.

‘Ham on Rye’, una estupenda y extraña ópera prima tremendamente personal

Filmin estrena hoy ‘Ham on Rye’, una película tremendamente personal, de Tyler Taormina, por su extrañeza y metáforas que, de forma original, se aleja de toda obviedad. Es un relato de transición centrado en el nerviosismo de la juventud y el miedo a entrar en la adultez. En un pequeño pueblo estadounidense extrañamente anclado en el pasado (como Twin Peaks en la serie de David Lynch), un grupo de estudiantes de instituto se dirigen a un local de bagels para participar en un atípico ritual de iniciación-transición a la edad adulta.

Cuando la noche aparece, la atmosfera comienza a enrarecerse, adquiriendo un tono cada vez más sombrío. Esta comedia coming-of-age, influenciada especialmente por el cine de adolescentes de los 80 y 90 (nombres como Richard Linklater, Peter Weir, Brian De Palma o John Hughes resuenan), es única en el modo en el que muestra un periodo crítico, el paso de la adolescencia a la juventud-adultez.

Llena de secuencias maravillosamente singulares, oníricas y metafóricas, a veces crípticas, con un ritmo pausado y puesta en escena contemplativa, ‘Ham on Rye’ cuenta los cambios que todo adolescente, camino hacia el umbral de la madurez, experimenta. Una vez se enciende esa mecha, no hay punto de retorno. Infancia y adolescencia desaparecen con la mecha, quedando reducidas a ceniza. El mundo real, el de los adultos, cae como una noche de pesadillas para cambiarlos totalmente.

La incertidumbre se acentúa, la sensación de completa libertad se magnifica, la insatisfacción nace, todo está por hacer y hay muchísimas ganas de convertir en realidad los anhelos, y de combatir el miedo que paraliza. Tránsito donde se viven las primeras experiencias vitales que suelen dejar huella profundamente. Sendero por el cual se empiezan a dar los primeros pasos, a la búsqueda de una identidad que, irremediablemente, ensucia la mirada límpida de la niñez. Todo esto contado desde una visión mítica o romántica, ya caduca en estos tiempos cada vez más cambiantes.  

El coral relato muestra las angustias, inseguridades y contradicciones de unos adolescentes deseosos de vivir. Todos ellos, pese a sus individualidades, sienten que se están despidiendo de una etapa para empezar otra. La pérdida de la inocencia de los personajes está reflejada de una forma muy especial (la magia del bosque se esfuma), y la película, conforme se suceden los minutos de metraje, se enrarece aún más.

Del costumbrismo al surrealismo se pasa de forma orgánica, funcionan a la perfección los diálogos absurdos, extraños, cómicos en su alegoría, llenos de un profundo misterio. Los personajes, anclados en una especie de tiempo atemporal (o en un no-lugar) con vestigios de varias épocas, y su narración intencionadamente singular, rara y naíf, son elementos importantes que diferencian a este filme de otras tantas películas convencionales que pretenden abordar el mismo asunto. Este carácter subversivo e iconoclasta, precisamente, es lo que hace especial a ‘Ham on Rye’, una estupenda y extraña ópera prima donde se  ve claramente un director de gran interés y con una voz muy personal al que, a partir de ahora, habrá que seguirle el rastro. 

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.8
  • Fotografía
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Edición y montaje
  • Banda Sonora
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • La extrañeza que desprende toda la película.
  • El carácter subversivo e iconoclasta a la hora de abordar el tema.

Otras cintas maravillosas y complejas que ver en Filmin son:

‘Cosmética del enemigo’ (Kike Maíllo, 2020), una conversación prende la mecha

‘Me and Me’ (2020, Jeong Jin-yeong) | Filmin

Filólogo hispánico. Máster de Estudios Avanzados en Literatura Española e Hispanoamericana. Me encantan las series, el cine y la literatura.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*