.

‘El misterio de Block Island’(2020). Ruido blanco y horror cósmico.

En ‘El misterio de Block Island’ algo terrible está pasando en la costa de Block Island. Una fuerza extraña provoca reacciones inesperadas en sus habitantes y en su entorno 

Curioso ejercicio de terror de bajo presupuesto y ribetes lovecraftianos, en la línea de las baratísimas cintas del tándem Benson-Moorehead, aunque sustituyendo el negro sentido del humor de éstos por un innecesario componente melodramático de cuentas familiares sin saldar.

Además, pese al entusiasmo de algunos plumillas, ni la trama constituye ningún prodigio, ni el desenlace resulta tan sorprendente, pues la clave aparece, oportuna y didácticamente verbalizada, hacia el final del primer tercio del metraje; basta con estar despierto y moderadamente atento. Tampoco el reparto, plagado de rostros desconocidos y en absoluto sobrado de talento, ayuda a desembarazarse de la sensación de telefilm de sobremesa que en ciertos tramos dimana la película; si bien, insisto, de los modestos recursos financieros que se le presumen no cabía inferir grandes alardes a tal respecto.

Hechas las censuras pertinentes, conviene aclarar que en la balanza de aspectos positivos y negativos, el peso de los primeros es bastante mayor; quedando los segundos como peccata minuta fruto de la bisoñez y de las referidas estrecheces pecuniarias. Porque El misterio de Block Island se ve con sumo agrado y notable turbación, virtud que difícilmente puede predicarse de otras muchas historias de similar pelaje que en los últimos lustros vienen desluciendo el subgénero.

Los hermanos McManus evidencian un talento indudable para la creación de atmósferas malsanas. Con una sencillísima puesta en escena y los golpes de efecto justos logran ponernos los pelos de punta en numerosas ocasiones, transitando del horror cósmico al Hitchcock de ‘Los pájaros’ (‘Alfred Hitchcock´s The Birds’, 1963) sin que les duelan prendas en la osadía amalgamadora.

El sonido, tal como se infiere del título original —como casi siempre, mucho más elocuente que las convencionales versiones castizas—, cobra una importancia capital, puesta de manifiesto en el trato privilegiado por parte de los mixers Shawn Duffy y Andrey Randovski, quienes se sacan de la chistera un escalofriante leitmotiv, mezcla de borboteo y ruido blanco, en afortunada sustitución de los acostumbrados, y muy sobados, subrayados musicales.

En fin, ‘El misterio de Block Island’ no está llamado a revolucionar el cine de terror, ni siquiera, probablemente, a quedar en la memoria de demasiados de sus (maltratados) aficionados. Sin embargo, el sentido común de sus responsables para no complicarse la existencia y hacer que de unas premisas sencillas se derive un desarrollo medianamente coherente, el aseado diseño de producción —con la notable banda sonora antedicha— y un inopinado aliento clásico hacen de ella una obra asaz disfrutable.

Tráiler V.O

¿Pasa el corte?
Overall
2.9
  • Fotografía
  • Guion
  • Originalidad
  • Edición y montaje
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
Sending
User Review
0 (0 votes)

Resumen

  • Lo mejor: el talento de sus responsables para, con mimbres modestos, procrear una película muy estimulante. El trabajo del equipo de sonido, oportunamente resaltado en el título original.
  • Lo peor: que sin constituir ninguna maravilla, destaque sobre la mayoría de títulos de terror del último lustro, prueba del precario estado en que se encuentra el subgénero.

Otras pelis oscurillas que ver son:

Voces’ (Ángel Gómez Hernández, 2020) | Netflix

‘Casa ajena’ (Remi Weekes, 2020) Afro-terror y denuncia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*