.

“Esa me suena”: canciones que has escuchado en películas míticas (II)

Hace poco publicamos un recopilatorio de algunas canciones que suenan en películas míticas, ésas que, al escucharlas, te recuerdan a ese momento en el que la viste en el cine o en la pantalla pequeña. Como nos supo a poco, te proponemos un nuevo recorrido por algunas de las bandas sonoras que contenían canciones que habrás tarareados.

Sabemos que no están todas, pero sí las que ´nos parecen más míticas. Como siempre, te animamos a que dejes tus propuestas en los comentarios del post. ¡Dentro vídeo!

9 canciones que has escuchado en películas míticas

‘Where Is My Mind?’: el mundo cae a ritmo de los Pixies en ‘El club de la lucha’

El hit de 1988 del grupo estadounidense Pixies es un recurrente en el cine y en las series. Una de las películas más recordadas es sin duda ‘El club de la lucha’ (‘Fight Club’, 1999), en la que la hipnótica historia de David Fincher se cierra con los personajes protagonistas viendo cómo colapsa el mundo a su alrededor mientras se escucha el ‘Where is My Mind?’ de los Pixies. Otras películas en las que también puedes escucharla son ‘A Matter of Degrees’ (1990), ‘The Adventures of Sebastian Cole’ (1998), ‘Mr. Nobody’ (2009) o’Observe and Report’ (2009). Si eres seguidor de series como ‘Mr. Robot’ o ‘The leftovers’ también la habrás escuchado en sus bandas sonoras.

 

‘You Can Leave your Hat On’: la canción de los ‘stripteases’

Si pensabas que el responsable de la canción de los ‘stripteases’ por antonomasia era Joe Cocker estás equivocado. En realidad, la canción fue compuesta en 1972 por Randy Newman, si bien fue el cantante inglés el que la popularizó gracias a la escena en la que Kim Basinger se desnudaba ante Mickey Rourke en la película ‘Nueve semanas y media’ (‘9 1/2 Weeks’, 1986). También se podía escuchar una versión de Tom Jones en la película ‘The Full Monty’.

 

Recordarás a Salma, pero a lo mejor no ‘After Dark’, de Tito & Tarantula

De un clásico cinéfilo-erótico de los 80 saltamos a otro clásico de los bailes sensuales de los 90. Una desconocida (por aquel entonces) Salma Hayek dejó a medio mundo boquiabierto con su baile con serpiente incluida en ‘Abierto hasta el amanecer’ (‘From Dusk Till Dawn’, 1996), la peli de Robert Rodríguez protagonizada por George Clooney y Quentin Tarantino. La canción con la que la actriz mexicana se contoneaba era ‘After Dark’, del grupo Tito & Tarantula, responsables de la mayor parte de la banda sonora del film.

‘Cowboy de medianoche’ y su ‘Everybody’s Talkin”

Como suele pasar en muchas ocasiones en la historia del cine, el intérprete que popularizó una canción en una banda sonora no fue su compositor original. Everybodys´s talkin´ fue una de las canciones clave de la banda sonora de la excelente película de John Schlesiger ‘Cowboy de Medianoche’ (Midnight Cowboy, 1969). Harry Nilsson fue el que se llevó las mieles del éxito ese año por su versión de una canción compuesta y grabada originalmente por el cantante folkie Fred Neil en 1967. Nilsson ganó un premio Grammy por su versión y la canción siempre estará ligada a los títulos de crédito de la película sobre el par de perdedores protagonizados por Dustin Hoffman y Jon Voight (aka ‘el padre de Angelina Jolie’).

 

 ‘Titanic’ y los 15 millones de copias vendidas de ‘My Heart Will Go on’

Nada menos que 15 millones de copias logró vender el tema central de la película de James Cameron ‘Titanic’ desde su estreno en 1997 (¡de eso hace ya veinte años!). Compuesta por James Horner e interpretada por la canadiense Celine Dion, representa uno de los himnos más cursis de la historia del cine y, al mismo tiempo, una de las canciones más míticas, poderosas e influyentes relacionadas con su historia. Sea lo que sea, logró ganar el Oscar a la mejor canción original y cuatro Grammy. A ver quién supera eso.

 

 ‘Apocalypse Now’: ‘hat trick’ de temazos



Es difícil quedarse con una sola de las canciones míticas de la poderosa ‘Apocalypse Now’ (1979) de Francis Ford Coppola, cuya banda sonora es tan buena como la propia película. En ella encontramos canciones que son imposible de disociar de la escena en la que se escuchan: la escena del ataque aéreo a un poblado vietnamita al ritmo de ‘La cabalgata de las valkirias’ de Wagner, el soldado surfeando con ‘I Can’t Get no Satisfaction’ de The Rolling Stones o la abrumadora ‘The End’ de The Doors que da comienzo a la historia del film en la que el espectador visualiza la destrucción y el horror de la guerra de Vietnam. Una película maravillosa con una banda sonora única que se llevó un Globo de Oro y un premio BAFTA.

 

 Barro, Demi y una melodía desencadenada para ‘Ghost’

Antes mencionábamos el hit de Celine Dion como himno de las películas románticas, pero antes que ‘Titanic’ estuvo ‘Ghost’ (1990) y su recuperación de un clásico de los años 50, ‘Unchained Melody’, versionado por los Righteous Brothers. La canción fue compuesta originalmente en 1955 para la película ‘Unchained’ por Alex North y Hy Zaret, pero alcanzó su máximo de popularidad gracias a la película dirigida por Jerry Zucker.  La escena que acompañaba la canción mostraba a una Demi Moore y Patrick Swayze que moldeaban alfarería (y algo más), construyendo un momento de la película indisociable de la canción.

 

Bailes sucios que ganaron un Oscar: ‘(I’ve Had) The Time of My Life’ y ‘Dirty Dancing’

Si has nacido antes de los 80, seguro que recordarás la escena final de ‘Dirty Dancing’ (1987) por la canción ‘(I’ve Had) The Time of My Life’. Este himno ochentero compuesta por Franke Previte, John DeNicola, y Donald Markowitz e interpretado por Bill Medley y Jennifer Warnes ganó nada menos que el Oscar a la mejor canción original, el Grammy a la Mejor Interpretación Pop por un dúo y el Globo de Oro a la mejor canción original.

 

El ‘twist’ de Chuck Berry en ‘Pulp Fiction’


Es difícil quedarse con una sola canción de la banda sonora del film de Quentin Tarantino ‘Pulp Fiction’, pero hemos querido cerrar esta lista (incompleta) con una de las escenas más recordadas de la película: el baile que se marcan Uma Thurman y John Travolta a ritmo del clásico de los 60 ‘You Never Can Tell’ de Chuck Berry. Porque mola, porque es una de las escenas que más se han imitado en la vida real (que levante la mano quién no haya ejecutado alguno de los (ridículos) pasos de los personajes en fiestas o bodas) y porque Chuck Berry siempre es una garantía.

Trabajo en marketing, aunque lo mío es el periodismo y la literatura. Consultora de proyectos digitales por accidente, redactora y crítica de vocación. Enganchada a las series y al cine. En mis estanterías siempre hay un hueco para la literatura japonesa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*