.

Entrevistamos a Óscar Martín por su cinta ‘Amigo’

Hoy Carlos Antolín entrevista a Óscar Martín, quien acaba de estrenar película en Filmin, pero antes de empezar conozcamos algo más sobre él.

Madrid, 1976. Director, guionista y editor. Con más de 20 años de experiencia en el mundo audiovisual, Óscar Martín se lanza a dirigir su primer largometraje de ficción: la multipremiada Amigo. Toda una vida dedicada a la dirección y edición de los más diversos géneros y formatos: publicidad, vídeos musicales, cortometrajes, documentales, videoarte… En el terreno de la ficción, destacan cortometrajes como Full of Empty o Bonsai, y experimentos como Hezomagari, película interactiva de ciencia-ficción que se desarrolla entre España y Japón. Sus obras han sido seleccionadas y premiadas en multitud de festivales internacionales, y con su ópera prima ha recibido el Premio a Mejor Director Novel en el Festival Cinespaña de Toulouse y Mejor Director en el Festival Internacional de Cine de Alicante, Terror Molins y Nocturna Madrid.

Comencemos.

Antolín: ¡Hola Óscar! Antes de nada, ¿Cómo estás?

Óscar Martín: A nivel personal, todo bien. Una suerte, la verdad.

Antolín: He visto ya la película (‘Amigo’). Me ha gustado mucho, y por lo que he podido leer, por los festivales también ha ido genial.

Óscar Martín: Sí, me alegro mucho. Es una alegría oír eso. La respuesta en festivales está siendo impresionante, no nos la esperábamos.

Antolín: ¿Estás nervioso ante el estreno? Recordamos a nuestros lectores que la cinta ‘Amigo’ puede verse en Filmin.

Óscar Martín: Cuando te enfrentas a un estreno masivo, y no sabes cómo va a reaccionar la gente, siempre hay nervios. Aunque me pasó igual en Sitges. Aún así estoy bastante confiado porque dentro de las posibilidades que teníamos, que eran muy humildes hemos hecho lo mejor que hemos podido. Estoy muy orgulloso con el trabajo de todo el equipo y sobre todo con el de Javier BotetDavid Pareja.

Antolín: ¿Podrías contarnos un poco de que va ‘Amigo’? Siempre gusta oír la sinopsis del director.

Óscar Martín: Aunque el film se llame ‘Amigo’ no es precisamente una historia que trate de amistad, habla más de los cuidados. De los juegos de poder que se establecen entre la persona que cuida y la que es cuidada, y además es una historia un poco de amor imposible. Esas relaciones que se forjan con el paso del tiempo, más oscuras y que se van haciendo cada vez mas tóxicas y que de alguna manera se encuentran enterradas en una dinámica que no es buena para ninguno de los dos.

Antolín: A mí lo que más me ha sorprendido es la gran interpretación de ambos protagonistas, porque yo los conozco, pero no los tenía situados en un registro tan dramático, diría. Es culpa mía por enmarcar a los actores en un género. Me ha sorprendido mucho Javier Botet, creo que sin él la película habría sido muy diferente.

Óscar Martín: La idea parte del propio Javier, en base a sus capacidades, es un poco como Stallone o Woody Allen, que idean historias de películas que ellos puedan hacer de la mejor manera. Stallone hacía pelis de forzudos, y Javier aquí busca algo que el pueda interpretar como nadie. A nivel del trabajo de ambos me gustaba mucho, a pesar de que ellos son los maestros del post humor, que tienen un humor muy peculiar en las cosas que hacen, si que planteamos que fuera como un distanciamiento a nivel formal para precisamente que chocara más. Eso por un lado creo que genera una expectativa en el espectador que está buscando algo de comedia, y puede ser interesante ver esa reacción cuando se dan cuenta de que no es tan gracioso como parece. Entonces, esa es la reacción que buscamos. Siempre decíamos que era como intentar hacer una peli de Esteso y Pajares o como un Mortadelo y Filemón, algo curioso.

Antolín: Me llamó la atención que estuviese escrita por los dos actores protagonistas, no es algo muy común.

Óscar Martín: Sí, me gusta trabajar con ellos, somos amigos en la vida real y tenemos mucha confianza. La idea que planteaba Javier, a nivel de trama, de este personaje discapacitado, viene todo de la imaginación de Javi, pero sí que lo fuimos desarrollando según íbamos incluso ensayando, trabajando de una manera orgánica. Aprovechamos que son maestros de la improvisación. Tienen ocurrencias y cosas que son geniales, y yo no quería cortar eso, querían que fluyesen de la mejor manera posible, y la mejor manera era dejando que in situ trabajásemos sobre la escena. Así era todo mucho más natural, real y creíble.

Antolín: Por lo que entiendo, durante el rodaje había mucho hueco para la improvisación por parte de los intérpretes

Óscar Martín: Hicimos el rodaje en tan poco tiempo, menos de una semana, que no hubo ni tiempo. Es un rodaje que parte de nuestra productora, sin apoyo externo. Queríamos que a nivel formal tuviera un look interesante, que diera el pego, que estuviese bien echa la película, y teníamos muy poco tiempo. Así que ensayamos muchísimo antes, pero siempre surgen cosas en el rodaje, y claro, tienes que tener cintura para atar a estos dos monstruos y que no se te desmadre, porque tenían ocurrencias super divertidas. De pronto uno de ellos salía a escena con un plátano…

Antolín: ¿Cómo fue la experiencia de encerrarte entre cuatro paredes con todo el equipo sumándole que solo hay una semana de margen?

Óscar Martín: Era vivir haciendo cine. Me lo tomé como que no iba a dormir en ese tiempo. A medida que iba pasando el tiempo el equipo se iba cansando, y oye, tampoco puedes estar a un nivel de exigencia elevadísimo todo el rato. Pero, es verdad, que empezamos con mucha fuerza, muchas horas, a este nivel de exigencia dramática… todos han dado todo. El operador de sonido, el de cámara… una cosa de vivir el cine de una manera brutal. Los actores vivían en las mismas habitaciones que los personajes, y mientras dormían muchas veces estábamos montando los focos. Muchas veces era aquello como ‘Gran Hermano’, en plan loco.

Antolín: Por lo que puedo entender, anécdotas del rodaje tendréis muchísimas.

Óscar Martín: Interminables, podríamos escribir un libro. El propio rodaje ha sido toda una anécdota. Se juntaron las dificultades con las que contábamos con las ganas de hacer cine que teníamos, las cosas que iban pasando, los problemas que íbamos solucionando. Te puedo contar algo concreto. ¿Te acuerdas el momento este en que Javi se tira por las escaleras y tal?

Antolín: Si

Óscar Martín: Es un plano secuencia, pero se generaba mucho ruido, tuvimos que ponerle unas protecciones, pero sonaba mucho. Queríamos que el claqueteo del parqué no sonara mucho, pero se oía la goma espuma que tenía… hicimos un par de tomas, y a la siguiente, lo hicimos del tirón, perfecto. Y es que Javi se había quitado las protecciones, en plan kamikaze, y claro, se hizo daño. Está loco. Y le dije, «¿Pero como haces esto?» y me respondió «Para que quede bien», y le dije, «Cómo te pase algo se acaba la película, tienes que tener un poquito de cabeza…». Y recuerdo, que esa misma noche, que estábamos ya cansados y llevábamos muchos días de rodaje y oigo una campanilla a las tres de la mañana… me acerco a la habitación y… era Javi que estaba llamándome. Me dijo «nada, es que me he hecho daño, me duele…» y me recosté con él para darle algo de calor… la realidad y la ficción se entremezclaron…

Antolín: Para Javier debería ser algo super especial todo el proyecto, al ser su idea primaria.

Óscar Martín: El lo tenía muy claro. Pero claro que surgían roces y cosas porque él la tenía imaginada de una manera y aquí cada uno la ve de la suya, cada uno tenía su visión, y todas eran interesantes, pero debíamos canalizarla. Fue una experiencia muy curiosa en el apartado de intentar llevarla a cabo con el beneplácito de todos.

Antolín: Entonces, esta idea tan macabra nació de Javier.

Óscar Martín: Lo que es la trama del amigo, parte de la genialidad de Javi, cómo ve el desde la perspectiva del enfermo. Esa maldad inherente al enfermo, y también parte de las amistades tóxicas, bastante autobiográfico, usando la relación que tenía con David a la hora de hacer los cortometrajes, que partían de ese humor demente, hacerse daño y humillarse el uno al otro. Todo partía un poco de ahí. Es verdad que luego a nivel de temas yo iba introduciendo esa mezcla de géneros, y si que lo fuimos desarrollando todo juntos. A nivel de interpretación, para darle organicidad era cuestión de dejarles fluir.

Antolín: ¿Cómo os presentó Javier la idea?

Óscar Martín: Javi ya tenía la idea en su cabeza, no se puso a escribirla. Tenía la historia completa, pero a lo mejor un día te la contaba de una manera y al otro de otra, pero la base, que es la pareja de amigos, si era inamovible. Elena, la productora de ‘El ojo mecánico’ nos puso los pies en el suelo, nosotros queríamos hacer algo mucho más grande, pero ella nos instó a hacer algo que estuviese muy bien, pero que a la vez pudiésemos controlar. Ahí fue cuando Javi planteó su idea, porque las tenía pensadas incluso para grabar en casa. Era una gran oportunidad para que Javi hiciera el papel de un monstruo, alguien tremendo, y Javi lo veía muy claro.

Antolín: Parece que habéis dado en el clavo, porque en el Festival de Cine de Alicante os llevasteis 4 de los 7 premios a los que optabais.

Óscar Martín: Sí, una brutalidad, la verdad que me encanta que la película no esté supeditada a un género, porque a mi me encanta el género fantástico, y de hecho en ‘Amigo’ hay muchas referencias que parten de ahí, pero también hemos entrado en muchos festivales generalistas, como el de Alicante, con mucha repercusión a nivel nacional, y fue increíble el recibimiento de la gente. en Toulouse también increíble, hemos estado en Kiev… y en todas partes el reconocimiento del público, que incluso salía a preguntarnos cosas sobre la cinta. Quizá sea porque es un tema muy universal a pesar de ser una idea muy nuestra, muy personal.

Antolín: A pesar de esta super acogida y de optar a 15 candidaturas a los Goya, luego no hubo nominaciones por parte de la Academia de Cine Español. ¿Pensabais que ibais a poder entrar?

Óscar Martín: Sobre todo a Javier y a David les hacía mucha ilusión. Yo he visto otras de las cintas y a nivel de interpretación, la nuestra, nada que envidiar, pero yo ahí no puedo meterme, porque realimente no sé muy bien como funciona el tema. Somos nuevos. Además no contamos con el músculo necesario, no tenemos una distribuidora potente, ni una televisión. Hemos hecho todo de una forma tan personal que no sé si muchos de esos académicos han llegado a verla.

Antolín: Igualmente, yo creo que debemos de dar la enhorabuena a la producción por haber grabado semejante película en una semana.

Óscar Martín: Estamos muy contentos por eso, porque en un principio era un reto hacer un largometraje con los medios que teníamos. Era una locura, pero pensábamos que podríamos cuadrarlo. Si ves el plan de rodaje, demencial. Pero una vez que estás ahí rodando, te dejas llevar por la dinámica, y están todos tan concentrados, disfrutando y haciendo algo que es especial.

Antolín: En la película hay un fragmento en el que aparece «Historias para no dormir» de Chicho Ibáñez Serrador y quería preguntarte si esta serie os sirvió como referencia.

Óscar Martín: Sin duda, si toda la película en el fondo es una invocación a mis grandes maestros, a gente con la que hemos crecido. Cuando yo era pequeño veía esas series, esas producciones, y esa mezcla de humor, con lo macabro y a su vez un punto de vista como de Hitchcock, pero cañí, pues era como algo muy representativo del cine que a mi me ha criado, y quería que estuvieran presente ese tipo de autores no a nivel de copia de piezas suyas, sino a nivel más espiritual.

Antolín: Una pregunta que tenemos muchas ganas de hacerte es la siguiente. Si tuvieras que convencer a un amigo tuyo a acompañarte a ver esta película, ¿Cómo lo harías? Porque yo he puesto el tráiler a amigos y me han dicho que no.

Óscar Martín: jajajajaja. Soy afortunado y hemos podido arrastrar a todos los amigos al cine porque nos tienen mucho cariño, y al final les ha gustado, pero me quedo con eso del tráiler. Porque un amigo quiere que su hijo la vea, porque está fascinado con la película, y yo le dije que era muy pequeñito, pero el quería que viese a Javi arrastrándose, viendo algo distinto. Y es verdad que cuando yo era pequeño yo me escapaba para ver cosas que no me dejaban ver, y ahora como que la gente no quiere ver cosas porque se autocensuran, las prejuzgan. Hay que tener una mirada más indagativa, curiosa.

Antolín: Estamos en una época en la que tenemos muchísimos medios a nuestro alcance para poder ver cualquier tipo de cosa.

Óscar Martín: Gracias a esa demanda este tipo de producciones, que la gente busca por distintas, pueden verse, que tampoco es que ‘Amigo’ sea una película de vanguardia soviética, pero te planteas una forma narrativa distinta y la gente ya no está en la zona de confort de algo como lo que ven siempre, que controlan, y yo soy al contrario, a mi me encanta esa sensación de no saber que va a pasar.

Antolín: siempre está bien diversificar a nivel de género, para luego saber que es a ti lo que más te gusta y te llama la atención y lo que de verdad te hace sentir.

Óscar Martín: Claro, el cine tiene que ser una emoción. Una película es una simulación de unas vidas que tu no estás viviendo, pero que pasas a vivir al meterte en su pellejo. Cuanto mas interesantes y raras sean las cosas que veamos, y los personajes más distintos, en más sitios y facetas nos reconoceremos y eso te ayuda a crecer como persona.

Antolín: Totalmente. Y ahora toca recomendar. ¿Qué película o serie debería ver nuestro lector?

Óscar Martín: El otro día por ejemplo vi una película que me gustó mucho, ‘The hater’, polaca, y que recomiendo mucho. Hay mucho cine por ahí, mucho más de lo que nos llega de normal. El cine asiático es ingente la de cosas que te puedes encontrar ahí. El cine coreano o japonés te emociona. El cine polaco, volviendo a él, es reconocido por nombres como Polanski, pero hay otros creadores que no llegan a nuestras carteleras y que son peliculones.

Antolín: ¿Qué proyectos tienes en mente?

Óscar Martín: Con esto de la pandemia ahora tenemos más tiempo que nunca. Nosotros con nuestra productora nos dedicamos mas al mundo de la publicidad y era trabajando 24 horas, todo para ayer y que no te da tiempo a nada, y de repente, ahora, no solo puedo anotar mis ideas, sino que puedo desarrollarlas y tenemos varios proyectos avanzados a nivel de guion, y a ver si tenemos suerte y damos un pasito más.

Antolín: ¿’Amigo’ es grabada en el 2019?

Óscar Martín: 2018, lo que es el rodaje, pero tuvimos que esperar un año. Grabamos en febrero, teníamos que esperar a que estuviera todo nevado, y ese año hizo un sol de justicia, todos allí en manga corta intentando emular que era invierno, y es que era febrero, pero no lo parecía, así que tuvimos que esperar un año para poder grabar las escenas de la nieve. Ha tenido momentos en los que ha podido ir avanzando, y el estreno si que fue en 2019 en el festival de Austin y luego Sitges, más todo lo que ha venido después.

Antolín: Y ahora en Filmin.

Óscar Martín: Si, lo cual nos tiene muy ilusionados, porque una plataforma como esta te da una visibilidad increíble y tiene un concepto, el de filmoteca, que le va genial a nuestra película. Hay películas en su catálogo muy variadas, de gente que mima el cine. Esperemos que funcione bien.

Antolín: Óscar Martín, muchísimas gracias por haber charlado con nosotros.

Óscar Martín: A vosotros, para lo que queráis aquí estamos.

Por si te han entrado ganas de ver la película y aún no sabes muy bien de que va ‘Amigo’

Después de un grave accidente, David decide llevarse a su mejor amigo Javi y cuidarlo. Sin embargo, no pasa mucho tiempo antes de que salgan a la superficie las peleas entre los dos, dejando al descubierto una relación envenenada y homicida, más cercana a la locura que a la amistad que parecen tener.

Tráiler

Otras entrevistas geniales que no puedes perderte son:

Entrevista a Kike Maíllo por el estreno de ‘Cosmética del enemigo’ (2020)

Entrevista a Mabel Lozano por ‘Biografía del cadáver de una mujer’

Comunicador Audiovisual. Amante de la cultura, risueño, apasionado del cine español y de las series de thriller. Como diría Almodóvar, "Lo siento señorito, pero yo soy testiga de Jehová y mi religión me prohíbe mentir" También puedes leerle en mi página web: https://tucinecritico.com/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*