.

El arranque prometedor de ‘Ártico’

El Círculo Polar Ártico está situado en la implacable región polar, en medio de los paisajes helados de la Laponia finlandesa. Después de que Nina Kautsalo, una oficial de la policía finlandesa, encuentra a una prostituta moribunda en una vieja cabaña en el desierto, la investigación criminal subsiguiente toma un giro sorpresa cuando se descubre un virus mortal en la sangre de la prostituta

COSMO ofrece en exclusiva el primer episodio de ‘Ártico’, la serie finlandesa más cara hasta la fecha. Aquí no suelen llegar propuestas de ese país, ahora me vienen a la cabeza ‘Bordertown’ y ‘Deadwind’.

Esta serie, una coproducción con Alemania, fue estrenada el pasado mes de diciembre en Elisa Viihde (plataforma de streaming danesa), y está ambientada en los paisajes gélidos de Laponia, lo que supone ya una atracción para el espectador, que verá a través de la magnífica fotografía un paisaje yermo (pero bellísimo, el color blanco de la nieve, elemento esencial, inunda la pantalla) en el que las bajas temperaturas y las tormentas de nieve resultan obstáculos para la labor de la policía. Fotogramas que trasmiten asimismo el frío y la soledad de los personajes. La serie se filmó principalmente en los paisajes abruptos y nevados de las poblaciones finlandesas de Inari y Utsjoki donde, como podéis imaginar, el rodaje se tornó muy difícil.  

El primer capítulo, una presentación de los personajes y hechos, sirve para poner algunas piezas sobre el tablero. Nina Kautsalo, una oficial de policía en un pequeño pueblo de Laponia, encuentra a una prostituta rusa encadenada y moribunda en una vieja cabaña de un inhóspito paraje de la Laponia finlandesa (hasta aquí el motor de una investigación criminal habitual). Pero los acontecimientos toman un giro sorprendente cuando en la sangre de la víctima se descubre un virus mortal. Es cuando entra en escena otro personaje de vital importancia, Thomas Lorenz, un virólogo alemán que viaja a Laponia para investigar el peligroso virus. El doctor descubre un curioso patógeno en la sangre de la prostituta, que le recuerda a un virus muy raro que vio en Yemen, el cual atacaba a mujeres embarazadas causándoles deformaciones fetales y la muerte de ambos. Thomas notifica al NBI la amenaza que supone el virus, por eso insiste en viajar a Ivalo para estudiarlo con detenimiento. Se compromete a no revelar la verdadera naturaleza del virus para que la investigación policial no se vea comprometida ni torpedeada.

Así que este es un caso en el que está en juego mucho más que descubrir el culpable del asesinato: prevenir una epidemia global cuyas consecuencias pueden ser terribles. Está claro que a medida que evolucionen los acontecimientos, nos daremos cuenta de que los casos de asesinato y el virus están vinculados y tienen una clara conexión con el tráfico de personas.

Visto el primer capítulo de ‘Ivalo’, título original de la serie (una referencia al municipio en el que se desarrolla la acción), parece que este nordic noir promete. La intriga criminal se entremezcla con las complicadas vidas personales de Nina y Thomas, alejadas de la estabilidad. Juntos formarán el tándem protagonista de diferentes nacionalidades tan presente en diversas series de los últimos tiempos. En este aspecto los guionistas pueden sacar potencial.

Con su ambición (los personajes hablan finlandés, alemán e inglés), se pretende llegar al mercado internacional para convertirse en todo un fenómeno mundial. Series como ‘Forbrydelsen’ o ‘Bron/Broen’ lo consiguieron. ¿Estáis preparados para descubrir los secretos que esconden los fríos paisajes de este thriller finlandés?

Filólogo hispánico. Máster de Estudios Avanzados en Literatura Española e Hispanoamericana. Me encantan las series, el cine y la literatura.

Deja un comentario