.

‘Gu family book’, bajo el cerezo en flor (2013)

Suzy como Dam Yeo Wool

Un épico melodrama sobre los problemas y vivencias de Choi Kang Chi (Lee Seung Gi), quién nació mitad humano, mitad gumiho, y su lucha para encontrar el Libro de la Familia Gu, pudiendo así vivir como un ser humano.

‘Gu family book’ es la definición perfecta de k-drama enlazado a la idea de destino. Su epicidad proviene de la historia trágica con la que comienza, y que nos habla de una serie totalmente distinta a la que veremos pasados unos pocos episodios. Es importante saber que los primeros episodios serán un paseo al pasado, donde la base de la trama principal tomará forma para, con el paso de los minutos, mostrarse como elemento clave en la vida de nuestros protagonistas.

Esta primera parte ya nos deja ver la idea raíz de una historia mucho más dramática y oscura de lo que puedes presentir cuando te acercas a ella por vez primera. La mezcla de seres fantásticos para nada nos aleja, sino que más bien fomenta, de la crítica social que se pone de relieve en el guion. No se pierde en ningún momento la idea de desigualdad o la de clasismo, así como tampoco pasa desapercibido cómo de ruin puede ser el ser humano cuando prejuzga a aquellos qué, por el motivo que sea, no se parecen a nosotros o no terminan siendo quien creíamos ser.

Seo Hwa y Gu Wol Ryung

Se concentran así, en el primer tercio de serie, una serie de pautas morales que luego irán desmotándose gracias a una visión más madura de la segunda generación de personajes que nos relatarán el grueso de la historia. La parte en la que la historia primigenia aparezca se hará algo pesada, quizá sea lo forzado de su introducción una vez pasado su momentum o quizá sea que demasiado dramatismo contado a destiempo nos agota.

Aún así, ‘Gu family book’ es una de esas series que ves con una sonrisa en la cara a pesar de la enorme tragedia que se gesta en su guion. Las ganas de vivir de sus protagonistas nos lleva a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida a través de su día a día, y eso la hace cálida y bonita de ver. La vida en Century House, donde todo comienza, es idílica, como solo lo es la vida en la casa de una familia amable, cariñosa y poco combativa, pero todo ello cambiará en el momento en que el antagonista más ruin que puedas imaginar entre en juego.

Dentro de esa familia será criado Choi Kang Chi, el hijo de Gu Wol Ryung, el espíritu guardián de la Montaña Jiri, y Seo Hwa, su madre humana. Un niño corriente, lleno de curiosidad y con un gran corazón cuyo mundo se verá patas arriba cuando se de cuenta de que su herencia familia lo hace medio humano-medio criatura mítica. Este hecho se revelará en el momento más traumático de su vida y todo lo que conocía, la estabilidad emocional en la que vivía se derrumbará bajo sus pies comenzando una nueva etapa para la que no está preparado.

Sung Joon, Suzy y Lee Seung Gi

El espejismo de Century House

Una de las cosas más destacable de ‘Gu family book’ es la cantidad de conexiones sociales que se muestran en pantalla. El reparto es gigantesco, todos los actores mantienen un alto nivel interpretativo y eso, añadido a la complejidad de la historia nos deja con un k-drama en el que hay que estar muy atento para no perderse ni un detalle. Las luchas de poder y el hecho de que tengamos una ambientación histórica que inmiscuye a japoneses y coreanos solo queda ensombrecida por cómo el guion se centra, casi sin que nos demos cuenta en el papel de la mujer en una sociedad que las manipula y vapulea de forma continua.

Es a través de ellas que primero sentimos la desproporción e injusticia de vivir en una sociedad clasista, pero en ningún momento el guion busca generar simpatía o pena por sus vivencias. Hay muy poca compasión en él, y eso lo mantiene realista. Es una vida cruel, ardua y llena de dificultades, que aún así superan, vendiendo a veces lo poco que queda de su alma. ‘Gu family book’ te pone en la tesitura del ‘que haría yo en semejante situación’ y te mantiene buscando respuestas que, la mayoría de las veces, te cogen con la guardia baja.

Honor y traición, intrigas palaciegas muy lejos de palacio, y lealtad a uno mismo y a una nación que no siempre es justa con sus ciudadanos son los elementos que envuelven una historia de superación y sentido del deber por proteger aquello que amas. Será una de las tramas más agridulces que veas. Te dejará llorando de risa o tristeza al final de cada episodio, e inexorablemente volverás a por más.

Una relación madura, a pesar todo

No siempre se nos da la relación madura que queremos ver, y mucho menos en un drama con una puesta en escena como la de ‘Gu Family Book’, pero por algo dicen que no debe juzgarse un libro por su portada. Puede que en este k-drama encuentres una de las relaciones más sinceras, honestas, respetuosas y maduras de todas las que veas en tu vida seriéfila, y para nada lo esperas cuando el personaje masculino da toda la sensación de ser un poquillo gamberro y bastante torpe en sus modales y formas.

Por su parte, Dam Yeo Wool (Suzy), una experta en artes marciales y tiro con arco, es una persona honesta que vive al margen de su rol social, rodeada de soldados que entrenan bajo las órdenes de su padre, un respetado militar. Un personaje que rompe todos los esquemas, que sabe enfrentarse a sus miedos y que es honesta consigo misma y con quienes la rodean sobre sus sentimientos.

Dam Yeo Wool y Kang Chi comenzarán su relación desde una base de amistad que arranca en momentos de infancia compartidos. Poco a poco los personajes madurarán el uno junto al otro mientras descubren quien es realmente Kang Chi. La atracción pronto será mutua, y el amor y respeto, del uno por el otro, hará que no importe que nuestro protagonista sea en parte un ser mágico, aunque Kang Chi intentará por todos los medios convertirse en ser humano para poder estar al lado de Dam Yeo Wool sin ponerla en peligro. Pero no olvidemos que en ‘Gu family book’ todo está ligado al destino y por supuesto no podrá faltar una profecía que les avise de que si se mantienen juntos uno de ellos podría finalmente morir.

¿Será Kang Chi capaz de convertirse en humano?¿Logrará controlar todo el poder que fluye en él? ¿Podrán vivir en paz y sobrevivir juntos a pesar de todo? Tendrás que ver la serie y desde ya te digo que no será un camino de rosas el que ninguno de ellos deba de recorrer.

La banda sonora, una de las grandes sorpresas

Si llevas un tiempo viendo producciones coreanas seguro no te sorprende este aspecto, pero eso no lo hace menos remarcable. En esta ocasión, la banda sonora está liderada por una pedazo de intérprete, Yisabel, que te dejará boquiabierto cuando la escuches cantar. No conseguirás sacarte de la cabeza este tema principal ya que lo encontrarás perfecto para la historia y su puesta en escena. Tampoco se queda atrás la espectacular puesta en escena de esas celebraciones tradicionales que nos permite disfrutar de uno de los momentos más hipnotizantes que he visto en televisión de la mano de una de las gisaeng que forma parte del elenco principal.

La música no hace más que enardecer una magia que inunda nuestras pantallas gracias a unos efectos especiales muy cuidados. No olvidemos que este drama es del año 2013, y aún viéndolo en pleno 2020 no tiene pega alguna. No chirría, no está forzado y es toda una fantasía visual. El bosque cobra vida mientras se pone al servicio de un seres míticos que tienen la capacidad de manipular la naturaleza a su antojo.

Técnicamente, muy cuidada

Con una cinematografía simplemente bella nunca nos sentimos en un mundo extraño a pesar de lo fantasioso de la historia. Nada está fuera de lugar. Los frondosos bosques en los que se recrean luchas sincronizadas a la perfección están integrados de forma excelsa en un paisaje rural rodeado de grandes casas señoriales y las zonas de mercado. Los interiores están decorados hasta el más mínimo detalle, siendo destacable por encima de toda la recreación de la casa de placer, donde quedamos fascinados ante el baño de color que supone la vestimenta y maquillaje de sus inquilinas.

La realidad es que, ‘Gu Family Book’ es un drama muy sólido, que sobre todo llega por el carisma de sus personajes y unas más que notables interpretaciones de un reparto enormemente coral. Puede no pasar a tu lista de mejores k-dramas de toda tu vida, pero desde luego si se quedará en tu recuerdo por contar una historia con miles de matices que lo harán perdurar en el tiempo como uno de los clásicos históricos de la televisión surcoreana. Además, probablemente ayudará que tiene uno de esos finales que nadie espera.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.3
  • Banda Sonora
  • Edición y montaje
  • Interpretaciones
  • Fotografía
  • Guion
  • Originalidad
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • La dinámica entre los protagonistas
  • Unas buenas historias secundarias de fondo
  • Gran puesta en escena

Otros k-dramas con tintes históricos son:

‘Moon Lovers – Scarlet Heart: Ryeo’, la vida no pasa en vano (2016)

‘Chicago Typewriter’, Carpe Diem (Kim Cheol-kyu, 2017)

No te quedes sin escuchar ese tema que tanto he alabado

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*