.

‘Just Between Lovers’, llueva o truene (2017)

Un momento puede truncarlo todo. Con esta desgarradora realidad comienza 'Just between lovers', una serie que aúna tragedia, rabia y pánico dándoles forma forma de ser humano.

Lee Kang Doo (Lee Jun Ho) soñaba con convertirse en jugador de fútbol, pero el derrumbe de un edificio sobre sus hombros acabó con ese sueño, así como con la vida de su padre y otras 47 personas más. Ha Moon Soo (Won Jin Ah) será una de las supervivientes, no así su hermana, quien se cuenta entre las víctimas.

Ambos personajes, más ligados de lo que jamás creían, tanto por el dolor como por la superación se reencontrarán años más tarde intentando sobrevivir a su pasado en una sociedad que no comparte su dolor y no es capaz de darle respuesta a sus necesidades emocionales.

‘Just between lovers’ explora la sociedad coreana con una perspectiva real y cruda. Nos habla de como los ciudadanos más pobres quedan abandonados al brutal capitalismo. Se muestran los barrios más pobres, con callejones donde se reciben palizas, donde se compra el cuerpo de una mujer y donde los tiburones prestamistas hacen su agosto independientemente del mes del año que sea. Pero junto a toda esta decadencia se presenta el único rayo de luz posible, la resilencia y con ella la superación de las adversidades.

Los personajes no se muestran solos, a la miseria le encanta la compañía, y los protagonistas aprenden poco a poco a compartir su dolor para así poder sobrevivir. Lee Kang Doo y Ha Moon Soo fueron víctimas del colapso de un edificio que les dejó heridas incurables, y ahora, diez años después se reencontrarán mientras crean el monumento ceremonial para recordar a las víctimas de esa tragedia.

Es muy interesante ver como los personajes, incluso los secundarios adquieren fondo y cuentan su historia conforme avanzan los episodios. En este aspecto la serie es muy completa y compleja, ya que ninguna historia se queda sin mostrar, y cada una de ellas es desgarradora a su manera.

Hay un momento de la serie donde Lee Kang Doo le pregunta a la dueña del club ‘Marianne’ cuanto más bajo se puede caer socialmente, cuanto puede soportar en términos de angustia , dolor y pérdida una persona que ya lo ha perdido todo menos la vida. Este tipo de diálogos nos hace reflexionar sobre una sociedad que, a amplia escala, vive dentro del ‘sálvese quien pueda’, una sociedad que abandona a quien más lo necesita.

La crítica es continuada en este aspecto, y por eso nos encanta, porque es capaz de presentar historias de amor, reencuentro y superación, pero siempre remarcando la idea del innecesario sufrimiento que cada uno de los personajes padece al encontrarse obviados y olvidados por el sistema.

La historia se encuentra muy fragmentada y vamos aprendiendo a colocarla en su lugar gracias a los flashbacks que se van ofreciendo, los cuales son narrados en algunas ocasiones por los protagonista, y que están bien repartidos y montados a lo largo de los dieciséis episodios con los que cuenta la trama.

Sin lugar a dudas, ‘Just between lovers’ no es el típico dorama que podrías esperar, y por eso adquiere matices realistas con los que podrás verte relacionado y que de una forma u otra resuena en nosotros.

Eso sí, no todo es miseria y dolor, hay amistad a raudales, base clara de la serie, y la necesidad imperiosa que hay en todos nosotros de ser aceptados y queridos, y por supuesto de querer es presentada en todas sus vertientes. Lee Kang Do, Ha Moon Soo y el resto de personajes aprenden a quererse a sí mismos mientras se enamoran de otra persona.

Técnicamente la fotografía está muy cuidada, es una serie muy ‘casera’ por así decirlo, ya que al tratarse de una historia cotidiana, siempre acaece en los mismos escenarios, la casa de baño, el estudio arquitectónico, sus respectivos hogares o el lugar de la obra.

Todos esos sitios a pesar de lo ‘corriente’ están cuidados y detallados a la perfección, aprendemos de los personajes a través de sus viviendas, algo que no siempre se transmite cuando vemos una serie. Su personalidad se transmite con ellos y transfiere al ambiente general de la obra esos matices finales para conocer a los personajes de forma profunda ofreciéndoles una cercanía con el espectador que de otra forma no obtendríamos.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.4
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Montaje y edición
  • Fotografía

Puntos fuertes

  • El carisma de los personajes
  • Las ganas de vivir
  • La tragedia sobre la tragedia

Te recomendamos

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario