.

‘El incendio’, la sensación inglesa llega a Filmin

Las series inglesas están en un momento culmen. Sin lugar a dudas han encontrado la fórmula para atrapar con guiones crudos y atrevidos a los espectadores europeos. ‘Deadwater Fell’ o como nosotros la conocemos en Filmin, ‘El incendio’ cuenta con todo lo que pedimos a día de hoy de una serie, una buena factura, creaciones creíbles y un hilo argumental que esperamos no vivir jamás pero que nos atrae infinitamente.

Tom (David Tennant) es un médico de cabecera muy querido en un pequeño pueblo escocés, Kirkdarroch, donde vive con su esposa Kate (Anna Madeley), una maestra de escuela primaria, y sus hijas pequeñas. Una noche, tras un trágico incendio en casa de Tom y Kate, los cuerpos sin vida de la mujer y las niñas son rescatados de las llamas mientras Tom logra salir con vida. La conmoción inicial da paso a la perplejidad cuando se descubre que Kate y sus hijas no murieron en el incendio. La comunidad empieza a comprender que lo que ha ocurrido va mucho más allá de lo que habían imaginado en un principio.

‘El incendio’ es un golpe duro tras otro a nivel emocional. ¿Existe la vida perfecta? Cuando la ilusión de una vida feliz, es solo eso, una ilusión que se desvanece nada más cruzar el umbral de la puerta de tu casa y comienza la pesadilla, es muy difícil sobrevivir, y más aún pedir ayuda.

Esta miniserie de cuatro episodios muestra como la tragedia golpea a toda una pequeña comunidad. El luto es eje de todo lo que vemos ocurrir. Pasamos por todas las fases del duelo y sentimos como propio el dolor al que cada personaje se enfrenta. Desde la perplejidad y el no poder procesar lo que tenemos ante nuestros ojos al más desgarrador dolor que siempre hay tras una verdad que se encontraba velada.

La espiral de destrucción es patente incluso hasta en los más pequeños. Este thriller golpea fuerte por eso. Perder de forma brusca a un ser cercano es siempre brutal, pero si no es un accidente se añaden infinidad de emociones más.

‘El incendio’ propone cuatro horas de realidad humana, ese intento de superar lo insuperable mientras las horas siguen sumando. Es el reflejo íntimo de un matrimonio imperfecto, cuando hablamos de Steve (Matthew McNulty), el sargento de policía y Jess (Cuss Jumbo), la compañera de trabajo de Kate, y a su vez es el espejo de un psicópata (Tom) escondido a plena luz del sol y de la personaje que sufre su abuso continuado.

Pero si debemos destacar algo es, sin duda, este elenco con el que cuenta. Cada uno de los personajes está cuidado al detalle, todos son tridimensionales. Ayuda y mucho el cuidado guion, pero sin unas interpretaciones de diez, la serie habría perdido muchísimo.

No hay que presentar a David Tennant (‘Good Omens’ o ‘Criminal’), que se sale en este papel. Sus ojos y semblante impasible son claves para disfrutar de la acción de la serie, pero no olvidemos a Cush Jumbo, quizá con el papel más emotivo y difícil de dar cuerpo. La actriz aquí pivota y pasa por una miríada de sentimientos de forma ejemplar. Finalmente, Anna Madeley, en el papel de Kate refleja la desesperación, el estoicismo y el miedo como hacía tiempo no veía en televisión

Se trata de una serie muy dura de ver, de hecho no creo que puedas consumirla seguida. Hay demasiadas emociones que digerir, y ninguna de ellas agradable, pero definitivamente no puedes dejarla pasar. Cuenta con una factura buenísima, un hilo y una trama que te mantienen enganchada a la pantalla. Acuérdate de respirar cuando termine.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.5
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Edición y montaje
  • Guion
  • Originalidad
  • Banda Sonora

Puntos fuertes

  • Historia desgarradora
  • Increíbles interpretaciones
  • Tensión a lo largo de toda la miniserie

Otras series inglesas que ver

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario