Dentro de la historia: ‘The Red Sleeve’ (2021)

Buscar información y más información sobre nuestras series favoritas es un modo de vida, el nuestro. Si has llegado a este artículo es, probablemente, porque eres una enamorada de ‘The Red Sleeve‘, de los Sageuks o en general de los K-dramas. Esta curiosidad innata nos permite conocer tierras y tiempos lejanos, acercándonos un poquito más a ellos con cada nueva cosa que descubrimos.

Si sigues leyendo encontrarás algunas curiosidades sobre el drama, como que está basado en la novela de 2017 ‘Otsomae Beulgeun Kkeuddong’ de Kang Mi Kang y por supuesto leerás algunas pinceladas de la verdadera historia del rey Jeongjo, cuyo nombre de pila era Yi San, el rey número 22 de la dinastía Joseon.

Ya sabes todo lo que pasa en ‘The Red Sleeve’, ahora hablemos de lo que verdaderamente ocurrió en la vida del rey Jeongjo y Uibin (Deok-im).

Deok-im / Uibin (1753-1786)

En ‘The Red Sleeve’ se nos cuenta que el padre de la protagonista era parte de la guardia personal del príncipe Sado, pero la realidad fue mucho más mundana. Su padre fue, durante un tiempo, el mayordomo de Hong Bong-han, el abuelo materno del rey Jeongjo, para más tarde pasar a formar parte del ejército, puesto del que tuvo que retirarse por acusaciones de malversación de fondos en 1761. Su padre fallecería en 1769 cuando Deok-im se encontraba en plena adolescencia.

Uibin y Jeongjon estuvieron casados durante seis años (1780–1786). La tragedia estaba destinada para Deok-im, como lo estuvo para tantas mujeres antes y después que ella mientras estuvo en cinta. Los anales de la historia dejan constancia de dos abortos. Uno el 8 de diciembre de 1780 y otro en el mes de julio del siguiente año. Tendrá que esperar al 13 de octubre para dar a luz a su primer hijo, Yi Sun, quien sería el príncipe heredero Munhyo, que fallecería el seis de junio de 1786.

Una segunda hija llegaría a su vida el 20 de marzo de 1784 para serle arrebatada semanas después (12 de mayo). Un bebé que no tuvo nombre y que no sería el final de los eventos devastadores que formaron parte de su vida. Aún vería morir a Yi Sun durante una epidemia, que a día de hoy se cree fue de sarampión, según las descripciones, que asoló el país, falleciendo ella cuatro meses más tarde, estando embarazada de ocho meses, y junto a ella, el bebé que esperaba, descendiente del rey Jeongjo.

Su ritual funerario tuvo lugar en el palacio de Anhyeon, algo muy poco común para una persona de su rango. Realmente nada fue común en la vida de Deok-im ni en la relación que mantuvo con el rey Jeongjo, quien, según nos cuentan las fuentes, se encontraba fuertemente enamorado de la que fuera su mujer. Una de esas demonstraciones de amor llegó tras su muerte cuando el rey mandó plantar 26.000 árboles en los alrededores de su tumba. Un lugar que a día de hoy sigue en pie y es conocido como parque Hyochang (Distrito de Yongsan, Seúl).

Su primer enterramiento estaba situado a tan solo cien pasos de la tumba de su hijo, el príncipe heredero Munhyo. Sus tumbas eran consideradas Hyochangmyo (효창묘), elevándose su estatus a Hyochangwon (효창원) durante el séptimo año de reinado del rey Gojong. Tras este cambio, solo las tumbas de reyes y reinas tenían un mayor nivel de consideración.

Yi san / Rey Jeongjo (1752-1800)

Yi San ascendió al trono el 27 de abril de 1776, a la edad de 23 años, lo hizo tras fallecer su abuelo, pero tal y como vemos en ‘The Red Sleeve’, este proceso no fue un camino de rosas, sino más bien lo contrario. Los atentados contra su vida, cuando la salud de su abuelo comenzó a empeorar nos dejan ver que la vida en palacio nunca es tranquila o segura. En esto es excelso este K-drama, en que muestra las entrañas de una vida llena de privilegios, pero también de peligros.

En 1762, su padre, el príncipe heredero Sado, fue sentenciado a ser encerrado en un cofre de arroz, donde murió de inanición a los 27 años de edad. La vida de conflicto y caos llevada por Sado, probablemente debido a una enfermedad mental, se piensa era bipolar, llevó a su muerte por orden de su propio padre, quien desde ese momento depositaría las esperanzas del reino en su nieto Yi San.

Según un estudio que aparece en Journal of Korean Neuropsychiatric Association 2014; 53(5): 299-309. La literatura y obras recopiladas de esa época dejan ver que el Príncipe Sado sufría de síntomas psiquiátricos, que incluían estado de ánimo deprimido, ansiedad, comportamiento suicida, comportamiento agresivo y delirio persecutorio desde los 13 a los 27 años. Muchos de sus síntomas coinciden con el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. Criterios todos ellos clave en episodios depresivos y maníacos, por lo que se sospecha que padecía trastorno bipolar. También mostró fobia a la ropa, que puede considerarse un síntoma obsesivo compulsivo. Algunos de sus parientes, el rey Gyeongjong y Sanggyegun, podrían haber sufrido un trastorno depresivo con características similares.

La preocupación en palacio y sobre todo en el rey Yeongjo de que su nieto exhibiese el mismo comportamiento se deja ver en la serie, donde incluso vemos como el príncipe heredero recibe golpes por parte de su abuelo y es encerrado en sus aposentos. No fue su abuelo el único preocupado por esta posibilidad. Muchos de los nobles temían tener a un posible ‘Sado’ en el poder. Parte de aquí, uno de los motivos para la compleja ascensión al trono de Yi San.

En ello, jugó un importante papel Hong Guk-yeong, secretario real y una de las personas con más poder durante el reinado de Jeongjo. Un poder que acabó sobrepasándolo junto con su avaricia, siendo exiliado. ¿Te suena al papel interpretado por Kang Hoon mientras da vida Hong Duk Ro? Ya has encontrado su verdadero nombre en la historia. Por cierto, su hermana pequeña también se convirtió en una de las concubinas de Jeongjo. Con ello Hong Guk-yeong esperaba mejorar su influencia al estar relacionada con el futuro heredero del rey. Sin embargo, su hermana moriría tal y como se muestra en la serie, yéndose sus planes al traste.

Un reinado ilustrado.

Hay una cosa que resuena continuamente con nosotros mientras transcurre la historia de Yi san y Deok-im en ‘The Red Sleeve’. Se trata de la personalidad y carácter del futuro monarca, que se presenta en todo momento como una persona preocupada por el bienestar de su pueblo e investido en las mejoras que sabe su nación necesita. Lo vemos luchar contra viento y marea en las reuniones con los nobles y sus ministros a quienes siempre sorprende con sus deseos de mejora e innovación. Algunos de ellos se dejan entrever en el guion, y otros te los dejo para que puedas construir una imagen más completa de su figura.

Biblioteca Real – Kyujanggak (규장각) 

Si hay un lugar en la serie donde el Yi San se encuentre cómodo es en la biblioteca junto a Deok-im. Una vez es nombrado rey, Jeongjo dejará como legado uno de los grandes centros de conocimiento de Corea del Sur, aunque su propósito no era ese en un principio.

Cuando comienza su reinado se establece como columna vertebral de su política, una de carácter innovador, que buscaba reprimir la rebelión y la tiranía de los funcionarios extranjeros y los eunucos. No se pretendía que sirviera, este edificio, como una simple biblioteca, sino como un conjunto de oficinas de investigación, para intentar acabar con la corrupción y el abuso de poder dentro del reino como ya hiciera su abuelo cuando nombró a Park Mun-su como Amhaeng-eosa (암행 어사), un inspector secreto del gobierno del Rey. Park, que se había ganado un gran mérito al sofocar la rebelión de Yi In-jwa en 1728, recorrió la nación arrestando a oficiales locales corruptos en nombre del rey Yeongjo.

A día de hoy sus archivos se custodian por el Instituto Kyujanggak de Estudios Coreanos de la Universidad Nacional de Seúl. Funcionando como depósito de claves de los registros históricos de Corea y como centro para la investigación.

Otra de las gestas del rey Jeongjo (r.1776-1800) fue el control de enfermedades como el hongyeok (sarampión) que atacó a la dinastía Joseon (1392-1910) hasta en tres ocasiones. Fuentes históricas como Jeongjosillok (‘Anales del rey Jeongjo’) y la obra Ilseongrok (‘Memorias de reflexiones diarias’) muestran como respondió el monarca a esta crisis a través de la implementación de estrictas, y nunca antes vistas, regulaciones médicas, así como a través de la reinstauración de rituales religiosos ya olvidados por la población. Si, es la misma epidemia en la que murió su hijo.

Fortaleza de Hwaseong (1794 -1796)

Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco desde 1997. Cuando Jeongjo trasladó a finales del siglo XVIII la tumba de su padre a Suwon, decidió rodearla de sólidas fortificaciones. Así, esta construcción se realizó para mostrar su amor filial hacia su padre, el príncipe heredero Sado, mientras a un mismo tiempo erigía una nueva ciudad que le permitía mostrar su propio poder económico. Las murallas de esta fortificación fueron diseñadas según las directrices de un eminente arquitecto militar de la época, que tuvo en cuenta los últimos adelantos del Oriente y el Occidente en materia de arquitectura militar.

Para terminar de conocer al rey Jeongjo.

Hay un momento en ‘The red sleeve’ donde ríes a carcajadas mientras quieres llorar, tal y como le pasa a nuestro protagonista. ¿Recuerdas ese momento en que llega borracho a sus aposentos y empieza a regalar ‘obras de arte’ creadas por el a su servicio personal? El borracherón épico que lleva encima tiene que ver con haber sentenciado a muerte a su hermanastro tras el intento de derrocarlo. A continuación os dejo dibujos creados por el monarca, donde podemos observar que contaba con mucho más talento del que se deja ver en esa agridulce escena. Las obras forma parte de la colección del museo de la Universidad de Dongguk.

El rey Jeongjo murió de forma repentina a los 47 años de edad un 18 de agosto de 1800. Mucho se ha escrito desde entonces sobre su fallecimiento, pero hasta la fecha nada se sabe a ciencia cierta sobre los eventos que rodearon a su muerte. Por cosas como las mencionadas en los textos superiores ha pasado a la historia, el rey, como uno de los monarcas más benevolentes, sensatos y sabios de su era.

Rey Yeongjo (1694-1776)

El reinado de Yeongjo duró 52 años y estuvo marcado por esfuerzos para reformar el sistema impositivo de Joseon, gobernar conforme a la ética confucionista, minimizar y reconciliar las luchas entre facciones bajo su política de armonía. Su reinado también estuvo marcado por la controvertida ejecución de su hijo, el príncipe Sado, en 1762. Todo esto lo podemos ver de forma continua en los dos primeros tercios de ‘The Red Sleeve’, donde se dejan ver pinceladas de la forma de pensar y actuar del monarca así como los conflictos emocionales y morales a los que hizo frente a lo largo de su reinado.

(1) Este retrato del rey Yeongjo (r. 1724-1776) fue pintado cuando era un príncipe de 21 años, por orden del rey Sukjong. El retrato se guardó en el palacio de residencia del príncipe, Jangbogak, el Pabellón de Almacenamiento de Registros en el Palacio Changuigung (Palacio de la Justicia Conspicua), luego se trasladó al palacio principal, al Salón Taenyeongjeon, el Salón de la Gran Paz en el Palacio Gyeonghuigung (Palacio de la Serenidad) una vez ascendió al trono, y luego se trasladó nuevamente al Salón Seonwonjeon, Salón de Retratos Reales en el Palacio Changdeokgung (Palacio de la Virtud Ilustre) durante el reinado de su nieto, el Rey Jeongjo.

(2) Retrato del rey Yeongjo (r. 1724-1776) pintado en 1900, el cuarto año de Gwangmu, cuando siete retratos reales que anteriormente se habían perdido en un incendio en el Salón de Retratos Reales en el Palacio Gyeongungung (Palacio de la Buena Fortuna ) fueron reproducidos. Este retrato se basó en el retrato, pintado originalmente en 1744, el vigésimo año del reinado del rey Yeongjo, que fue consagrado en el Santuario Yuksanggung para la concubina Choe, la madre del rey Yeongjo. Dos pintores de la corte, Chae Yongshin (1850-1941) y Jo Seokjin (1853-1920) fueron los principales pintores de este retrato.

¿Qué obras escritas reales encontramos a lo largo de ‘The Red Sleeve?

Una cosa que te atrapa desde el principio son las historias que en el drama se cuentan. Esas grandes leyendas recogidas en libros de encuadernación anaranjada y que nuestra protagonista, Seong Deok-im, devora y lleva a la vida gracias a sus fantásticas narraciones.

El cuento de Janghwa y Hongryeon (장화홍련전)

¿Te suena el cuento de las dos hermanas? Si sigues Bienvenidos a Dramaland probablemente lo haga porque hablamos de la película del 2003, ‘Dos hermanas’, interpretada por Im Soo-jung y Moon Geun-young, en el último especial de cine de terror que hicimos, pero realmente hubo muchas más películas antes que esa. La primera fue filmada en 1924 por el director Park Jun-hyun y las siguientes tuvieron lugar en 19361956196219722003 y 2009.

‘The Red Sleeve’, haciendo uso de este cuento folklórico empieza su narrativa como en pocas ocasiones tenemos oportunidad de ver. Introduciendo al espectador en un mundo de fantasía y casi terror del que rápidamente nos vemos sacudidos, tal y como le ocurre a las jóvenes doncellas de palacio que se encuentran absortas por la historia contada por Deok-im.

Normas morales de las mujeres (여범)

Este libro trae cola, y mucha. ¿Recuerdas cuando en el primer episodio el rey se lo da a Deok-im y luego se lía en el episodio ocho cuando lo encuentran en su poder? Pues ese libro sobre como ser una buena mujer de la época no es ni más ni menos que una colección de biografías de mujeres ‘ejemplares’ que la concubina real recopiló.

No fue el único libro de este estilo que nos ha llegado de la época. Es también ampliamente conocido el libro escrito por la reina Sohye que puedes ver justo abajo.

Reina Sohye: Instrucciones para mujeres. Edición de 1737, siendo la obra original de 1475.

Memorias históricas del historiador Sima Qian (사기)

Los libros prohibidos siempre han sido una realidad histórica y una que ha dado mucho que hablar, tanto como para llegar al mundo de los K-dramas. En ‘The Red Sleeve’ uno concretamente juega un papel vital en la vida del futuro rey, y por supuesto en los lazos de unión que irá generando junto a Deok-im.

Esta obra que se compuso entre los años 109 a. C. y 91 a. C., durante la dinastía Han, aparece como prohibida en la serie, concretamente por una frase que decía “tu madre es una sirvienta”, algo que desagradaba enormemente al rey, pero la realidad fue otra muy distinta, y es que el rey Yeongjo disfrutaba y discutía ampliamente esta obra.

Algo muy importante a tener en cuenta sobre esta obra es que fue uno de esos trabajos que sobrepasan las barreras del tiempo y, además, crean escuela. ‘Memorias históricas’ fue el modelo que luego seguirían las siguientes 24 historias dinásticas de China.  

Gran compendio de trabajos de Zhu Xi (주자대전)

En el episodio dos ya comienzan a darse las primeras pinceladas de los muchos talentos que esconde nuestra joven protagonista. Deok-im no solo es una excelsa narradora, también cuenta con una caligrafía envidiable, y con ello se ganará la vida a través de varios encargos. Justo en este episodio es la dama de la corte Jo quien paga por sus servicios. La obra en cuestión es una colección de trabajos del estudioso confucianista Zhu Xi, quien vivió durante la dinastía Song.

Clásicos de poesía. Las odas de Bei (시경)

¿Recuerdas la escena que puedes ver arriba? Es del episodio cinco, cuando Yi San es encerrado por orden real en sus aposentos. El libro que Deok-im lee al príncipe heredero y que este se sabe de memoria es un libro de poesía del que siempre se ha creído, popularmente, que fue recopilado por Confucio. La obra se llama ‘Las odas de Bei’ y concretamente, lo que nosotros les escuchamos recitar es una versión simplificada del poema ‘Viento del norte’.

Viento del norte

Clásicos de poesía. Las odas de Qin (秦风)

Tendremos que llegar al episodio 7 para encontrar otra pieza de los ‘Clásicos de poesía’. Este poema lleva por nombre ‘Los juncos’.

Los juncos y juncos son de un verde intenso,
y el rocío blanco se convierte en escarcha.
El hombre del que pienso,
está en algún lugar del agua.
Subo río en busca de él,
pero el camino es largo y difícil.
Bajo el arroyo en busca de él, ¡
y he aquí! está justo en medio del agua.

Las cañas y los juncos son frondosos,
y el rocío blanco aún no se seca.
El hombre de quien pienso,
está al borde del agua.
Subo río en busca de él,
pero el camino es difícil y empinado.
Bajo el arroyo en busca de él, ¡
y he aquí! él está en el islote en medio del agua.

Las cañas y los juncos abundan,
Y el rocío blanco aún no ha cesado.
El hombre de quien pienso,
está en la orilla del río.
Subo el arroyo en busca de él,
pero el camino es difícil y gira a la derecha.
Bajo el arroyo en busca de él,
¡y he aquí! está en la isla en medio del agua.

El cuento de Gwak y Jang (곽장양문록 (6권))

Uno de los momentos que más se recuerdan a lo largo del K-drama es cuando las doncellas de palacio transcriben junto a las princesas un largo cuento de diez volúmenes que luego las princesas regalarán al rey Yeongjo, a quien le encantaba este tipo de obras folklóricas. La verdadera curiosidad es que el volumen 5 y el 6 contienen la letra de Deok-im, y a día de hoy se puede admirar en el Museo de la Historia de Seúl.

Aquí está el Instagram oficial del museo, de donde se han obtenido las imágenes: https://www.instagram.com/seoulhistoricsites/

Espero que si has llegado hasta aquí hayas disfrutado de este artículo tanto como yo al crearlo. Son muchos los datos y eventos históricos que se quedan en el tintero, pero ojalá te haya permitido bucear lo suficiente en la historia tras ‘The Red Sleeve’ para hacerte seguir indagando en el futuro. Si tienes algún dato, curiosidad o evento que te parece importante o te gustaría que apareciese aquí solo tienes que dejarlo en los comentarios e intentaré encontrarle un hueco.

The Red Sleeve’, quien nos hace sonreír (Ji-In Jung, 2021) | Viki


Mucha de la información que aquí puedes leer ha sido obtenida de:

  • https://artsandculture.google.com/
  • https://thetalkingcupboard.com/
  • https://irshadgul.com/
  • https://en.wikipedia.org/wiki/A_Tale_of_Two_Sisters
  • Breve historia de Corea, de Rubén Almarza.
  • https://spanish.visitkorea.or.kr/
  • https://whc.unesco.org/es/list/817

Dedicado a Roser Giner, quien ha amado especialmente ‘The Red Sleeve’.

7 comentarios en “Dentro de la historia: ‘The Red Sleeve’ (2021)”

    1. Marta Pedraza

      Muchas gracias por dejarnos el comentario. Espero que sea el comienzo de muchos sageuks que nos hagan investigar. Un abrazo.

  1. Gracias. Buena información, disfruté mucho del kdrama y lo que relatas da una mejormidea del contexto histórico. Me parece que los actores realizaron un excelente trabajo.

    1. Marta Pedraza

      Muchas gracias, Silvia. Es un placer saber que el artículo ha servido para profundizar un poquito más en la historia coreana. Esperamos tenerte pronto por aquí de nuevo.

  2. Muchísimas gracias por tu investigación. En verdad quería saber si el romance fue real y si los trágicos eventos que vemos al final de la serie fueron realidad (tristemente, sí). Este kdrama me encantó y lo que nos relatas a través de tu bien documentado artículo, nos deja ver y discernir entre la realidad y la ficción. ¡Gracias!

    1. Marta Pedraza

      Muchas gracias por tus cálidas palabras, Fabiola. No sabes lo mucho que me alegra que hayas encontrado un pedacito de lo que buscabas. Seguro hay muchas carencias, pero está escrito con amor y ganas de saber más.
      Espero volvamos a coincidir en MagaZinema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *