‘Entre valles’, ¿Dónde empieza la generosidad? (Radu Muntean, 2021)

La hipocresía, la generosidad, la empatía y la caridad se entremezclan de forma compleja en esta película rumana que se presenta como drama pero que destila tintes de thriller que quiso ser y no pudo.

Lo cierto es que cuando empiezas ‘Entre valles’ no sabes muy bien que esperar. Sus tonos terrosos, localizaciones salvajes en pleno corazón de la montaña y unos personajes que se mueven en 4×4 por ellos nos dejan una sensación de road movie mezclada con toques de terror que no son explotados pero tampoco buscados.

María, Dan e Ilinca están en su habitual viaje humanitario de fin de año. Conducen sus grandes todoterrenos por sucias carreteras de montaña para llegar a pueblos lejanos y ofrecer bolsas de regalos a los lugareños. En el camino, conocen a un anciano solitario y acceden a llevarlo al aserradero donde supuestamente trabaja. Pero cuando su coche se queda atascado en una zanja, el aserradero resulta estar abandonado y se ven obligados a pasar la noche junto al anciano senil, sus ideas sobre la empatía y la ayuda empiezan a ser cuestionadas.

Quizá su director, Radu Muntean, quisiese hacernos reflexionar sobre lo mucho que esconde de personal e individualista la caridad, pero en la mayor parte del metraje no reparamos en ello porque estamos pendientes al que ocurrirá, porque algo tiene que ocurrir, o esa es la sensación continua que tenemos. Este tipo de anticipación genera unas expectativas que no se cumplen cuando corre el reloj, y quizá sea ahí donde nos hace sentir como que no llega a puerto. Algo que no es ni bueno ni malo, es, sencillamente, deriva, con todo lo que eso supone.

‘Entre valles’ nos lanza a unos parajes desconocidos, con personajes que no conocemos de nada y con los que nos cuesta sentirnos como en casa. No es hasta avanzada la película que sentimos hay tierra bajo nuestros pies y sabemos por donde van los tiros. Es como que sabemos que están entregando comida a personas desfavorecidas y aisladas socialmente pero no entendemos cómo se ha llegado ahí hasta que alguien nos lo explica. ¡Y eso que los personajes dialogan entre ellos y ofrecen información privada que nos da algo de contexto!

El reparto es pintoresco donde los haya. Influye, y mucho, el hecho de que se hayan utilizado lugareños para dar vida a los personajes secundarios, lo cual aporta los mayores rasgos de autenticidad. Los protagonistas, liderados por Maria Popistasu están justo donde el director los quiere, como al borde de un ataque de nervios o una crisis personal sin parangón. Se encuentran nerviosos, inestables mientras lo enmascaran todo en afabilidad, cordialidad y conversaciones banales.

El problema es que el guion, por su complejidad, se diluye en historias que no llevan a ningún sitio y que a duras penas sirven de excusa para mover la historia hacia delante. Con tanto giro forzado que genera situaciones terroríficas, nos encontramos sin creernos lo que ocurre, porque suena y se ve en los rostros de quien lo padece, forzado.

¿Cómo mostrar en pantalla la lucha interna entre autorrealización y generosidad? ¿Cómo mostrar que el heroísmo es en la mayor parte de los casos un subidón de ego y superioridad hacia otros? Quizá a través de diálogos muy profundos, con gran desarrollo o con una acción épica que tiene un resultado devastador y de ahí rasgar algo de clarividencia… pero no en un viaje accidentado en un 4×4 en el que se quiere decir tanto que no se dice nada.

Y es una pena porque la oportunidad era tremenda. Quitarle la máscara al aburguesamiento, a la falsa modestia, a la generosidad que esconde hacernos sentirnos mejor a nivel personal en vez de aportar cambio real al mundo, y sobre todo, darle al voluntariado la oportunidad de hablar seriamente de que vivimos en una escala tremenda de grises y eso no mancha, sino purifica y engrandece la conversación necesaria para hacer de este un mundo mejor, estaba ahí para ser aprovechada porque la idea base era excelente.

Con suerte quienes se acerquen a ‘Entre valles’ verán esa posibilidad y no se dejarán llevar por las sensaciones de imprecisión que a mi me han dejado las acciones y conversaciones de sus personajes cuyo final no ha calado todo lo que debería.

Cuéntanos que sensaciones te ha dejado cuando te aventures con ella a viajar por Transilvania.

Tráiler de ‘Entre valles’

¿Nos encanta?
Overall
2.6
  • Edición y montaje
  • Guion
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Fotografía
  • Banda Sonora
Sending
User Review
0 (0 votes)

Otras películas estrenadas este 2022 son:

Todo el mundo odia a Johan’ (Hallvar Witzø, 2022)

Bullet Train’ (David Leitch, 2022), risas gratis, tren caro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.