.

Entrevistamos a Christina Rosenvinge, protagonista de ‘Karen’

Hemos tenido la enorme suerte de hablar con María Pérez Sánz y Christina Rosenvinge gracias al Festival de Cine de Sevilla de su cinta ‘Karen’. La directora extremeña y la intérprete, se han atrevido a contar la historia de Karen Blixen, esa figura a la que todos conocemos por ser la autora de Memorias de África. Hoy os traemos como ha sido el rodaje de esta cinta que nos transporta al corazón de Kenia para su protagonista, Christina Rosenvinge. No dejes de leer, vas a quedar atrapado.

Marta: Quería comenzar dándote la enhorabuena por el papel en ‘Karen’, creo que es una cinta con un toque muy íntimo y especial y gran parte de eso se debe a tu presencia y trabajo.

Christina: Muchas gracias

Marta: Supongo que no es la primera vez que te hacen esta pregunta, pero tenemos mucho interés en escuchar la respuesta ¿Cómo llega a ti este papel?, ¿Qué te hace decir sí a ‘Karen’?

Christina: Bueno me llegó primero porque conocía a María, después de un concierto mío en el que apareció en el camerino me dijo que me quería proponer algo, quedamos un día y me dijo que quería que hiciera la música de una película que estaba preparando sobre Karen Blixen, salté enseguida dentro del proyecto. Me apetecía mucho, creía que era para mí un desafío y me apetecía mucho hacerlo y además de hecho ya incluso le dije en ese momento que me interesaba mucho la música popular de los años 30 y que tenía una melodía que tenía compuesta de esos mismos días en que la conocí que encajaba perfectamente. Igual era premonitorio y una semana después me propuso que además protagonizara la película. En un primer momento le dije que de ninguna manera y cuando nos vimos en persona me convenció en diez minutos realmente, porque es muy jefa, muy capitana.

Marta: Pues estoy totalmente encantada de que así fuera porque verdaderamente ha quedado un trabajo excepcional. Karen Blixen fue una mujer fuera de serie en su era, por supuesto imperfecta como todos per valiente y atrevida. ¿Cómo es dar vida aun personaje con una carga histórica y cultural tan fuerte?

Christina: Bueno, era una responsabilidad muy grande porque además me marcas una figura sacralizada prácticamente,  de hecho, María pensó en mi por eso, porque María no quería una actriz si no que quería alguien que se asemejara mucho al personaje que ella había creado y realmente eso también ocurre con Alito que hace el personaje de Farah. Nuestra experiencia vital tiene conexiones con lo que estábamos representando, para mi recrear la vida de una artista, además viniendo de una familia danesa muy similar a la mía, con un sistema moral que comprendo desde dentro porque es el mismo en el que me educaron y con una experiencia vital tan radical de fracaso y sin embargo de … como su fracaso, su ruptura luego le lleva realmente a encontrar su destino de ser escritora. Su fracaso como granjera la convirtió en escritora realmente. Bueno pues es algo con lo que podía conectar inmediatamente y María era eso realmente lo que estaba buscando, los puntos de conexión.

Marta: ¿Cómo te preparas para el personaje porque bueno, tu eres interprete, estás acostumbrada a moverte en un círculo artístico, pero supongo que es totalmente distinto el proceso creativo de crear música a llevar a la vida a un personaje?

Christina: Sí crear música es distinto, componer es parecido a escribir, la sensación física es parecida pero interpretar como cantante es muy parecido a la sensación de actuar, es decir tienes que aprenderte al dedillo la canción perfectamente instrumentalmente y vocalmente, tienes que prepararte físicamente para ello, la parte teórica tenerla totalmente al dedillo para luego olvidar absolutamente lo que has aprendido y recrearlo en unas circunstancias adversas o antinaturales como en un escenario, que ya no es la intimidad de tu casa o como es el set de rodaje que tampoco es la intimidad de tu casa y donde delante de un montón de personas tienes que crear algo de forma muy pura como si fuera la primera vez que ocurre , un dialogo, una canción como si fuera la primera vez que la cantas y como si fuera la primera vez que dices esas palabras, así que en ese sentido se utiliza así el mismo músculo, es una técnica parecida.

Marta: La presión debe ser enorme porque además en ‘Karen’ la cámara esta fija en ti casi todo el rato. ¿Cómo se lleva?

Christina: Impone mucho, también para mi resultó fácil porque la labor de ambientación que hizo Carmen Main, el vestuario que hicieron las diseñadoras de Carmen17 o el maquillaje de Inma Azorín, todo eso ayudaba muchísimo porque la transformación es tal que te meten en el papel. También el ambiente de rodaje, aunque fue todo a matacaballos, porque estuvimos rodando en 16mm, en combo, con tiempo limitado y película limitada. Sin embargo, todas las personas que estaban implicadas eran una pequeña familia muy compenetrada y donde había una sensación de compañerismo sensacional, así que eso ha ayudado mucho.

Marta: ¿Y si tuvieses que elegir un momento que tengas en el recuerdo que de vez en cuando te asalta una escena favorita, un momento muy divertido o muy triste del rodaje, cual sería?

Christina: Había un momento que era muy difícil porque era un momento en que tenía que llorar y la maquilladora me dijo, bueno puedes llevar escondido entre las manos un algodón con mentol, es un truco que a veces utilizan los actores porque cuando te lo acerques te va hacer llorar, y yo tenía una visión muy romántica y le decía, «no yo no quiero truco, yo voy a llorar» , pero claro era muy difícil porque la situación idílica, del rodaje, yo estaba muy feliz  y tuve que separarme de todo el mundo quedarme encerrada durante una hora y pico y una vez que ya estaba lista anímicamente pedí un vaso de vino extremeño y por ahí corrieron lagrimas como ríos claro. Eso es maravilloso porque la situación fue tan potente que vi a las personas del equipo llorando también conmigo, hubo un momento muy mágico.

Marta: La magia del cine dentro del cine, son esas cosas…

Christina: Sí fue tan creíble que hice llorar a todo el mundo.

Marta: Lo cierto es que cuando estas viendo ‘Karen’ en un principio pasa un poco desapercibida, mientras la estás viendo, pero luego como que te ataca. Una vez que has terminado de verla como que vuelve a ti, vuelven ciertas escenas, ciertos momentos. Para mi concretamente son esos momentos en los que estás haciendo los arreglos florales, que son como muy llamativos y luego estudiando al personaje puedes ver que era algo que marcaba su personalidad muchísimo y yo creo que eso se ve muy bien en el cine y que habéis conseguido totalmente entre María y tu, llevarnos a ese personaje mucho más íntimo que no lo conocíamos a este momento.

Christina: Sí, lo que se intenta retratar además es el aspecto más íntimo, más desnudo y más desgarrado de un personaje, de una escritora de cuya imagen tenemos grabado la versión mas idealizada de la película de ‘Memorias de África’, esto es como una versión más desnuda y realista de ese gran fracaso.

Marta: Escuchándote podemos entender que te ha encantado la experiencia.

Christina: Sí, me ha encantado la experiencia, creo que la película esconde una lección muy hermosa, como que detrás de cada final hay un nuevo principio y que es una película que se te queda dentro.

Marta: ¿Te atreverás en el futuro con más cine?

Christina: Tiene que venir a mí, no lo voy a forzar, la música ocupa gran parte de mi corazón y de mi tiempo, siempre he estado abierta, pero muy excepcionalmente se producen proyectos como este.

Marta: Muchas gracias por tu tiempo, espero que sea un gran éxito.



Si te ha gustado la entrevista a Christina Rosenvinge no puedes perderte la crítica del largometraje y tampoco la entrevista a su directora.

‘Karen’, la intimidad de un icono (María Pérez Sanz, 2020)

Entrevistamos a María Pérez Sánz, directora de ‘Karen’

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario