‘If you wish upon me’, nieve en pleno verano (2022)

¿Estás lista para la ‘Chocolate‘ de este 2022? Desde que ‘If you wish upon me’ arranca sabes que vas a llorar en cada episodio, con cada personaje y con cada recuerdo y aún así será imposible abandonar. Este K-drama es un viaje hacia el deseo inherente en cada una de nosotras de vivir y ser recordadas, y una muestra perfecta de que la humanidad sigue siendo bondadosa a pesar de la miseria y tristeza que rodea a muchas almas.

La vida de Yoon Gyeo-Rye (Ji Chang-Wook) ha sido dura. Vivió en un orfanato y también pasó un tiempo en un centro de detención juvenil y una prisión. Lucha por tener una vida normal. Debido a un incidente, comienza a trabajar como voluntario en un hospicio. Allí, trabaja con el líder del equipo de voluntarios Kang Tae-Sik (Sung Dong-Il) y la enfermera Seo Yeon-Joo (Sooyoung).

Tras leer la sinopsis quizá pienses que esta serie no tiene nada nuevo que ofrecerte, y más que probablemente no encuentres en ella un producto innovador, pero si uno conmovedor, cálido y atractivo gracias a un reparto de esos que crean un conjunto sólido y compenetrado que permite al espectador disfrutar de los miles de matices que viven en cada uno de ellos mientras el día a día transcurre en un hábitat muy reducido pero extrapolable a cualquier punto del planeta.

Y es que hay cosas, como la muerte o ser conscientes del tiempo que nos queda sobre la Tierra, que nos unen más que nos separan, y es en eso en lo que se apoya ‘If You wish upon me’ al acercarse al público independientemente de su lugar de origen. El hospicio en el que se desarrolla la historia hace de eje vertebrador del cual van saliendo últimos deseos que el equipo “Genie” intentará hacer realidad. Así es como conoceremos poco a poco a pacientes y cuidadores, y como experimentaremos sus anhelos y miedos más profundos. Prepárate, este elenco lo borda.

Pero aunque hasta ahora, lo que has leído grita drama a los cuatro vientos, puedo asegurarte que habrá situaciones cómicas que te arrancarán la carcajada, y lo harán justo en el momento adecuado. La mezcla con el drama hace de esta una serie equilibrada y llevadera, pese a su dureza. La dualidad entre lo doloroso y lo reconfortante no se verá tan distanciada.

Vas a reflexionar mucho mientras pasan los episodios y temas como la eutanasia, la medicalización y el manejo del dolor entren por unas puertas abiertas de par en par. ¿Hay una única forma de enfrentarse al dolor? ¿Cómo se hacen las paces con una enfermedad terminal? ¿Es posible disfrutar del tiempo que nos queda aun estando enfermos? ‘If you wish upon me’ es compleja y difícil de ver porque pone sobre la mesa preguntas para las que no queremos tener respuesta por lo que ello supondría.

La idea de que nacemos arropados, pero morimos solos es la que los trabajadores del hospicio buscan erradicar, y mientras trabajan para lograrlo se nos muestra como afecta a sus vidas y relaciones la profesión y camino que han escogido. Hay espacio para borrar la palabra egoísmo o culpa que aquellos que tratan y cuidan de quien se encuentra enfermo porque el dolor no es exclusivo y lo hay de todo tipo. El guion se preocupa, así, de la necesidad de expresar el dolor y no embotellarlo y a un mismo tiempo de dar validez e importancia al sufrimiento emocional del cuidador, quien padece junto al paciente, aunque sea en escala y matices distintos.

Ser feliz donde menos lo esperas

Más que probablemente nos sorprendería si alguien nos dijese que ha encontrado la felicidad y un hogar en un hospicio, uno de los sitios más tristes del mundo, ¿verdad? Desde el primer minuto de ‘If You wish upon me’ reconocerás que es cuestión de óptica, de ver el vaso más lleno que vacío y serás consciente de que la felicidad está en las pequeñas cosas que nos rodean, siempre que quiera encontrarse. Disfrutar de la comida en compañía, de la lectura de un libro o de sencillamente estar sentado al sol en una tarde de invierno.

Será en esa particular atmósfera que Yoon Gyeo-Rye sane. Un joven roto, cuyo pasado le persigue empujándole a vivir un presente lleno de acciones erróneas, día tras día, incapaz de aceptar la amabilidad de otros porque no es capaz de reconocerla. Ji Chang-Wook consigue conmovernos dando vida a Gyeo-Rye como en pocos dramas lo ha hecho hasta la fecha.

Por su parte la enfermera Seo Yeon-Joo, interpretada por Sooyoung, aportará a la historia vitalidad y candidez. Con una personalidad muy peculiar, la joven cuida de sus pacientes con entereza y alegría. Poco le costará caer enamorada de Gyeo-Rye y esa relación, madura a la par que infantil encajará perfectamente en esta trama que sencillamente se apoya en el discurrir diario.

Y cómo íbamos a llamarlo K-drama si no decimos su nombre. Sung Dong-Il no solo aparece, sino que lleva sobre sus espaldas gran parte de la carga dramática de la serie dando vida a Kang Tae-Sik, el encargado de dar forma a esos deseos finales que los pacientes del hospicio quieren ver hechos realidad antes de morir. Siendo el pegamento del hospicio, veremos como todos y cada uno de los personajes que aparecen, independientemente de su importancia narrativa, se verán tocados por su presencia.

El resto del reparto es de un alto nivel. Ninguno de los más de 60 actores que pasan por los 16 episodios que dura la serie podría hacerlo mejor. Aunque, si debemos destacar el trabajo de algunos de ellos tendríamos que mencionar el nombre de Nam Tae-Hoon, quien hace las veces de gánster que persigue al protagonista y qué sencillamente se sale, así como a la joven Park Jin-Joo, ‘It’s Okay to Not Be Okay‘, para quien ya necesitamos un protagónico que le permita mostrar al mundo la calidad artística que desprende por cada uno de sus poros.

Técnicamente nada grita aquí estoy yo. La banda sonora es acertada y bonita, así como lo es su fotografía. Destaca por encima de todo lo bien escogidas que están las localizaciones, que son verdaderamente dispares y contrastan enormemente en tonalidad y energía, plasmándose, gracias a ellas, muy bien el ambiente y el tono de la escena.

Este K-drama está inspirado en ‘Ambulance Wish Foundation‘, un programa que comenzó originalmente en los Países Bajos, concediendo deseos a pacientes con enfermedades terminales. Si eres fan acérrima de Ji Chang Wook probablemente no necesites ánimos para verla, pero si aún tienes tus dudas, no la dejes pasar, tiene muchas más cualidades positivas que negativas y no te arrepentirás en ningún momento de haberla visto.

Tráiler de ‘If you wish upon me’

¿Nos encanta?
Overall
3.8
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Guion
  • Originalidad
  • Edición y montaje
Sending
User Review
5 (1 vote)

Puntos fuertes

  • El gran reparto coral con el que cuenta.
  • Historias duras y realistas, bellamente contadas.

Otras series protagonizadas por Ji Chang Wook son:

The sound of magic’, ¿Crees en la magia? (2022)

Backstreet Rookie’, un torbellino de emociones (2020)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *