‘Fabricated City’, nada es lo que dicen (Park Kwang-hyun, 2017) | A Buenas Horas

Cuando llegas a una película de casualidad, sin haberla previsto o planeado y te maravilla y mantiene atenta durante todo su metraje, te llena una sensación de satisfacción y felicidad increíbles, sobre todo si eres de esas personas que ve cine y series sin parar. Solemos pensar que lo hemos visto todo, que ya poca cosa puede sorprendernos, pero siempre nos equivocamos.

Un gamer de éxito verá como su vida da un giro radical cuando sea acusado de asesinato. Un thriller de acción surcoreano donde no falta la adrenalina y con increíbles efectos especiales. En la vida real Kwon-Yoo está sin empleo, pero en el mundo virtual todo va sobre ruedas. Un día se convierte en el principal sospechoso de un asesinato, y sus amigos gamers se ponen en contacto con él para ayudarle a intentar destapar la verdad del caso.

Ji Chang Wook es, probablemente, uno de los actores surcoreanos mas infravalorados de su generación. Probablemente sea porque no ha tenido la mejor de las suertes con los papeles escogidos a la hora de protagonizar K-dramas, pero su profesionalidad y dotes para la música, el cante y la interpretación hace que se lo rifen en el mundo del teatro y los musicales. El público internacional no solemos disfrutarlo en esas facetas, por cuestiones obvias, pero cuando se le ofrece un papel de acción y nos llega, no nos queda más remedio que quedar maravillados.

Aquí lo verás explotando su lado dramático de forma ejemplar. Un hombre que es encarcelado injustamente y que sufre los abusos del sistema. Se pasa de la incredulidad y la sumisión al más profundo dolor y de ahí a la rabia. Y, en cada uno de esos estadios, Ji Chang Wook ofrece un trabajo notable que nos creemos en todo momento y con el que disfrutamos de la intensidad de una trama cambiante.

Quien también tiene gran parte de culpa de que nos enganchemos a la historia a base de bien es Oh Jung Se, quien debería de haberse llevado un cajón lleno de premios por su papel en The Good Detective‘ (JTBC, 2020) y ‘It’s Okay to Not Be Okay‘ (tvN, 2020) y a quien aquí casi no reconoces por lo camaleónico de su personaje.

El resto de protagonistas son clave para dar apoyo al protagonista en su búsqueda de justicia, aunque sobresale Kim Sang Ho (Kingdom‘ y ‘My name‘) como villano, uno de esos a los que odias desde el primer momento sabiendo con ello que está haciendo un trabajo de diez. Se entremezclan así todo tipo de personas y condiciones sociales. Poniéndose de relieve que independientemente del ecosistema en el que se viva siempre hay depredadores a los que sobrevivir o en los que convertirse. Verdaderamente interesante la puesta en escena y contraposición entre la sociedad en libertad y la vida en cárcel.

‘Fabricated City’ sorprende por su reparto principal, pero no es lo único por lo que te quedas a ver la película. Su guion te asombra con una primera parte introductoria que nos engaña en el mejor de los sentidos. Sumergiéndonos en el mundo de los shooters recrea a la perfección como los gamers imaginamos nuestras partidas frente al ordenador. La epicidad desborda y supera nuestras expectativas. Explosiones sin fin, saltos imposibles, y un equipo que apoya a su líder en todas las decisiones en pos de terminar la misión con éxito. Los primeros quince minutos de ‘Fabricated City’ son el ejemplo perfecto de cinta de acción y junto a ello se presenta al espectador, casi sin que este se de cuenta, como es la vida online para muchos de nosotros, un sitio donde encontrar una segunda familia.

Esa es una de las notas más positivas de la película, que aprovecha una trama de acción, manipulación mediática, prejuicios y subtramas de poder para hablar también de apoyo, cuidado entre iguales y lo lejos que puede llegarse cuando se lucha por la inocencia y verdad dentro de un sistema pútrido que manipula y destruye vidas sin pudor alguno.

Todo ello en una carrera por la supervivencia que no tiene descanso. Los golpes físicos y mentales caen sobre el protagonista de forma continua mientras este se levanta para seguir recibiendo y avanzando. Si se le suman las espectaculares persecuciones en coche, lo divertido del conjunto coral y un guion con giros que no esperas, tienes una película de finde de semana perfecta para acompañar de una buena bebida y palomitas.

Lo que queda claro después de ver ‘Fabricated City’ es que merece la pena esperar las nuevas películas de Park Kwang-hyun. En el 2005 nos arrancó carcajadas y lágrimas a partes iguales conWelcome to Dongmakgolmientras nos hacía reflexionar sobre el sinsentido de la guerra y por qué luchamos en guerras que destruyen a personas que tienen mucho más en común que diferencias irreconciliables.

Una apuesta segura cualquiera de sus dos títulos. Esperamos tus comentarios justo debajo del tráiler y las recomendaciones.

Tráiler de ‘Fabricated City’

¿Nos encanta?
Overall
3.2
  • Fotografía
  • Edición y montaje
  • Banda sonora
  • Interpretaciones
  • Originalidad
  • Guion
Sending
User Review
0 (0 votes)

Summary

  • Una trama activa y sorprendente.
  • Un reparto sólido con un Ji Chang Wook de acción que nos encanta.

Ahora toca ver a Ji Chang Wook en K-dramas, los buenos.

The sound of magic’, ¿Crees en la magia? (2022)

The K2’, cuando la guerra acabe (Kwak Jung Hwan, 2016)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.