.

‘Doctors’ (2016), venganza demasiado fría.

Un romance en dos tiempos obstaculizado por los celos y la venganza. Estas son las premisas con la que se presenta ‘Doctors’. Lo cierto es que no hay nada muy novedoso en este kdrama. Destaca sobre todo por su banda sonora y por las interpretaciones que dejan muchos de sus secundarios.

Nada que no hayas visto antes, aunque verdaderamente, si buscas un melodrama relajado, sin mucho que pensar y aderezado con neurocirugías de fondo, desde luego que has encontrado justo lo que querías ver.

La historia comienza con Yoo Hye Jung, interpretada por Park Shin Hye, una joven huérfana de madre que es abandonada por su padre, cuando éste ya no sabe como meter en vereda a la joven rebelde a quien no han enseñado a lidiar con la pérdida de su madre.

Pronto el camino de Yoo Hye Jung se cruzará con el de Hong Ji Hong (Kim Rae Won), un profesor del instituto que además vive en el mismo alojamiento que su abuela. Hong Ji Hon aportará a la vida de Yoo Hye Jung la estructura y amor propios que hacía tiempo había perdido.

Así la joven de personalidad tosca y rebelde, que bien podría haber acabado de jefa una banda de gánsters, descubre en plena adolescencia lo que es ser cuidada y apreciada, y sobre todo, que sus capacidades dan para mucho más que para meterse en problemas.

Pasados traumáticos, futuros complejos

Entra en juego, en mitad de esta situación el personaje interpretado por Lee Sung Kyung,  Jin Seo Woo, que si tenemos que ser sinceros es bastante odioso y patético a muchos ratos. Ahora es cuando los celos y la envidia dan cuerpo a la historia. En este el momento en que la historia se parte en dos. Ya que la acciones de Jun Seo Woo, que hará sonar la alarma sobre lo inmoral de la relación entre Yoo Hye Jung y su profesor Hong Ji Hong, hará que se cree un hiato y vacío de casi 13 años en la historia.

Por supuesto el detalla trágico y si, llevamos ya unos pocos, viene cuando la abuela de la protagonista fallece inesperadamente. Este hecho hará que la vida de Yoo Hye Jung cambie radicalmente. Su objetivo será ahora conseguir que el médico que trató a su abuela, reconozca su error y sinceramente pida perdón por sus fallos.

De esta forma los caminos de los protagonistas volverán a cruzarse, pero esta vez lo harán en el hospital en el que ambos trabajan en vez de en el instituto en el que desarrollaron su relación.

Doctors’ muestra como el tiempo no cura todas las heridas y también nos tira a la cara esa frase inglesa que tan al pego viene: ‘Out of sight, out of mind’. Algo así como ‘fuera de la vista, fuera de la mente’.

El tiempo no cura todas las heridas porque a pesar de haber pasado más de una década, los deseos de venganza siguen tan frescos en Yoo Hye Jung cómo en el primer día. Toda su vida ha girado siempre alrededor de ella, ha conseguido alcanzar un estatus social y económico con el que jamás había soñado, pero los motivos que le han llevado a ello no le han permitido disfrutar del camino recorrido ni tan solo un segundo.

El recuentro de Yoo Hye Jung y Hong Ji Hong, nos deja pronto saber que para ambos el tiempo se había congelado. Su relación arranca casi donde la dejaron y volverán a ser imprescindibles el uno para el otro.

No faltan en esta serie romances, amores no correspondidos y todo tipo de relaciones de amistad que permiten enlazar la trama y permitirnos respirar con escenas amables y cómicas de la fuerte carga dramática que tiene la serie.

Qué podrían haber explotado

‘Doctors’ es ante todo esa idea de venganza mezclada con romance, pero a su vez nos deja temas de fondo muy interesante que de ser apreciados y observados algo más de cerca nos permite ganarle mucho a este KDrama.

Hablamos de cosas como la contraposición de relaciones filiopaternales que vemos. Envidiamos por completo cómo el jefe de cirugía adopta a Hong Ji Hong y le da el cariño y las oportunidades que el destino le había arrebatado siendo un niño.

Se tratan temas candentes como son la lucha de clases, la búsqueda de respeto, independientemente de la posición social y la privatización y negocio en torno a los centros médicos.

Pero sobre todo nos gusta la figura de la abuela de Yoo Hye Jung, un personaje femenino hecho a sí mismo y que intenta enseñar en cada escena la importancia de una buena educación para no depender de nadie.

Deja que desear en algunos aspectos

Park Shin Hye, a quien has visto antes en la serie de Netflix, ‘Recuerdos de la Alhambra’, realiza un papel dramático bastante plano durante toda la serie, lo cierto es que el guion va perdiendo fuerza y pasamos demasiado rápido de la cara a la cara b de la serie. No podemos hacernos muy bien una idea de cómo se ha desarrollado la vida del personaje, y perdemos mucho de lo que nos llama la atención de la serie en ese aspecto

Volvemos a encontrarnos en ‘Doctors’ con Yoon Kyun Sang, quien se sale en su interpretación en ‘Limpia con pasión, por ahora’ y que en esta serie, a pesar de contar con un papel menos protagónico, arrasa delante de la cámara con su interpretación del talentoso cirujano Jung Yoon Do.

Sigue incluso manteniendo aquí una personalidad un tanto peculiar que choca frontalmente con la distensión y carisma del que será su eterno rival, Hong Ji Hong.

De hecho, es junto a Moon Ji In y Kim Soo Chul, que hacen de mejores amigos de la protagonista, quien más nos entretienen a nivel interpretativo sí dejamos fuera a los artistas invitados que hacen de familiares de pacientes o de pacientes, y que son los que verdaderamente dejan la carga emocional y la representación de su dolor y desesperación por las nubes.

Artistas invitados de lujo

Tenemos por supuesto que mencionar a Lee Ki-woo (‘Just Between Lovers’) quien interpreta al jefe de los gángsters, Gong Byeong-doo, que es tratado nada más empezar la serie por nuestra protagonista, y que acaba aportando con su historia algunas escenas muy divertidas a la serie.

Pero quien quita el hipo es Nam Goong Min que interpreta a Nam Ba-ram el padre de dos niños que necesitan tratamiento quirúrgico. Es en su interpretación y en la historia de su personaje donde de verdad disfrutamos de la serie. A nivel social y emocional nos conmociona y nos hace pensar como ninguna otra historia en todo el drama.

Banda Sonora

¿Quién me iba a decir a mi que esta serie me iba a ganar gracias a sus temas? Claro, no es muy difícil cuando sin venir a cuento y cuadrándola a la perfección con la acción empieza a sonar ‘Sk8er boi’ de Avril Lavigne, y claro, ese soplo noventero que te lleva a tu adolescencia te engancha.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
2.6
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Originalidad
  • Banda Sonora
  • Fotografía
  • Edición y montaje
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Banda Sonora con temazos de los 90
  • Papeles de secundarios que sorprenden


Otras series que no puedes perderte y que puedes ver en Netflix son…

‘When the Camellia Blooms’ (2019), el despertar del hipopótamo

‘Itaewon Class’, Restauración y venganza

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario