‘Euphoria’ del caos a la redención | HBO Max (2022)

En la actualidad, las series se han convertido en un pasatiempo que devorar y disfrutar de una sentada. Consecuencia de ello, ante nosotros, tenemos un mundo gobernado por la prisa y la sensación innegable de que prima mucho más la cantidad que la calidad. En este contexto, ‘Euphoria’ es atípica y cada domingo se ha convertido en el plan por excelencia. Una serie con una calidad impoluta fruto de una arriesgada apuesta tanto en guion como en montaje.

Los apelativos para el montaje de ‘Euphoria’ se agotan

‘Euphoria‘ no es un fenómeno del último mes, ni una moda que el público ve para tener un tema de conversación. Es una producción cocinada a fuego lento que, antes de conquistar al espectador con su sobresaliente fotografía y maquillaje, ya había seducido a muchos en el primer episodio con una Zendaya en un papel inusual, y superlativa episodio tras episodio.

En esta segunda temporada Sam Levinson confirma que ‘Euphoria’ no es una serie más de adolescentes. Técnicamente, la serie de HBOMax ha dado un salto de calidad que la sitúa en un peldaño inalcanzable para la mayoría de las series del momento. Siguiendo la línea de la primera temporada, el montaje sigue siendo arriesgado, pero ahora es mucho más cuidado e imponente. Su protagonismo ha crecido infinitamente y la escenografía es sublime.

El creador de la serie hila fino en cada uno de los episodios, dejándonos en esta segunda temporada momentos donde la escenografía y la luz toman el poder de la escena y con ello consiguen de forma  irrefutable reforzar las emociones y sentimientos que los personajes sienten en ese preciso momento. Destacando por encima de todo las escenas oníricas, que confunden al espectador situándole en un ejercicio de funambulismo,  deambulando entre dos mundos, el real y el imaginario. Todo ello respaldado por  el sosiego que genera el slowmotion, donde el guion no es más que un complemento a la escena que gira en torno a centelleos de focos que buscan sacar a relucir las luces y sombras de los personajes.

‘Euphoria’ ha conseguido algo al alcance de muy pocos en este aspecto, dar que hablar, y que, además, hablen bien de ella. No es fácil atreverse, y Sam Levinson se ha lanzado al precipicio en cada episodio, y en todos ellos ha caído de pie, sin importar desde donde haya saltado.

‘Euphoria’ sigue a lo suyo

Si los peros de la serie en montaje eran pocos, en guion son casi testimoniales. La serie ha seguido apostando por la diversidad de historias y un elenco capitaneado por Zendaya que ha ido creciendo capítulo tras capítulo.

Siguiendo la tónica de la primera temporada, la serie sigue siendo narrada por Rue (Zendaya). El reparto continúa siendo el mismo y a diferencia de la primera temporada, personajes como Cassie, Lexi, Fez o Maddie, toman un papel más protagonista pero sin desdibujar la trama ni mucho menos. Los problemas y las tramas se mantienen, sin embargo, se exponen con mucha más crudeza. Se muestran desnudos, sin florituras y sin más respaldo que un guion que asombra y unas interpretaciones que abruman y sobrecogen.

Las mujeres de ‘Euphoria’

El peso del argumento recae, sin ninguna duda, en la parte femenina del reparto. Mujeres que, se están ganando a pulso dominar la pantalla en unos años. Zendaya, que en los últimos dos años ha explotado y mostrado al mundo de lo que es capaz, se consolida esta temporada como una actriz con un potencial ilimitado.

En el episodio cinco concretamente, Rue deja de ser narradora, para ser el centro de la trama. En un veraz y escalofriante relato de lo que es una adicción, Zendaya, se desnuda y se lleva al límite, en un capítulo, incómodo y soberbio a partes iguales. Es el culmen de ‘Euphoria’ y de Zendaya como Rue Bennett, que toca fondo y expone despojada de adornos el caos y la autodestrucción de un personaje que no encuentra el perdón. No encontrarás en el panorama actual algo tan descarnado e incómodo como este episodio, de tal soberbia ejecución que querrás dejar de mirar y desearás que acabe lo antes posible.

Si hablamos de mujeres de ‘Euphoria’ es porque, actualmente, no hay elenco femenino más poderoso que el de la producción de HBOMax. Personajes que han dado un paso al frente y han exhibido una capacidad infinita para tomar el rol protagonista y dejar boquiabierto al espectador. En este aspecto, las hermanas Howard, Lexi (Maude Apatow) y Cassie (Sydney Sweeney) capitanean ese paso al frente. Dos personajes que son el día y la noche, pero que ambas exponen las carencias afectivas paternas y sus consecuencias en las relaciones, con mucho carácter.

Personalmente Sydney es la sorpresa de la temporada. Con una obsesión enfermiza, Cassie, estalla esta temporada, dejando al descubierto las enfermedades mentales, y la inestabilidad emocional. Cassie es un personaje controvertido, que no gusta, pero que a mi, personalmente me encanta. Es una bomba voluble que rompe su techo esta temporada y que nos guste o no, nos ha dejado, los mejores momentos de la temporada.

Pero no solo ellas han brillado, personajes como Maddie o Lexi, han deslumbrado, con un rol más protagonista, donde desaparece el glamour de la temporada anterior y coge fuerza el guion y con él, las sobresalientes actuaciones de las mismas.

Del caos a la redención

Indudablemente, dos personajes han llevado el peso del argumento, Rue y Cassie. Durante toda la temporada, han representado el caos en estado puro, con escenas que quitan en aliento. Dos personajes anárquicos movidos por una conducta obsesiva y enfermiza que han hecho de ‘Euphoria’ una serie adictiva y difícil de ver a partes iguales.

Una temporada que gracias a ellas, ha oscilado entre un caos perfectamente orquestado desde montaje y una búsqueda continua de perdón y redención por parte de los personajes. La evolución de la temporada ha sido anárquica intencionadamente, siempre con un caos de fondo que buscaba desconcertar y con ello, conseguir que, el propio espectador anhele la redención y el perdón de personajes como Cassie y Rue.

El final de temporada, es una vez más, una representación de ese baile continuo entre el caos y la salvación. Con la obra de Lexi, el director expone, una vez más lo que más le gusta, los juegos de luces, la ruptura continua de la cuarta pared, el caos y la incursión de la música en las escenas, para tomar las riendas de la misma y llevarla donde la sinfonía quiere. Den entre todos los momentos destaca, sin ninguna duda, el musical que representa sin tapujos la masculinidad débil, con un espectacular Ethan, en el papel de Nate Jacobs. Sam Levinson, fortalece su propósito y saca a relucir el desorden emocional de los personajes, con un final apoteósico, divertido y que, finalmente cierra con lo que parece el principio de salvación de personajes como Rue Bennett.

‘Euphoria’ será una serie recordada

Han pasado más de dos años desde que se estrenara la serie, quizá si te has perdido los ‘Especiales de Euphoria’ o no te ha dado por volver a ver la primera temporada para recordar dónde nos quedamos, pensarás que esta temporada es infinitamente mejor que la anterior. Sin embargo, ‘Euphoria’ sigue a lo suyo, rompiendo barreras en el mundo de las series y apostando por la calidad en todas las dimensiones de la producción.

Si consigue no caer en la trampa de alargar la trama por el interés económico y aprovechando el boom, ‘Euphoria’ será una de esas series referencia que se tornará atemporal. Con un final de temporada que calma la tempestad ocurrida durante los ocho episodios, la sensación es que, ‘Euphoria’ debería llegar a su fin pronto, y si es así, podremos decir que, efectivamente, será una serie recordada.

Tráiler de la temporada 2 de ‘Euphoria’


¿Nos encanta?
Overall
5
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Música
  • Edición y Montaje
  • Fotografía
Sending
User Review
5 (1 vote)

Lo mejor de 'Euphoria':

  • Zendaya se consolida como una de las grandes actrices del momento
  • Cada capítulo tiene una escena donde el montaje es, sencillamente, sublime

Otras series de HBO Max que no te puedes perder…

‘La vida sexual de las universitarias’, mujeres jóvenes y libres, mucha verdad y humor a cascoporro | HBO Max (2021)

‘La edad dorada’, ¿Te atreves con todas las caras del esnobismo? (Julian Fellowes, 2022) | HBO Max

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.