.

‘I hear your voice’, lo que descubre una mirada (2013)

Después de superar una infancia difícil, Jang Hye Sung, Lee Bo Young, se convierte en abogada de oficio, con pocas ganas de hacer su trabajo y con una falta de modales extraordinaria. Su vida cambia cuando se encuentra con Park Soo Ha, Lee Jong Suk, un chico de escuela secundaria con la capacidad sobrenatural de leer los pensamientos de la gente mirándola a los ojos; Soo Ha ganó esta habilidad después de ver a su padre siendo asesinado siendo aún un niño. ‘I hear your voice’ es la historia de su destino pasado, presente y futuro.

‘I hear your voice’ es uno de esos K-dramas que comienzan cómo lo ha hecho este pasado año ‘Tale of the Nine Tailed’, con una tragedia en la carretera. Esto ya te asegura una historia que tendrá ligado un pasado traumático en un presente muy marcado por la tragedia. Así, los personajes y el guion, contarán con un fondo de peso sobre el que desarrollar su historia.

Lo más destacable de ‘I hear your voice’ es la profundidad emocional con la que trabaja. La idea de soledad, la falta de intimidad y lo que el corazón quiere pero el sentido común rechaza son claves para el desarrollo de la historia, aunque, por desgracia, no se toma lo suficientemente en serio como para dejarnos la huella que debiera en este aspecto. Si nos paramos a pensar en la habilidad que nuestro protagonista tiene, rápidamente todas estas cuestiones dan un paso al frente. Estamos ante una persona que puede leer los verdaderos pensamientos de quienes tiene delante, y esto no solo viola la privacidad de esos sujetos, sino que además aísla muchísimo a quien puede leerlos ya que no hay forma de esconderse de lo que verdaderamente piensan los demás.

Es una habilidad que se usa, a lo largo de la trama, como modo de unir a Jang Hye Sung, esa abogada con pocos escrúpulos que ve en esta capacidad una mina de oro, ya que le será de gran utilidad en su día a día dentro de la sala de audiencias. Park Soo Ha enseguida reconocerá a Jang Hye Sung como esa chica que creyó en él cuando nadie lo hizo, ella, en cambio, tardará más en relacionar al joven que tiene delante con aquel niño cuya historia cambió su vida. Cuando se descubra que el pasado que vivieron juntos regresa para saldar cuentas, pronto su relación crecerá y la lealtad y el sentido de protección y deuda, se tornará en un profundo amor y cariño. Y, será entonces, cuando entre en juego la diferencia de edad, y la colisión entre esferas vitales totalmente distintas.

Esto introducirá en la trama escenas altamente emotivas, diálogos que se hablan con la mirada y bellas escenas de convivencia que calan por su cotidianidad, ternura y buen planteamiento. Esta serie, es una de las más queridas en el mundo dramalover, y no nos extraña cuando le echamos un vistazo al reparto, en el que encontramos a un jovencísimo Lee Jong Suk, que, como cada vez que lo vemos en pantalla, nos asombra con un repertorio interpretativo de mucha calidad. En ‘I hear your voice’, da vida a un joven con un alto sentido del deber, aunque muy afligido y compungido por su vida pasada.

Me decepcionó en cambio, Lee Bo Young, a quien esperaba encontrar fascinante y atrayente como en ‘Cuando florece mi amor’, pero que quizá, por el guion y personaje al que da vida, aparece como estereotipada y bastante mediocre. No convence, y solo llega cuando su expresión es la que lo dice todo y las palabras son innecesarias (en esas escenas que comparte con Lee Jong Suk, en las que leyendo sus pensamientos, entablan una conversación que no requiere palabras, que justo hemos mencionado arriba).

A pesar de todas las cosas buenas que hay en ‘I hear your voice’ a nivel de profundidad en su historia y calidad interpretativa, debo decir, que comienza muy corriente, aunque va mejorando con el paso de los episodios. Las escenas relativas a la historia pasada tienen mucha intensidad y ritmo, algo que luego se pierde y vuelve a ganar. Más bien es una montaña rusa que por desgracia nos da un final demasiado predecible y lento en exceso.

Si me preguntas a nivel personal te diré que tiene unos rasgos demasiado telenovelescos para mi gusto y unos personajes secundarios muy forzados, exagerados e incluso sobre actuados, lo que hace que la serie pierda mucho en una puesta global cuya edición y montaje en posproducción puede llegar a ser repetitiva.

Aún así, el nivel de entretenimiento que encuentras en ella es asombroso, porque tiene todo lo que nos gusta de un buen k-drama. Infinitas posibilidades, el qué será, una lucha interna brutal de sus protagonistas, mucho crecimiento personal en los personajes principales, el añadido de una subtrama de venganza y unas escenas románticas que calan durante el visionado quedándose, esa sensación de ternura y paz contigo, una vez termina el último episodio. Y, ciertamente, muchas veces no necesitamos nada más.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.2
  • Fotografía
  • Guion
  • Originalidad
  • Edición y montaje
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Una relación dinámica, bonita y que, aunque ves venir, te enamora
  • Unos personajes con mucho bagaje.
  • La tremenda puesta en escena de Lee Jong Suk

Otros K-dramas de Lee Jong Suk y Lee Bo Young son:

‘Romance is a bonus book’, aún tienes el resto de tu vida

‘Cuando florece mi amor’ (2020) A true love story

Muchas gracias a @giner_roser por su recomendación. He disfrutado mucho de este k-drama sabiendo que era para ti tan especial.

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*