Ilse Salas, todo lo que piensa de ‘Señorita 89’

Si te está gustando ‘Señorita 89‘, que desde el día 27 de febrero puede disfrutarse en Starzplay o te mueres por saber como ha sido para la Ilse Salas atreverse con un papel complejo y que expone muchísimo ante la cámara, cómo ha ido el rodaje y qué piensa de todo lo relacionado con los concursos de belleza y el papel de la mujer en pleno siglo XXI solo tienes que seguir leyendo.

Thriller en formato de serie de 8 episodios, ambientado en el glamour mexicano de los años 80 a través de los concursos de belleza. Sigue a Concepción (Ilse Salas), la matriarca del concurso de belleza más importante del país, quien, junto a un equipo de expertos maquilladores, entrenadores y hasta cirujanos, recibe en su finca ‘La Encantada’ a las 32 finalistas. Allí vivirán 3 meses de duro entrenamiento hasta llegar al certamen de Miss México. Lo cierto es que debajo de las apariencias, la ropa y el maquillaje se encuentra un mundo oscuro en donde al final las concursantes competirán no solo por llevarse la corona, sino que también, por salir con vida del certamen.

Hablamos con Ilse Salas, una de las grandes actrices del momento en México. Una profesional que ha trabajado en cine, televisión y cine, siempre muy preocupada por los movimientos culturales y artísticos de su tierra. Comenzamos.

Marta: Bueno Ilse, muchísimas gracias por atendernos.

Ilse Salas: A ti, a ti. Muchas gracias.

Marta: Enhorabuena por la serie. Solo he podido ver 4 episodios, pero… ¡Estoy enganchadísima! Fascinante.

Ilse Salas: ¡Que bueno! ¡Gracias!

Marta: Creo que aquí en España va a ser un producto que va a gustar mucho porque es muy distinto a lo que podemos ver en pantalla normalmente y creo que va a gustar mucho.

Ilse Salas: ¡Ay! Ojalá, ojalá. Háganle mucho ruido por favor – sonríe –

Marta: Si, si. No te preocupes porque vamos a hacerlo porque, totalmente, merece la pena. ¿Qué pensaste cuando tuviste la posibilidad de participar en este proyecto? ¿Cómo te llegó Concepción?

Ilse Salas: La verdad es que, primero, yo estaba viviendo en Nuevo Méjico alejada de todo, en una cabañita con un invierno atroz. Me empezaron a buscar, pero yo no entendía bien. Me dijeron que era una serie acerca de un concurso de belleza, de concursos de belleza en los 80, y quieren aleccionar a las muchachas con clases de cultura general…Imagínate, pobres los que me pasaron ese chisme porque me llegó muy mal todo y yo dije “No, no… ¿Quién dirige? – No, no sabemos quién es el director (Recalcando con la mano el género de la palabra) No, y además lo dirige un hombre…No, no me interesa.” Y luego, ya recibí un mensaje directo Lucía Puenzo quiere hablar contigo y ahí ya fue donde me dijo “No Ilse, YO soy la creadora de esta serie y se trata de esto y de esto y de esto…” y dije “Ahhh, bueno entonces CLARO que me interesa” Hablar del lado oscuro de los concursos de belleza, me interesa que lo escriban y que lo dirijan mujeres y nada, meterme a ese mundo que bueno, tu ya viste de que va un poco.

Marta: La verdad es que cuando desde fuera te acercas a la serie yo era muy reticente también a verla porque piensas “bueno, ahora vamos a ver algo más de vendernos un concurso de belleza como antiguamente” y en cambio, es verdad, que seguimos viviendo en un mundo que tiene la cultura del like y hay muchas similitudes todavía con el año 89 y han pasado más de 30 años, pero casi que seguimos inmersos en la misma cultura entonces ¿Para ti como es, a nivel personal, trabajar un personaje como Concepción? Porque supongo que te parecerás en alguna cosa a ella y en otras muchas no entonces ¿Como lo has trabajado?

Ilse Salas: Me parezco, o me he parecido, con toda la vergüenza del mundo lo digo…En algún momento de mi vida, quizás antes de hacer conciencia de lo que estaba diciendo, he mencionado y lo seguiré mencionando. Yo recuerdo de niña ver los concursos de belleza con mi hermano y con mi mamá. Claro una chiquilla de 11 o 12 años diciendo “¡Ay no! ¿Cómo va a ganar esa? Que piernas tan horribles… ¡Ay no! Se ríe espantoso… ¡Ay que tonta! A ver cómo responde…” Sin jamás reparar en la crueldad de lo que estaba diciendo ni mi madre, ni mi hermano, ni nadie, o sea…Era lo que veíamos los domingos yo y millones de personas. No fue hasta muy mayor que yo me empecé a cuestionar los estereotipos de belleza. Yo antes con 15 años, es que ahora lo pienso que soy madre y que veo a mi hijo de 9 años y veo a niñas de 12 años haciendo dieta y me parece una aberración, pero claro que yo a los 15 años estaba a dieta rigurosa, imagínate, porque nos vendieron eso, yo lo compré. Por eso digo, me avergüenza parecerme a Concepción, pero claro que me he parecido. También el viaje de Concepción es super interesante porque empieza, no les quiero desvelar mucho de la historia, pero, -sonríe nuevamente-, no se queda ahí es una mujer con una inteligencia y una sensibilidad que no le permite quedarse nada más en la superficie y empieza a tener epifanías.

Marta: Dirías que evoluciona, ¿no? Que es un personaje que no se estanca si no que a lo largo de la serie va creciendo como personaje, ¿no?

Ilse Salas: Si, sí. Va creciendo y nos damos cuenta también de donde viene la dureza y de donde viene su manera de actuar, de dirigirse a ellas…En fin, nadie nace monstruo. Eso es algo que siempre tengo claro con todos los personajes que me tocan, o sea, vienen de algún lugar y normalmente son de heridas muy profundas que las convierten en eso, entonces nada, la verdad fue un lujo hacer este personaje y fue un lujo hacerlo de la mano de mis directoras y del elenco que es fantástico.

Marta: ¿Qué tal ha sido trabajar con tantas chicas? Porque son actrices muy jóvenes, son las promesas ¿no?, que van a arrasar seguro allí en vuestra tierra y seguro que va a llegarnos aquí a Europa, pero son muchísimas actrices ¿Cómo es trabajar con tanta gente?

Ilse Salas: La verdad es que, a mí, o sea, es una serie tan coral que yo necesitaba, tenía antojo, de compartir más escenas con todas porque me intrigan, porque me parecen fantásticas, porque son jovencitas…Yo tengo mucho que aprender también de ellas, ¿no? También como un golpe de “Madre, les llevo 10 años” -Se pone la mano en la cara y se ríe como buena señora, educada, que es- O sea, la edad, es que yo sigo pensando que tengo 31 años hasta que me doy cuenta que tengo 40 ya cuando estoy platicando con una de 31, ahí es cuando capto que no, que les llevo una década. Y si, fue chocante y muy divertido darme cuenta de que “ay no, yo ya no soy de esa generación, yo ya estoy como la tía grande” pero nada, me hace muchísima ilusión verlas en pantalla, ver lo que hacen y sus historias son super conmovedoras.

Marta: Tú, como bien has dicho, eras muy jovencita es que en año 89, con 9 añitos, 10. Entonces tu has vivido esos años 80, esos principios de los 90 como bien decías con una cultura totalmente, se supone que totalmente, distinta y una forma de acercarte a la televisión y a los concursos de belleza que se supone que a día de hoy hemos pasado, pero realmente yo no creo que sea así, creo que simplemente se ha cambiado la plataforma. Ya no hay concurso de belleza como tal, pero sí que están Instagram o esas grandes plataformas siguen estando ahí. Cuando has trabajado con esas actrices más jóvenes ¿Como ha sido para ellas hacer el trasvaso incluso a una época que ni siquiera han vivido? Porque claro: Vestuario, maquillaje, totalmente distinto a la actualidad…

Ilse Salas: Pues no sé, si hablábamos de eso como que yo tenía precedente, yo, Eduarda, Marcelo Alonso…La generación de los mayores en la serie. Recordábamos eso “¡Ay! Así se vestía mi mamá”, “Esta canción era típica de cuando yo iba en el coche a escuela”, Y ellas, así como perdidas un poco en el limbo, pero tampoco es una historia muy lejana, y hablábamos y compartíamos historias, pero bueno supongo que para ellas habrá sido distinto, no sé. Habrá cosas que les parecerá muy, muy, muy lejanas y muy extrañas y ciertamente para mi no.

Marta: No se lo has notado, ¿no? Al estar trabajando juntas para ti ha sido cómodo el trabajar con ellas y el transportarlas también a ese mundo porque tu lideras ese grupo de mujeres en la trama y se nota en pantalla y supongo que lo habrás notado tú al trabajar con ellas también.

Ilse Salas: Si, si, no. O sea, fue de lo más cómodo, lúdico y bonito trabajar ellas y además, tristemente como tu decías, hay muchas cosas que no cambian, que siguen igual. Decías “Ya no hay concursos de belleza, están las plataformas” están las plataformas, pero también están los concursos de belleza. O sea, yo sigo en shock de que siga existiendo Miss Universo y que siguen estando los jueces (Recalcando una vez más el género masculino de la palabra con la mano y la expresión de su cara), ahora hay un poco más de mujeres, pero…Pero son unos hombres con dinero, en una mesa, diciendo que calificación les ponen a las piernas de Fulana…O sea me parece, ¡es que no lo puedo creer! Si que existen.

Marta: Yo pensaba que ya era algo del pasado totalmente. Bueno, esperemos que ‘Señorita 89’ llegue muy lejos y pongo ese punto crítico en la objetivación de la mujer y se siga hablando de este tema, que creo que lo necesitamos. Muchísimas gracias por atreverte a contar la historia, te deseo muchísima suerte estos días con el proyecto.

Ilse Salas: ¡Muchas gracias! Un abrazo.

También hemos hablado con Coty Camacho

Y tenemos la crítica sin spoilers de ‘Señorita 89

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.