.

‘El arte de volver’ (Pedro Collantes, 2020)

Producida por Tourmalet Films, ‘El Arte de Volver’ es el primer proyecto español seleccionado en el Biennale College Cinema de Venecia. La cinta se ha estrenado en el Festival Internacional de Cine de Venecia y es el primer largometraje del director, guionista y montador, Pedro Collantes.

Noemí es una joven actriz que vuelve a casa después de seis años en Nueva York para presentarse a un casting que podría cambiar su carrera. Durante las primeras veinticuatro horas de regreso en Madrid, Noemí tiene una serie de encuentros y despedidas que le enseñarán a apreciar las estaciones de la vida.

‘El arte de Volver’ empieza con un potente primer plano y se la juega, acertando de pleno en su cierre al replicar el mismo planteamiento. Esta cinta de Pedro Collantes llega a esos pequeños rinconcitos de duda y miedo que todos tenemos. Con su protagonista, Noemí, pasamos solo unas horas, pero enseguida reconocemos a una persona con la que compartimos mucho más de lo que nos gustaría.

En los primeros minutos de largometraje, mientras aún estamos acostumbrándonos a la presencia de Noemí, interpretada, por cierto, por una magistral Macarena García, el director nos lanza a un mundo resquebrajado, de relaciones frágiles sustentadas solo por la comodidad de la costumbre.

‘El arte de volver’ no solo tiene un título precioso que nos permite elucubrar sobre las infinitas posibilidades que entraña su guion, es a la par toda una declaración de intenciones. Todos nos hemos visto abocados a regresar en algún momento. No necesariamente del extranjero, pero si a una relación enfriada por el paso del tiempo o por la propia dejadez de la rueda de hámster en la que vivimos.

-- "La vida no tiene ensayos. Uno tiene que estar donde es más feliz."
-- "¿Dónde es eso?"

Todo ello se va experimentando como por episodios en este largometraje. Noemí aterriza de vuelta en un Madrid que sigue igual que lo dejó pero que ya no la reconoce. Todas las relaciones que una vez fueron cálidas han perdido la complicidad y la pasión que un día las caracterizó, y nosotros somos parte de ese doloroso viaje de reencuentro, descubrimiento y encaje de bolillo a nivel sentimental.

Todo ello presentado con forma de retrato intimista de líneas casi poéticas. Con uno de esos guiones que se cuecen lentos y te permiten divagar en tu propia experiencia, y que además deja frase lapidarias que resuenan mucho después de haber terminado la cinta.

Todos sus personajes construyen alrededor de la protagonista, pero a su manera cuentan su propia historia. Ninguno de ellos aparece por aparecer. No hay nada al azar o superfluo en ellos, lo que nos permite profundizar aún más en la protagonista. Sus miedos y sus verdades las reconocemos como propias. Vivir con pocas o casi ninguna expectativa, intentarlo tantas veces que te encuentras agotada es una realidad para un porcentaje demasiado alto de la población. Se pone el dedo en la llaga.

"Es peor sentir nostalgia por las cosas que uno no se ha atrevido a hacer".

Noemí cala poco a poco, y mientras busca la felicidad, intentando averiguar lo que quiere y no de esta vida llegamos al final del largometraje. Ni ella ni nosotros somos los mismos que empezaron la película. Pedro Collantes será nuevo en esto, pero nosotros seguro veremos su siguiente incursión en la gran pantalla.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.5
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Edición y montaje
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Guion

Puntos fuertes

  • Un guion cuidado
  • Una presentación de realidades honestas
  • Una muy creíble Macarena García
Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario