‘Hymn of death’, y por fin descansar (Park Soo-jin, 2018)

‘Hymn of Death’ es uno de los K-dramas románticos más tristes y descorazonadores que he podido ver en los últimos tiempos. En solo tres episodios de una hora se narra el destino de dos jóvenes artistas surcoreanos que se conocieron y enamoraron en un momento de enorme complejidad y miseria en Corea, durante la invasión japonesa. Esta historia, basada en las vivencias reales de Kim Woo Jin y Yun Sim Deok, te atrapará y hará que indagues en su vida y obra. La realidad siempre supera la ficción y por eso este relato duele un poco más.

Kim Woo-Jin (Lee Jong-Suk) es un escritor teatral en la época en la que Corea está bajo ocupación japonesa. Está casado pero se enamora de Yun Sim-Deok (Shin Hye-Sun), la primera soprano coreana. Ella graba la canción “Praise of Death” que se convierte en la primera canción pop coreana en 1926. El destino de Kim Woo-Jin y Yun Sim-Deok termina trágicamente.

Solo cinco años (1921-1926), ese fue el tiempo que se conocieron nuestros protagonistas. Todo empieza en un grupo de teatro en el que jóvenes coreanos que se encuentran estudiando en Tokio se juntan para montar una obra que luego poder representar en su tierra natal. Kim Woo-Jin, es el encargado de dirigir la obra. Junto a él, amigos artistas se unen para ensayar tarde tras tarde. En esos ensayos es donde conoce a Yun Sim-Deok, quien deslumbra al grupo con su talento para el cante.

Todos estos jóvenes, a su manera, se rebelan aun a sabiendas de que jamás ganarán a un gigante demasiado grande para ellos. Japón los subyuga y asfixia, mientras a un mismo tiempo se nutre de su talento y juventud y todo ello es mostrado en un K-drama de bellísima factura que cuida todos los detalles importantes que nos hacen viajar atrás en el tiempo.

La puesta en escena es delicada y presenta cuidado y respeto por la época en la que se desarrolla. Desde el vestuario hasta las localizaciones insuflan un halo de tristeza, y, a un mismo tiempo, pausa que solo se ve roto en contadas ocasiones haciéndonos salir de la burbuja de ensueño que el romance que nos presenta la historia nos hace vivir a través del vals rumano ‘Olas del Danubio’ de Ion Ivanovici.

Obviamente la banda sonora es vital en la narración. No podemos evitar preguntarnos si la actriz es quien canta durante sus escenas. La belleza de su voz es tal que nos hace dudar. Aunque no es solo esa parte de la banda sonora la que nos cautiva, son las canciones que aparecen de fondo en las escenas más trascendentales de la relación de nuestros protagonistas las que nos permiten tener una experiencia completa mientras nos dejamos llevar por el trágico romance que los une.

El – Kim Woo Jin

Lee Jong Suk vuelve a trabajar para el director Park Soo-jin como ya lo hiciera en ‘While you were sleeping‘. Esta vez, su papel difiere mucho de ese trabajo, aquí debe dar vida a un joven atormentado por la situación de su país, por su falta de acción para ponerle fin y sobre todo por la presión filial que le obliga a tomar decisiones que nunca le ofrecen felicidad. A un mismo tiempo, debe mostrarse lleno de vitalidad, radiante, cuando está junto a Shin Hye Sun y ambos interpretan a una pareja que encuentra consuelo y un oasis en la presencia y compañía del otro.

Kim Woo-jin, fue un poeta y dramaturgo conocido por obras como ‘Wild Pig’ y ‘Leaving Home’. Woo-jin escribió bajo el seudónimo de Kim Soo-san, tal y como podemos ver en la serie. Su vida, lejos de ser fácil gracias a la posición acomodada de su familia, fue, para el poeta, una enorme losa de soledad.

Estudió en la Universidad Agrícola de Japón y, posteriormente, estudió literatura inglesa en la Universidad de Waseda. En la década de 1920, se unió a los líderes del movimiento coreano de teatro, a la ‘Asociación de Arte Dramático’ y ‘la Sociedad itinerante teatral’. Sus obras de teatro, ambientadas en la década de 1910 trataban sobre la expresión de la conciencia y la reforma social necesaria para poder dejar al individuo ser por si mismo y no a expensas de lo normativo.​

“Father, with a whirlwind in my heart,
For the first time in my life
I choose to go against your will.”

Extracto de su obra ‘Leaving Home’ – 21 de junio de 1926

Ella – Yun Shim Deok

Shin Hye Sun dando vida a Yun Shim Deok es una de las interpretaciones más potentes completas que verás en Dramaland. El nivel de contención, saber estar y a la par profundización psicológica que la actriz nos deja ver mientras interpreta a la primera soprano coreana es sencillamente conmovedor y asombroso. No hay en todo el K-drama un aspaviento o movimiento fuera de lugar. Sus gestos son moderados, pero sus ojos transmiten y dejan ver todo lo que bulle dentro de ella.

Recientemente has podido ver trabajar a Shin Hye Sun en ‘Mr.Queen’ y quizá te suena de otros K-dramas más antiguos como ‘Stranger‘ o ‘Legend of the Blue Sea‘. Una actriz sólida que nunca decepciona y que aquí interpreta a una mujer que no solamente tiene que luchar por poder dedicarse en cuerpo y alma a lo que desea, que es cantar, sino que debe hacerlo haciendo frente al hecho de que es mujer y que cantar es una actividad que la expone ante otros miembros de la sociedad, quienes la juzgan vilmente nota tras nota cuando se sube a un escenario.

¿Qué te parecería escuchar la versión original interpretada por Yun Shim Deok ?

Yun Shim Deok es historia coreana en mayúsculas. Es conocida por ser la primera soprano profesional del país, además de actriz y compositora del Período Colonial Japonés en Corea. Suyo fue el primer álbum de una artista coreana en ser sacado en Japón. Una breve pero intensa carrera que se acabó por decisión propia, cuando aún era dueña de sus actos y su voz.

Ellos en el K-drama

Ambos personajes están cansados de vivir mientras que a un mismo tiempo morirán por hacerlo. Puede parecer sencillo de hacer, simplemente levantarse un día más y seguir. Siempre lo es cuando no somos nosotros los implicados, los que ya no soportamos un día más de opresión, infelicidad y decepción sobre nosotros mismos y sobre otros. Sus momentos juntos son lo único que los mantiene cuerdos. No importa si moralmente es incorrecto, si a nivel social se convierten, por su relación, en parias. Pero como todo en esta vida, nada es fácil y todo vive en una escala de grises demasiado amplia.

La serie muestra de forma continua como la sociedad de la época gira en torno a la posición social y la familia. Sobre todo se centra en los deberes que los hijos tienes para con sus padres. Por ello, el dilema y su angustia no se genera solo por la relación ilícita que ambos mantienen, sino que la presión está verdaderamente en tener que anteponer la felicidad de su familia a la suya propia, independientemente del peso que deban pagar por ello.

En un país bajo un yugo insoportable, cada uno de ellos intentará luchar según sus medios y herramientas al alcance. ¿Serán capaces de dejar huella? ¿Será su sacrificio útil o sencillamente vano? Quedará para sus compatriotas valorar su peso en la historia, así como su sacrificio por llevar a una Corea paupérrima un breve espacio donde sonreír y dejar volar la imaginación lejos del sufrimiento que supone la invasión japonesa. Un canto a la vida, para disfrutar sin prejuicios.

Una última curiosidad antes de irnos. Este mini K-drama está basado en la película del año 1991 dirigida por Kim Ho-sun y que lleva por título ‘Death Song‘.Hay además otra cinta basada en la vida de la cantante, que data de 1969 titulada ‘Yun Sim-Deok’, dirigida por An Hyeon-cheol. ¿Te apetece dar un paseo por la historia contemporánea de Corea? No podrías empezar con mejor pie.

Tráiler de ‘Hymn of Death’

¿Nos encanta?
Overall
4.3
  • Fotografía
  • Banda Sonora
  • Vestuario y maquillaje
  • Edición y montaje
  • Guion
  • Interpretaciones
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • La belleza y potencia de su banda sonora.
  • Una historia conmovedora.
  • Interpretaciones sólidas y creíbles para una historia compleja.

Otros K-dramas con poquitos episodios de los que disfrutar en una tarde son:

Splash Splash Love’, el sabor de las mandarinas (2015)

The boy next door’ (2017), una parodia para no dejar de reír.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.