‘Drive’, la soledad del conductor. (Nicolas Winding Refn, 2011) | A buenas horas

Durante el día, Driver (Ryan Gosling) trabaja en un taller y es conductor especialista de cine, pero, algunas noches de forma esporádica, trabaja como chófer para delincuentes. Shannon, su jefe, que conoce bien su talento al volante, lo mismo le busca directores de cine y televisión que criminales que necesiten al mejor conductor para sus fugas, llevándose la correspondiente comisión. Pero el mundo de Driver comienza a cambiar el día en que conoce a Irene (Carey Mulligan), una guapa vecina que tiene un hijo pequeño y a su marido en la cárcel.

  • Parece difícil trabajar contigo.
  • No si nos entendemos.

Cuando hablamos de Nicolas Winding Refn, nos referimos a uno de los cineastas más fascinantes del panorama mundial, su inconfundible estilo, en el que combina una estilizada atmósfera con una violencia en ocasiones extrema, unido a su particular personalidad, polémicas con el gran Lars Von Trier de por medio, hacen que sus estrenos siempre sean noticia, y sus películas un espectáculo siempre digno de ver, pero esto no siempre fue así. El joven Nicolas, teniendo como una de sus principales inspiraciones ‘La Matanza de Texas’ (Tobe Hooper, 1974) decidió estudiar cine, su talento le llevó a la prestigiosa Academia de Artes Drámaticas de Nueva York, de la que fue expulsado por lanzar una mesa contra una pared. De vuelta a su Dinamarca natal, con tan solo 26 años rodó ‘Pusher’ (1996), una película de gánsters que fue un gran éxito comercial y supuso el debut de Mads Mikkelsen, hoy en día considerada una obra de culto y una de las películas danesas más influyentes de la historia.

El estilo Refn se iría consolidando con sus siguientes películas, entre las que se encuentran las dos secuelas de ‘Pusher’, o su debut en el cine angloparlante con ‘Bronson’ (2008), protagonizada por Tom Hardy, que relata la historia real del denominado como el preso más violento de Reino Unido. Sin embargo, no sería hasta el Festival de Cannes del año 2011 cuando llegaría el reconocimiento definitivo de Refn en el panorama internacional con ‘Drive’, la historia del conductor encarnado por Ryan Gosling encandiló a todo el mundo en el certamen francés, la película se convirtió en una de las favoritas para ganar la Palma de Oro, premio que finalmente fue para Terrence Malick con ‘El Árbol de la Vida’, sin embargo, el danés se llevó el premio al Mejor director de la edición y los elogios de toda la crítica.

Un hombre sin pasado

Ryan Gosling interpreta a un conductor cuyo nombre y pasado no conocemos, de él solo se sabe que tiene un talento sin igual tras el volante, que por el día compagina su trabajo en el taller de Shannon (Bryan Cranston) con actuaciones como conductor especialista en Hollywood, y por la noche conduce para distintos criminales, con una forma de actuar muy delimitada y siempre imponiendo sus condiciones, es considerado el mejor conductor para evadir a la policía. Más allá de este ámbito, es un hombre solitario, sin familia, amigos o vida social, siempre poco hablador, que pasa por su vida cotidiana sin hacer ruido, todo esto cambia cuando se enamora de su vecina Irene (Carey Mulligan), una mujer con un hijo pequeño a cargo y un marido en prisión, al igual que el protagonista, es una persona solitaria que solo se preocupa de mantener a su hijo Benicio, ambos sienten una conexión inmediata, pero esta relación se frustra cuando Standard (Oscar Isaac), el marido de Irene, sale de prisión con unas deudas que no puede saldar, por lo que El Conductor se ve obligado a ayudarle con el fin de proteger a Irene y Benicio.

Fotograma de ‘Drive’

La violencia

Para saldar la deuda de Standard, ambos deben realizar un atraco en una casa de empeños, cuando este sencillo trabajo se complica, las circunstancias hacen que dos importantes mafiosos se vean involucrados, Nino (Ron Perlman) y Bernie Rose (Albert Brooks), ambos no dudan en defender sus intereses, por lo que El Conductor se ve atrapado en una creciente espiral de violencia. Es en este momento cuando se comprende mejor el carácter del protagonista, si bien en ningún momento se hace mención expresa a su pasado, ya que, según Shannon, su jefe, el chico simplemente un día llegó pidiendo trabajo, le ofreció la mitad del salario normal y El Conductor ni no puso problema alguno. Así, el ver como se desenvuelve ante los matones que le persiguen nos hace entender que estamos ante una persona con un turbulento y violento pasado en el mundo criminal, que huyó a Los Ángeles con el fin de empezar de cero y pasar por la vida desaparecido, algo que consigue hasta que aparece Irene.

La atmósfera

Estamos ante una historia sencilla, no especialmente revolucionaria, sin embargo, lo que hace especial a ‘Drive’ es el inspirado trabajo de Nicolas Winding Refn, el cineasta danés consigue crear una atmósfera que es un torbellino de emociones, una mezcla de géneros que engloba acción, drama, thriller criminal y romance, una estilizada estética visual, a destacar el trabajo del director de fotografía, Newton Thomas Sigel, y una banda sonora obra de Cliff Martinez que acompaña a la perfección en todo momento, y es que en ‘Drive’ pasamos de contener la respiración con una secuencia inicial en la que vemos al protagonista trabajar, a emocionarnos con un viaje en coche mientras suena de fondo ‘A real hero’, para finalmente horrorizarnos y volver contener la respiración a partes iguales con el tramo final. El mejor ejemplo lo encontramos en la ya famosa escena del ascensor, en la que en menos de un minuto pasamos por diferentes emociones totalmente opuestas.

Fotograma de ‘Drive’

En conclusión

Drive’ es una de las películas más especiales de la década de los 2010, un éxito totalmente inesperado que catapultó a un Nicolas Winding Refn que, si bien no ha vuelto a conseguir un éxito similar, es uno de los cineastas más interesantes en la actualidad, con un reparto estelar, una estética y una banda sonora que armonizan a la perfección y una mezcla de géneros que hace las delicias de los más cinéfilos. Como dijo Cecil B. Demille, una película debe comenzar con un terremoto y desde ahí ir hacia arriba, principio que ‘Drive’ cumple totalmente. Cumpliéndose diez años de su estreno, no es mal momento para revisarla.

Tráiler de ‘Drive’.

¿Nos encanta?
Overall
4
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones
Sending
User Review
4 (1 vote)

‘El día que vendrá’, viviendo con el enemigo (James Kent, 2019) | A Buenas Horas

Crítica de ‘I Care a Lot’ (J Blakeson, 2020). Privatización es corrupción | A buenas horas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *