro de los dos mejores y más inteligentes personajes de la serie. Las antítesis se veían las caras y creo que hablo por todos si digo que lo esperábamos deseosos. Bien pues, spoiler no ha sido para tanto, como todo lo que hemos visto hasta ahora. No me digan ustedes que no era aquí donde tenía la serie que haber metido chicha y acción y dejarse de tiros entre la banda y los militares.

¿Se imaginan a Arya Stark encontrándose con el Rey de la Noche y dándole un abrazo? Pues chicos, aquí casi que al final, sólo les ha faltado eso. Vamos a esperar y ser prudentes, pero tiene pinta de que ya poca lucha entre estos dos vamos a ver en lo que queda de serie. Y esto si que es noticia, porque las expectativas de la guerra Profesor – Sierra era de las que se esperaban épicas.

Ya se venía atisbando pero ahora casi está confirmado, la esperanza de la serie es Berlín. Siempre nos quedará Berlín. No sabemos si los carteles de Netflix por Madrid tienen algún sentido y si la pregunta a si Berlín fingió su muerte serán verdad, pero lo cierto es que, el batacazo o no de la serie en su final va a estar muy ligado a la trama de Berlín. Y mi deseo sincero es que espero que pueda callarme la boca a mi y todos los espectadores desilusionados como yo y dejar a la serie donde en un principio se merecía.

Netflix es un negocio

No podemos olvidar que Netflix es un negocio y ‘La Casa de Papel’ junto con ‘Stranger Things’ son su ‘Juego de Tronos’ particular, por lo que no es de extrañar que trate de exprimirlo al máximo el tiempo que dure. ‘La Casa de Papel’ una vez asentada entre el público, lo único que tiene que hacer Netflix es vender y para ello los tiros, los militares y la acción son idóneos. Y si a eso añades personajes interpretados por reclamos nacionales e internacionales, el producto se vende solo.

En conclusión, durante un tiempo efímero ‘La Casa de Papel’ con Nairobi y El Profesor a la cabeza fue una oda a la resistencia y un soplo de aire fresco en tramas de este tipo, con una Nairobi extraordinaria en su papel de líder. Ahora es sólo un negocio y un reclamo para la plataforma y no les juzgo, porque aquellos que les gusta la acción verán la serie y aquellos como yo que se cautivaron con personajes como Nairobi, El Profesor o la inspectora Sierra, también lo harán, porque para lo que queda de la serie, la sensación es la de que ya…hay que terminarla.

Tráiler ‘La Casa de Papel’


¿Nos encanta?
Overall
3.3
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Banda sonora
  • Edición y montaje
Sending
User Review
4 (1 vote)

Puntos fuertes

  • La música clásica que acompaña las escenas de acción y la banda sonora en general.
  • Las escenas de acción tan armónicas y trabajadas

Otras series que nos encantan…

‘Valeria’ (T2, 2021) La música hace mucho | Netflix

‘Dr. Death’ (2021), te estremecerás desde el primer minuto | Starzplay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.