Entrevistamos a Belén Sánchez Silvero, productora de ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’.

La  luz cobriza del Mediterráneo cubre esa atmósfera de western sobrenatural que sobrevuela en el nuevo Drama-Comedy de María Ripoll. Un retrato generacional de una juventud que busca la redención en ese catártico momento que supone las veraniegas Fiestas Mayores de nuestros pueblos. Sudor, reencuentro, música y sobre todo mucho alcohol para liberar a todos nuestros fantasmas interiores.

‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’ es de esas películas que irá calando poco a poco, como aquellas películas que duraban en la cartelera de un cine más de un año y que el boca a boca hacía que fuera creciendo poco a poco. Porque la mano maestra de una de nuestras grandes directoras hacen que de ella florezcan aquellos sentimientos que todos reconocemos. Sus armas siguen siendo la de crear un escenario técnico, donde un guion tamizado con el espíritu de la directora de “Vivir dos veces”, es el espacio necesario donde sus actores representarán con total veracidad el alma de sus personajes. 

Mientras el pueblo se prepara para celebrar su fiesta mayor, Blanca se esmera en que la primera paella que hace en su vida le quede perfecta. Ha conseguido reunir a sus amigos de toda la vida después de años sin verse. Todos están en la treintena y sienten que la juventud se les escapa, atrapados en la precariedad laboral, el desencanto y un continuo volver a empezar. La paella se alarga hasta el anochecer, entre revelaciones de secretos, reproches y equívocos. Pero ahora más que nunca, los cinco amigos se necesitarán unos a otros para salir adelante.

Y si hablamos de ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’ no hay mejor persona para conocer la película que su productora Belén Sánchez Silvero (Un Capricho de Producciones). Ella fue elegida por la revista Variety como una de las productoras españolas con más proyección del momento. Tras la brillante y multipremiada ‘La Inocencia’ (2019) de Lucía Alemany de ‘Secaderos’ (2022) de Rocío Mesa, es el momento de hablar de ‘Nosotros no nos Mataremos con Pistolas’. Y qué mejor lugar donde realizar una entrevista que el Hall del Phenomena en Barcelona, donde no es difícil percibir el aura de Stantley Kubrick justo cuando te acomodas en uno de sus acolchados sofás cubiertos con ese apabullante rojo glamour.       

Comenzamos.

Carlos Garries: ¿De dónde surge ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’? 

Belén Sánchez: ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’ es una obra de teatro que fue muy significativa para el público cuando se estrenó sobre todo en Valencia, Madrid y Barcelona. La reacción que tenía el público y los debates posteriores que provocaba la obra, nos hicieron pensar que ese retrato era muy actual y que tenía sentido explicarlo en cine porque nos permitía, reflejar los conflictos de una generación desde el humor y el canto a la amistad.

Carlos Garries: ¿Qué aporta la película con respecto a la obra de teatro?

Belén Sánchez: La película, en esencia, es igual a la obra de teatro pero formalmente el guion es muy diferente, los diálogos están  totalmente cambiados y hay muchas aportaciones a nivel visual y humorístico que no están en la obra de teatro. Creo que sobre todo lo que aporta la película es un poco más de humor por contraposición al drama, la presencia de esa amiga que no está que está reencarnada en la gallina, es otro espíritu. La obra de teatro es mucho más seria y clásica en cierta forma y la película es más divertida y gamberra.

Carlos Garries: ¿Cuándo pensasteis como productores, que María Ripoll era la persona adecuada para dirigir la película?  

Belén Sánchez: El espíritu loco de María le va de maravilla a la película y también por la dirección de actores. Necesitábamos una directora con experiencia que pudiese jugar con cinco actores interpretando todos juntos, y a la vez, dando lo mejor de sí en este tono entre la comedia y el drama que es muy difícil de conseguir

Carlos Garries: Efectivamente, porque realmente es una película de actores. ¿Costó configurar el casting?

Belén Sánchez: Realmente de la misma obra sólo repite el actor que interpretaba el personaje de Gabi , (Gonzalez de Ebia que es un actorazo)  y luego lo que costó mucho fue hacer el grupo, en términos individuales habían muchas opciones para hacer cada uno de los personajes, pero construir ese grupo fue lo más complicado. Hubo muchas dudas, mucho coach, mucho ponerlo a ellos juntos y ver cómo se interrelacionan ellos  y cómo funcionaba el grupo, que haya ese espíritu de amistad que queríamos que se reflejase en la película. 

Carlos Garries: Los problemas de los treintañeros son un género en sí mismo, Hay auténticos clásicos como Reencuentro, la serie Treinta y tantos y  últimamente Las Distancias, que reflejan ese retrato generacional que supone el cambio de la juventud a la madurez.   

Belén Sánchez: Si son temas a los que te enfrentas una vez en la vida, cuando ya sabes quien eres, un adolescente en crisis existencial. En ese momento  tienes que decidir sobre qué relación vas a tener a largo recorrido o cómo será la sexualidad vas a tener o que tipo de trabajo encontrarás o cómo te vas a integrar en la sociedad desde tu diferencia pero conociéndote a ti mismo. Son conflictos que todas las generaciones tenemos. Y nuestra generación marcada en esta cultura mediterránea y española que hemos vivido, es una generación que ha vivido muchísimas crisis en muy poquito tiempo de diferencia entre unas y otras, desde la crisis financiera, la burbuja inmobiliaria, el 15M, No a la guerra, la pandemia, cada vez que sales de una crisis cuatro o siete años después tienes otra. Una situación totalmente surrealista en una generación para la que esto de la inestabilidad, la precariedad y el reinventarse está a la orden del día y creíamos que tenía sentido reflejar.

Carlos Garries: Sobre todo reflejarlo en una zona como Valencia, situaciones que puede emparentarse con la crisis que afectan globalmente como vemos en la última película de Sean Baker, Red Rocket, zonas industriales que van muriendo poco a poco y con ello va hundiéndose toda una generación que no encuentra trabajo ni opción de vida. 

Belén Sánchez: Si va muriendo poco a poco y necesita reinventarse, por otra parte tiene un background de contexto, eso antes fue una zona industrialmente muy potente y ya no lo es, antes fueron unos campos sanos y que daba cítricos, verduras de la tierra a toda España, y ya no, entonces eso nos permitía hacer un paralelismo entre nuestra generación y los traumas del pasado, al fin y al cabo es memoria histórica que finalmente todo se relaciona                 

Carlos Garries: ¿La escena del recorrido del tele paella sería ese viaje hacia la excusa de volver a unir el grupo en esta era post industrial? 

Belén Sánchez: Si, la paella es un ritual, es el reencuentro, es la excusa, es la comida compartida.

Belén Sánchez: Nosotros queríamos en algún momento salir de la casa y mostrar el contexto donde estaban nuestros personajes principales, el recorrido de la paella delivery nos permitía hacer esa trayectoria y aprovechamos en toda su totalidad el lenguaje cinematográfico, algo que podíamos hacer en la película y que no veíamos en la obra de teatro.  

Carlos Garries: Los grupos necesitan siempre volver siempre hacia aquel pasado donde la vida era más fácil? 

Belén Sánchez: Si en la escena cuando estaban todos juntos, cuando iba todo bien, cuando todavía éramos jóvenes y nos íbamos de campamento y nos queríamos sin complejos ni reproches, y el poder verla después unos años, todos juntos, te permite perdonar de todo lo malo que puede haber pasado, de que no habéis, quizás, conseguido hablar en su momento, pero si ahora cuando ya has llegado a la madurez, que es finalmente  lo que intentábamos reflejar en esta película. 

Carlos Garries: ¿Un grupo es un amalgama de diferentes personalidades que coexisten dándole un sentido al mismo?.  

Belén Sánchez: En los grupos hay unas dinámicas que para que el grupo exista son humanas y casi son indispensables, si no hay una anfitriona, esa persona que nos convoca, la que lo organiza, la que mete la pata, el que le pone humor y cariño para que todos nos suavicemos cuando las cosas se ponen feas, entonces no habrían grupos de amigos.

Carlos Garries: Es un drama pero desde un punto de vista de la comedia

Belén Sánchez: Yo creo que es un drama desde la comedia, pero sobre todo desde el cariño, lo que queríamos era mostrar una generación que lo ha tenido difícil, pero dentro de lo difícil, ha podido soñar y hacer muchas cosas que generaciones anteriores no habían podido realizar porque no tuvieron su momento de bonanza y de poderse independizar justamente. Queríamos reírnos de nosotras mismas, no concebimos la autocrítica, es una película realizada mayoritariamente por mujeres, por mujeres de esa generación y no concebimos hablar de nosotras mismas  sino es desde la autocrítica y el humor.  

Carlos Garries: Primero ‘La Inocencia’ ahora ‘Nosotros no mataremos con pistolas’, ¿Os gusta como productora, la fiesta, el ambiente de pueblo y  la zona del Levante. ¿Se pueden complementar las dos historias? 

Belén Sánchez: Si, son dos tipos de personas que salen de  un mismo pueblo, a mi me gustan las películas que están ambientadas en un pueblo, porque al fin de acabo un pueblo es un reflejo pequeño de nuestra sociedad. Creo que no está tan representado en el cine y en audiovisual como quizás las grandes ciudades, es por eso que nos gusta hablar de estas pequeñas historias pero que nos interpelan a todas, básicamente, por eso elegimos el pueblo y por eso elegimos grupos de amigos con inquietudes diversas.  

Carlos Garries: Y que siempre acaban en una gran fiesta.

Belén Sánchez: Si, eso está bien (Risas) acabar en una gran fiesta. Eso es una cosa que, para mi personalmente, es la mejor manera de acabar, sobre todo si estamos hablando de finalizar y exorcizar demonios, ese el momento catártico donde puedes permitirte saltar de tu grupo a la comunidad y llegar a ese sentimiento colectivo de que estamos vivos, vamos a celebrarlo y seguir compartiéndolo.                                

Carlos Garries: Sí, porque hay lazos sentimentales de unión en un grupo gracias a una canción, un baile, una película, un recuerdo, un momento.  

Belén Sánchez: Efectivamente, porque son dos historias que parten del sitio donde has nacido y están basadas en historias reales. En el caso de ‘la Inocencia’ hablamos de una vivencia de la propia directora Lucía Alemany y en el caso de ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’ parte de la experiencia de un grupo de amigos donde uno de los componentes del mismo, decidió quitarse de en medio. Son experiencias que te marcan y a partir de las cuales, aprendes, creces y te forjan a ti mismo, eso es inevitable porque es una experiencia de aprendizaje. 

Carlos Garries: ¿Cuál es el trabajo real de una productora? 

Belén Sánchez: El trabajo de un productor en resumen consiste en encontrar una historia, buscando las personas, el lugar y los recursos necesarios para poder reflejarla. Debemos atrapar la esencia que deseamos contar en la pantalla y después atraer al público para que la vea. Nuestro trabajo acaba cuando hablamos con vosotros y estamos en un cine compartiendo nuestra experiencia con el público. Después leeremos y escucharemos vuestras criticas, pero sobre todo estamos atentos a lo que la gente habla sobre ella una vez vista, incluso muchos años después de su primer contacto con ella. Nuestro trabajo, al fin y al cabo, es como unir flechas, debemos encontrar la mejor historia con las mejores personas que tengamos disponibles en ese momento para hacerla y empujarla para que llegue al público.  

Carlos Garries: ¿Es difícil encontrar directores, actores y equipo técnico idóneos para cada una de los proyectos en los cuales os embarcáis?

Belén Sánchez: Sobre todo es muy bonito porque a veces según el grupo que formas, la historia será de una manera o de otra. Es como cocinar, según los ingredientes que mezcles el film tendrá un gustito u otro .Sinceramente es lo que más me gusta, me encanta unir personas y mezclar talentos, hacer apuestas y finalmente preguntarte ¿Qué pasaría si a una obra de teatro generacional, que es un auténtico drama, la convertimos en una obra berlanguiana con una directora como María Ripoll que tiene como un punch para la comedía? Y de repente surge una comedia que no estaba en la obra, pero damos un paso más y le añadimos unos actores que en un principio no se conocen pero que tienen mucho potencial para hacerse amigos. Pues aparecen cosas como en Nosotras no nos mataremos con pistolas donde se transmite la esencia de la historia. Para mi es lo más bonito y lo más satisfactorio es juntar a personas talentosas e inteligentes delante y detrás de las cámaras.

Carlos Garries: ¿Quiénes son tus productoras favoritas?

Belén Sánchez: Me gusta mucho el trabajo de Valerie Delpierre, me encanta su aproximación al cine en general. También admiro muchísimo lo que hace María Zamora y su pareja Enrique, son unos genios de la producción independiente y también de la distribución, tienen un gusto exquisito y una cultura cinematográfica que admiro muchísimo. Disfruto también con lo que hace Nuria Porter. Hay muchas productoras muy, muy, buenas como Esther García de El Deseo o Laura Rubirola, una mujer muy inteligente que ha hecho muchas cosas muy interesantes. También Angels Masclans es una gran productora, una gran maestra. A mi me parece fantástico que podamos explicar historias desde la diversidad y con un punto de vista diferente,  que podamos demostrar que las mujeres también podemos hacer cine que interesa y de calidad. Me encantaría que esto siguiera creciendo hasta convertirse en algo normal, hasta que seamos la mitad más una pero sobre todo que sigamos haciendo cine.

Carlos Garries: María Ripoll junto a directoras como Icíar Bollaín, Chus Gutiérrez, Isabel Coixet son ese puente de la generación que rompieron el techo de cristal y abrir esta nueva generación de directoras (Clara Simón, Pilar Palomero, Belén Funes o Elena Trapé) que están demostrando, con premios internacionales y nacionales, que son la realidad del nuevo cine español.  

Belén Sánchez: Efectivamente, ellas han continuado abriendo la beta. En concreto María tiene un espíritu muy curioso,  le gusta innovar,  hacer cosas nuevas sin miedo, es salvaje. En cualquier historia hará todo lo posible para verla y transmitirla. María en esto es una genio, una crack, tiene una intención increíble y en el set se desenvuelve con una naturalidad que es admirable que solo te la da la experiencia y la seguridad de haber hecho cosas que han funcionado.

Carlos Garries: ¿Qué proyectos tiene en cartera Capricho film?

Belén Sánchez: En primer lugar, mi deseo es que sigamos yendo mucho al cine, ojalá sigamos haciendo muchas películas y que el público las vea y las apoye y las mire. Este año vamos a estrenar un documental sobre la juventud del poeta Gabriel Ferrater realizado mayoritariamente con imágenes de archivo. Además, estamos financiando otros largometrajes de ficción pero que todavía están en fase de preproducción. 

Carlos Garries: ¿Cuál es tu opinión sobre la coexistencia entre plataformas y salas de cine? 

Belén Sánchez: Son modelos totalmente diferentes. A mi me interesa que las obras que impulsamos desde la producción independiente con voces diferentes, discursos menos uniformes, crítico y muchas veces más arriesgado, se pueda ver mayoritariamente en grandes plataformas y acabe llegando al público. Si las plataformas van a apostar por este tipo de cine, me parece fantástico porque a cuanta más gente lleguemos muchísimo mejor, porque es un hecho real que la gente está consumiendo audiovisual sobre todo en plataformas y no en cine. Aunque no me sabe mal, creo que el evento comunitario de compartir una historia delante de una gran pantalla y comentarla después es algo irremplazable. Los dos tipos de exhibiciones pueden coexistir perfectamente siempre y cuando en las demás ventanas podamos tener acceso a ese tipo de contenido diferente, que nos permite emocionarnos, reírnos, y conocernos mejor a nosotras mismas.  

Tráiler de ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’

Otras entrevistas con las que descubrir el cine español son:

Entrevistamos a Roberto Bueso por ‘Llenos de Gracia’

Entrevista a Pablo Alamá, quien da vida a Rey en ‘La noche más larga’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.