.

‘Indomable (Haywire)’ | A buenas horas…

Crítica de la película del 2011 dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por Gina Carano

La ex marine Mallory Kane es una agente secreto que trabaja para el sector privado, una experta en artes marciales a la que contratan diferentes gobiernos para llevar a cabo peligrosas misiones «extraoficiales». Una de sus últimas misiones fue la de liberar a un disidente chino secuestrado en Barcelona. Pero la operación tendrá unas consecuencias inesperadas, tanto para ella como para todos los altos cargos involucrados en la organización del rescate.

Poco por (de)mostrar

Un thriller de acción que no deja ver nada diferente a los básicos del género: una agente secreto ultra preparada para todo que tiene problemas con organizaciones varias. Steven Soderbergh es el director de la cinta, y resulta chocante ver como su obra registrada número 30 rezuma un aroma con ciertos matices de experimento.

Y decimos, es curioso, porque anteriormente ya lo vimos dirigir ‘Sexo, mentiras y cintas de vídeo’ en otra cinta con formato ensayo, pero posteriormente a esta del ’89 tenemos en su filmografía ‘Traffic’; ‘Erin Brockovich’; nuestra querida trilogía ‘Ocean’s’ y el mismo año ‘Contagio’. Hasta la serie ‘The Knick’ le tiene como culpable…

Es interesante, eso si, pues nos enfrentamos a una cinta de acción con planos fijos y en ciertos momentos interminables, cuyo límite se sobrepasa llegando a resultar excesivos para el devenir de la trama. No es convencional ni se rige por los mismos ritmos narrativos que toda película de acción suele albergar, dejando volar la imaginación en minutos de metraje e indagando en un movimiento y acción donde la potencia de la misma se encuentra en la tensión latente de lo que estamos viendo en la pantalla, y no en mareantes bamboleos de cámara.

Elegante

Elegante podría ser la palabra para definir dicha acción. Y gran parte de la culpa de que esta elegancia se sienta en pantalla es de la protagonista, Gina Carano, quien resulta ser la gran estrella de la película. Venía de una película del 2005 llamada ‘Muay Thai Girls’ y de ser Crush en ‘American Gladiators’, y resulta ser una elección protagonista impecable.

Su ritmo es el que la propia trama rige, pero ella es la que danza con el mismo y sirve la tensión al espectador. A su lado, el resto de un elenco plagado de estrellas, más consumadas y con más tablas, queda en nada. A saber, Ewan McGregor, insípido y con un rictus constante. Su paso por la cinta no es el gran aliciente para verla, por muy seguidor del protagonista de ‘El escritor’ que seas.

Michael Douglas aparece detrás del escritorio y tampoco es que se pueda disfrutar de sus aptitudes al 100%. Quizás en Channing Tatum y en Michael Fassbender si encontremos algo más de deseo frente a la cámara… algo más de demostración de esas tablas, pero totalmente alejados de sus papeles naturales. Quizás ese ritmo que Soderbergh les propone no es el que mejor les viene a ninguno de los protagonistas.

Antonio Banderas tiene un paso más testimonial que otra cosa, por lo que tampoco es necesario entrar en detalles sobre ello. Es decir: ‘Indomable (Haywire) tiene un grupo de actrices y actores por encima de sus posibilidades.

La tensión

En una huida por la acera, a paso lento, mirando fijamente a otro lado… en una carrera por los tejados… en un entrada a la habitación del hotel. Esa acción tensa y lenta, furiosa pero relajada. Ahí es donde el encanto de ‘Indomable (Haywire)’ aparece… pero donde también se disipa. Llevado al límite y sin controlarlo 100%, Soderbergh estiliza la película a su gusto y la eleva hasta el punto que quiere. Tenemos pues una historia básica, incluso repetida, pero con un ritmo narrativo diferente e interesante… lo que la lleva a aprobar.

Overall
2.5
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Hago cosas. Visto camisas, bebo café y me gusta la tinta. Si no te gustan estos defectos, tengo más.

Deja un comentario