.

‘Gangs of New York’ (Martin Scorsese, 2002) | A buenas horas

Nueva York, 1863. La ciudad está dominada por la corrupción política, y la guerra entre bandas provoca muertos y disturbios. En este contexto, el joven inmigrante irlandés Amsterdam Vallon (Leonardo DiCaprio) quiere vengarse de William Cutting, «Bill el carnicero» (Daniel Day-Lewis), el hombre que mató a su padre (Liam Neeson).

Una vez más Scorsese tira la casa por la ventana. ‘Gangs of New York’ es una de las muchas odas a la ciudad de Nueva York que el director de cine conocido por sus infinitos largometrajes nos ha regalado.

¿A quién no le llama la atención una película rodada en el epicentro del mundo a finales del siglo XIX? Pues a eso vamos a añadirle, además, a Leonardo DiCaprio y le vamos a sumar a un fantástico Daniel Day-Lewis. Por muy larga que sea la cinta, sarna con gusto no pica.

No podemos confundir ‘Gangs of New York’ con una película histórica o siquiera una basada en hechos reales, porque ciertamente hay demasiada invención e imaginación tras sus fotogramas. Eso sí, podríamos aceptar cada una de las cosas que pasan en su guion porque el ser humano dejó de sorprendernos en su crueldad y brutalidad hace ya demasiado tiempo.

‘Gangs of New York’ es corrupción en mayúsculas. Es pobreza llevada al extremo, y sobre todo crueldad. Desde el momento en que nos acercamos a sus personajes nos damos cuenta de que no se trata de grupos sociales luchando por sus ideales, sino por la mera supervivencia.

Brutalidad y muerte en el nombre de Dios, nada nuevo bajo el sol. A ratos da la sensación que se está parodiando todo el sistema de creencias en el que se sustenta América. Es tal la violencia, el racismo y la intolerancia que nada tiene sentido, y mucho menos la ley o el orden.

“Siempre se puede comprar a la mitad de los pobres para matar a la otra mitad.”

Pero bajo el amaño de las elecciones, la violencia gratuita en las calles, la revolución social para evitar que solo los pobres sean los que mueran en el frente de batalla, se esconde una historia de pura venganza.

Ámsterdam Vallon (Leonardo DiCaprio) esperará más de quince años para volver al lugar donde su padre perdió la vida. La historia de venganza comienza tras una batalla campal, digna de los fiordos noruegos, a manos del líder de una banda enemiga. Así empieza ‘Gangs of New York’ mostrando lo que más le gusta a Scorsese, la violencia gansteril.

Porque recordemos, que como en toda buena trama, siempre hay bandos, y por supuesto, Leonardo DiCaprio se infiltra en la banda de los nativos y pronto se convierte en el favorito del hombre al mando, «Bill el carnicero» (Daniel Day-Lewis), el hombre que le quitase la vida a su padre.

Y así se irá desenvolviendo la trama, mostrándonos sin tapujos el egoísmo, la envidia, la corrupción y la falta de empatía de una sociedad decadente que no sabe nada más que sobrevivir arrollando al prójimo.

Por supuesto no puede faltar la trama romántica a través de una tormentosa relación con una joven rescatada en su día por el villano, Jenny Everdeane (Cameron Díaz).

Una cinta que en definitiva da su propia visión del nacer de la ciudad de Nueva York. Desde el río veremos, hacía el final de la película, ese homenaje al pasar del tiempo, a los cambios y a la supervivencia y recuerdo de todos aquellos que alguna vez han formado parte de su historia.

Algunas Curiosidades de esta cinta

Martin Scorsese leyó el libro de no ficción de Herbert Asbury de 1928 ‘The Gangs of New York: An Informal History of the Underworld’ en 1970 e inmediatamente pensó que sería una buena película. Sin embargo, todavía no tenía dinero ni influencia, así que tuvo que esperar.

Compró los derechos de la película para el libro en 1979, e incluso consiguió un guión escrito alrededor de esa época, luego pasó los siguientes 20 años intentando arrancar el proyecto.

Algo que también sabemos es que Scorsese pidió ayuda a George Lucas para poder crear una de las escenas finales de la película, ya que requería de sus talentos para dar vida a algo de forma digital.

‘Gangs of New York’ es todo menos un fiel retrato de lo que acaeció en la ciudad de ciudades en la transición al nuevo siglo. Pero ciertamente es una de esas películas que al menos una vez debes disfrutar.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.1
  • Fotografía
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Edición y montaje
  • Originalidad

Puntos fuertes

  • Pedazo de interpretación de Daniel Day-Lewis.
  • Una de las últimas superproducciones rodada usando un estudio masivo.
  • Muy entretenida.
Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario