Entrevistamos a Roberto Bueso por ‘Llenos de Gracia’

Después de un mes de su estreno es una alegría comprobar que la películaLlenos de Gracia‘ de Roberto Bueso, sigue todavía en el Top 10 de las películas más taquilleras. Y es por eso que vuelvo a recomendar una bella película que destila autenticidad donde sus personajes me hacen reír, divertirme y emocionarme. ‘Llenos de Gracia’ es ese tipo de cine con el que crecí, un cine optimista, coral con esa manera clásica de narrar, sin florituras técnicas y yendo directamente a la esencia de la historia. Esta es la conversación que mantuvimos con Roberto Bueso, que tras su ópera prima ‘La Banda’, nos obsequia ahora con esta buena comedia que bebe incluso de clasicazos como ‘Evasión o Victoria’.  

La hermana Marina es enviada a principios de los años noventa a El Parral, un orfanato amenazado de cierre. A su llegada al colegio, los niños están fuera de control, pero Marina capta su atención con su carisma y desparpajo. Los chicos comienzan a mirar con curiosidad a esta nueva monja inmune a sus gamberradas. Sobre todo Valdo, con el que Marina conecta de una manera especial. Cuando Marina descubre las escapadas nocturnas de los chavales, algo prohibido, da con la idea que cambiará para siempre El Parral: formar un equipo de fútbol.

Comenzamos.

Carlos Garries: ¿Cómo llegas hasta ‘Llenos de Gracia’? 

Roberto Bueso: Pues los mismos productores de mi primera película, ‘La Banda’ (Fernando Bovaira, Guillem Vidal Folch e Isabel Salanueva Ruiz), me contaron el caso real de esta monja que estuvo en un colegio llamado El Parral allá los años 90 y que creó un equipo de fútbol con unos chavales, uno de ellos (Valdo López) llegó incluso a debutar en el Real Madrid, teniendo posteriormente una larga carrera en primera división. Desde que me contaron la historia le vi un potencial muy grande, detecté que tenía mucho espíritu con mucho corazón y que tenía valores suficientes como para  crear una ficción a partir de ahí.  Y es verdad que nosotros hemos tomado una libre inspiración de ese caso real pero ya nos pusimos a trabajar sobre una base muy sólida y que era un elemento muy importante para que esto haya llegado a buen puerto

Carlos Garries: ¿Podríamos estar hablando de una precuela de ‘La Banda’? 

Roberto Bueso: Es verdad, yo no se como lo hago pero te puedo decir que no es para nada calculado. Te diré que hasta en mi cortometraje llamado la noche de las ponchongas,  ya habla sobre temas parecidos. Y si es verdad que hay un concepto de colegas, de camaradería que se dan en esos momentos cruciales que estás a punto de que pase algo, y siempre tiene un algo con la madurez,  o como pasar de la infancia a la adolescencia o como después llegar a la madurez. Reconozco que son temas que se han repetido en mis diversos trabajos, pero vamos, no es algo calculado, es algo que me sale sin querer.  

Carlos Garries: ¿Cómo manejas tus historias para que parezcan tan auténticas y que abracen, de alguna manera,  a las estructuras y lenguajes de los clásicos?

Roberto Bueso: No calculo mucho los pasos que doy. Intento relacionarme con las historias de la manera más honesta, y digo intentar, no interferir mucho, en la ejecución y claramente eso sí que se vería más en el cine más clásico, buscar esa invisibilidad con la cámara. En fin son cosas que me salen de una manera natural , me relaciono con la historia para conseguir que sea  lo más realista posible y al final salen así, quiero pensar que tiene algo que ver con cierta caligrafía personal, aunque como tu dices sea algo muy clásico. Pero bueno no me importa siempre y cuando salga de manera intuitiva y nada forzada.

Carlos Garries: ¿Buscas una planificación del primer plano en las escenas que deseas llegar a la psicología interior de los personajes? 

Roberto Bueso: Sí es cierto, no se bien como llego a eso que es bastante académico en cierto sentido. Intento utilizar el primer plano en los momentos que tengo la proximidad expresiva del personaje, sobre todo que las miradas sean un poco más delatoras en su interior, creo que es algo que hacen todos los directores de cine. Es verdad que quizás hoy en día se abusa mucho del primer plano, pero intentó relegar siempre esa técnica a los momentos más importantes. Pero bueno, luego depende de tantas cosas el tomar esas decisiones, me remito a lo mismo, me repito mucho pero de verdad pero que es cuando estoy rodando, donde las decisiones se toman, en el mismo set, cuando estas con los actores y las actrices y sientes algo, como si el cuerpo te lo pidiera. Creo que todo el trabajo previo, en esos meses de sentarte con la historia y escribirla junto al guionista (Oscar Diaz Cruz) o las charlas con las actrices y actores, con los jefes de equipo que efectivamente cuando llega el momento del ataque en el rodaje que el cuerpo te pide “acercarte un poquito más” y tiene muchas veces tiene que ver con lo de intentar que sea aquella manera de rodar que la película te esta pidiendo, y eso es harto difícil. Una vez leí que las escenas más difíciles son los planos generales y los primeros planos.

Carlos Garries: María Ripoll, en la entrevista que realizamos con ella por su película ‘Nosotras no nos mataremos con pistolas’, nos hablaba del Drama Comedia o mejor dicho el conocido como Drama/Comedy. Llegar a la comedia a través del drama.    

Roberto Bueso: Es que pasa un poco así también en la vida, que somos capaces a la vez que en una situación terrible surja el humor y a veces como forma de descompresión, aunque al revés también se da. Pero fíjate que en esto de los géneros siempre me cuesta mucho clasificar las cosas porque esta película, además, teniendo en cuenta que teníamos como de partida una premisa que es un caso real, teníamos que intentamos acercarnos a ellos con elegancia y con respeto. Pero indiscutiblemente al mismo momento nosotros veíamos que era una comedia porque habían muchas cosas en esta historia que pedían a gritos pasárselo bien. Es por eso  que esta película intenta ese equilibrio, estos chicos están en una situación un poco difícil y el humor, sobre todo Marina y de ellos( que son un poco cabroncetes) hacen de ello una manera de tirar hacia adelante y encontrarse con los demás. Y como te comenté anteriormente, la camaradería y el acercamiento con Marina llegan en muchas ocasiones a través del humor.

Carlos Garries: ¿Cómo es trabajar con un plantel de actores de primera fila como Carmen Machi, Paula Usero o Nuria González, Pablo Chiapella o Manolo Solo?

Roberto Bueso: Pues si que es cierto que ha habido un salto y tenía la incógnita y no sólo porque eran muy buenos actores. En ‘La banda’ también había muy buenos actores, no tan conocidos pero que han trabajado mucho en el país y que son muy conocidos en la comunidad Valenciana como Inma Sancho o Enric Benavent. Repito que era una incógnita, trabajar con Carmen Machi que la llevo viendo toda la vida y me preguntaba cómo me iba a llevar con ella, si me iba a entender, para mi es muy importante, como para cualquier director el feeling que se siente con su actriz principal o con el resto del elenco como Paula, Manolo, Pablo, Nuria o Annis, y finalmente ha sido un salto que se ha dado de una manera muy natural por la generosidad que han tenido todos ellos conmigo. 

Carlos Garries: ¿Te das cuenta que en tu película actúa una de las actrices de momentos como Carmen Machi? 

Roberto Bueso: Yo me he quedado pasmado de lo buena que es y del talentazo que tiene, es una cosa que impresiona mucho. En esta película con el casting adulto tanto las actrices como con los actores lo he tenido muy fácil. Cuando un director tiene la suerte de trabajar con un elenco tan bueno, ( y esto que parece muy así un elogio un poco barato que les lanzó a ellos, pero es totalmente cierto), la prioridad del director es asegurarse de no estorbar porque realmente ya has hecho tu trabajo previo en la dirección de actores con esas conversaciones justo antes de empezar o cuando te conoces y es increíble ver como están intentando llevando la historia a la perfección y que la ven igual que tu en su personaje. Luego ya en el momento de estar set, son tan buenos que todo pasa a ser certero y que tan solo pedirás un pequeño matiz, porque los directores somos un un poco pejigueras ya que nos habíamos imaginado el detalle de otra manera, pero la base es tan tan buena que al final todo es un disfrute. En el caso de Carmen, pues que voy a descubrir ahora, pero es que realmente es muy buena y de vocación absoluta, no se que habría sido sino hubiese sido actriz porque lo lleva bien dentro.

Carlos Garries: Tienes un trío actoral increíble Carmen Machi, Paula Usero y Anis Doroftei, ¿verdad que hay mucha química?

Roberto Bueso: Si yo también lo creo y lo sentí cuando las junté a las tres y sentí que se iba a producir esa química pero en realidad nunca lo sabes, pueden pasar doscientas mil cosas o tu no lograrlo y me di cuenta que el trío funcionaba muy bien y me alegro que se haya traspasado a la película.  

Carlos Garries: ¿Cómo fue el casting para llegar hasta estos niños?

Roberto Bueso: Son una pasada, creo que ha sido el verdadero milagrito de la película. Ha sido difícil encontrarlos, y es verdad que se hizo muy buen trabajo de casting comandado por Eva Leiva y Yolanda Serrano que son de las mejores directoras de casting de España, con las que ya tuve la suerte de tenerlas en mi primera película. Lo que hicimos fue montar un macrocasting por toda la Comunidad Valenciana: clubes de fútbol, colegios, asociaciones y fundaciones, bueno en todos lados, vimos a más de dos mil chicos. Y como por arte de magia los fuimos encontrando, poco a poco, a todos ellos. Para mi es una de las cosas más importantes y más bonitas de esta película ha sido encontrarlos y disfrutarlos. Son muy auténticos, son chavales de barrio muy listos, con mucha picaresca, te metían en el bolsillo, te intentan engañar cada dos por tres y eso claro, me enamoraba. Ha sido muy bonito el ayudarlos y acompañarlos para que esa misma frescura pudiese traspasar a la pantalla.

Carlos Garries: ¿Los auténticos niños de Barrio somos de otra pasta?  

Roberto Bueso: Si yo soy tan bien así, un chico de barrio, de hecho uno de ellos (Adrián que interpreta a Sebas) es de mi barrio de Valencia. Ha  estado muy bien que a través de ellos pudiese recordar anécdotas del barrio con mis colegas y ponerlas en la peli. Yo si creo que es algo que se lleva dentro y que surge, puede ser que en la superficie sean muy canallas pero que tienen buen fondo y esa camaradería se dio prácticamente desde el primer momento que se les puso juntos en un lugar. Estoy muy contento con eso.

Hay escenas donde se refleja esa camaradería como en la feria disparando en el puesto del tiro con la escopeta de balines. Intentamos que para cuando se llegara a ese momento concreto de la película, ya estuviéramos capturados por estos dos personajes, el grande brutote y el más indefenso. Y sucedió esa magia cuando de repente al grandote que le tocaría abusar del indefenso, le mira y lo que ve ahí es una tentativa de hermano pequeño, de alguien al que cuidar, de repente el abusón que parece que es así que no hace amigos y que además no es amigo de nadie, de repente se convierte en su protector. Esas cosas surgen sin querer, no las pones porque sí, sino porque te salen así y porque ya estas capturado por la historia y los personajes.

Carlos Garries: Los momentos de comedía tan bien son muy divertidos y funcionan muy bien como por ejemplo ver a Sor Marina a los mandos del autobús.

Roberto Bueso: Si, si,  nos lo pasamos bomba, es un gran momento, era uno de esos días en los que tu sabes que tienes una secuencia que en el guion no es muy clara en lo que debe de ocurrir, es mas, es solo una frase dentro de la columna de acción, que no hay diálogo pero sabes que tienes que encontrar algo y de repente claro, le lanzas la idea a Carmen, Carmen te la multiplica por diez, y al final tu estás preocupado porque se están oyendo las risas en todo el set y saldrán en la grabación, pero en realidad esos son momentos maravillosos. Carmen es un animal de la improvisación, lo que le eches, lo que le digas y le puedes lanzar una idea que ella te la recoge y la hace a su manera sorprendiéndote a ti, hubo varios momentos en la película que lo hizo y de hecho están en la película.

Carlos Garries: La fotografía de Valencia en tu película tiene una luz muy especial, ¿Cómo llegaste hasta ella?, y también quería comentarte que la música envuelve totalmente la película. 

Roberto Bueso: Es verdad, Valencia tiene una luz muy especial que captura muy bien el director de fotografía Víctor Canales con mucho gusto, con mucha elegancia y con mucho equilibrio, no se pasa. Es una película de la que estoy muy contento principalmente porque se tiene que hacer justicia a Víctor porque es muy bonita en cuanto a la imagen, tiene unos colores de cierto naturalismo pero también de cierto expresionismo en determinados momentos que parece que está muy cuidada y bien medida. Víctor tiene un talentazo y tiene mucha sensibilidad que lo sabe capturar en la cámara. Después la música es de Vicente Ortiz Gimeno, aunque siempre me gusta meter temas que me gusten a mi aunque a veces sean anacrónicos, es el mismo que hizo la banda sonora de ‘La banda’, sabe medir bien los temas e ir acompañando la película y lo hace fenomenal.

Carlos Garries: ¿Cuáles son tus referencias en este cine?                        

Roberto Bueso: Mira pues si te soy sincero las referencias me gusta utilizarlas muy, muy al principio para ponernos de acuerdo: hay una serie de reuniones, hay un diálogo muy importante con los productores para ver hacia dónde se va, de que estamos hablando y hay las referencias me parecen más útiles. Una vez que no hemos puesto de acuerdo me gusta mucho abandonar las referencias y tener la sensación que estamos construyendo algo que es nuevo, que en realidad es mentira porque todo está contado, uno lleva las referencias en la sangre y tarde o temprano van a aparecer pero me gusta no ser consciente de eso, por eso no me gusta poner películas al equipo. En este caso me acuerdo que al principio hablábamos de ‘Somos los mejores’ o en España de ‘Campeones‘ donde se hablaba del impulso benefactor que llega a un lugar y pretende revolucionarlo todo, también de ‘Los Chicos del Coro’ y en algún momento e incluso recordábamos ‘El Club de los poetas muertos‘ o ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’.                          

Carlos Garries: ¿Incluso puede ser que viese algo como de Evasión o Victoria? 

Roberto Bueso: Pues fíjate que ‘Evasión o Victoria’ es una película que yo vi muchas veces de niño y efectivamente hay algo de la película de John Huston. A los productores y al equipo les preocupaba mucho cómo íbamos a rodar los partidos de fútbol porque lo que tenía claro es que no quería hacer un film de fútbol que está viendo el espectador en las últimas películas. No estaba muy convencido de entrar con la cámara y correr al lado de los pies del que lleva el balón haciendo una planificación muy exhaustiva. Quería que se sintiera que es ese fútbol que puedes encontrar en cualquier campito de fútbol en cualquier barrio de extrarradio y que fuera de verdad, que los chavales jugaran de verdad. Entonces la dirección más inteligente que yo encontré para sentir que el fútbol está vivo es ‘Evasión o Victoria’. Es una película que adoro que he visto un montón de veces y de repente cuando la volví a ver comenté  “Quiero esto”,  la cámara fuera, varios tamaños, seguiremos con zoom,  pero vamos a quedarnos fuera y vamos a dejar que circule libremente. Ensayamos, por supuesto, ahí nos asesoró Raúl Ruiz y tuvimos un equipo para diseñar algunas jugadas, porque necesitábamos que salieran como queríamos, por ejemplo abres a banda, este hace una pared y ya veremos si hay gol, no pero mas o menos eso. Esas cosas sí que se intentaron hacer para controlar algunas jugadas, pero el resto es jugar, jugar y jugar e ir cazando, y eso en ‘Evasión o Victoria’ lo hacen.                             

Carlos Garries: Por eso te comentaba que veía varias referencias en el desarrollo de tus escenas, por ejemplo el estilo de Rocky III entrenando y evolucionando poco a poco ritmo de la música con escenas de miradas de crecimiento, escenas que alimentan el espíritu 

Roberto Bueso: Pues mira me acabas de hacer una referencia  y te doy mi palabra que no la había pensado y que es super acertada la de ‘Rocky’, es verdad la secuencia que todos recordamos de ‘Rocky III’ con la música de ‘Eye of the Tiger’ y que va entrenando esta muy bien traída. Pensaba en la escenas musicales, salvando las distancias y con mucho pudor, de Scorsese estos montajes que de repente estamos en trípode con una planificación mas quieta y cuando salta la música y vamos viendo que esto es un desastre pero que esto se va componiendo poco a poco cámara en mano con imágenes rápidas, todo mas loco, todo mas caótico, me gustaba  mucho y es lo que deseaba conseguir, pero mira me han vuelto las ganas de volver a ver ‘Rocky III’.         

Carlos Garries: ¿Crees que Llenos de Gracia es una película para todos los públicos y que conectará con los espectadores?                 

Roberto Bueso: Por eso hace dos años que nos metimos a componer esta historia y de verdad que todo el esfuerzo y todo lo que uno hace tiene un objetivo, el de que hoy esté hablando contigo y me digas que te ha gustado la película.   

Carlos Garries: Gracias por tu tiempo. Estamos deseando ver tu siguiente producción.

Otras entrevistas que pueden interesarte son:

Entrevista a Amanda Ríos, quien da vida a Azhar en ‘Desaparecidos’

Entrevista a C.B. Yi por el estreno de ‘Moneyboys’ en España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.