Crítica de ‘Moonfall’, algo que no parece de Roland… (Roland Emmerich, 2022)

Una fuerza misteriosa golpea a la Luna fuera de su órbita y la envía en choque directo contra la Tierra a toda velocidad. Unas semanas antes del impacto con el mundo al borde de la aniquilación, la ejecutiva de la NASA y ex astronauta Jo Fowler (Halle Berry) está convencida de tener la clave para salvar nuestro planeta. Pero solo el astronauta Brian Harper (Patrick Wilson) y el teórico conspiranoico KC Houseman (John Bradley) la creen. Estos héroes inverosímiles montarán una misión imposible al espacio, dejando atrás a todos sus seres queridos, para aterrizar en la superficie lunar e intentar salvar a la humanidad, enfrentándose a un misterio de proporciones cósmicas.

No, así no. A ver, en el mundo de las películas de destrucción o de desastres naturales Roland Emmerich es uno de los grandes. Director de películas como ‘Godzilla’, ‘Independence Day’, ‘El día de mañana’ o ‘2012’ conoce perfectamente como hacer que los rascacielos más grandes del mundo sean un espectáculo de destrucción dentro de una película y como hacer que protagonistas corran como locos buscando soluciones y supervivencia.

‘Moonfall’ como posibilidad.

Algo bárbaro podías esperar de ‘Moonfall’ teniendo en cuenta la mera dirección. Además la sinopsis tan impresionante de que, como resumen, la luna viene en dirección a la Tierra… ¿qué podía fallar? Pues bien, parece ser que el problema reside en que falla casi todo. Desde el inicio creado por la cinta en el que se nos pone sobre aviso muy pronto de que no tiene la calidad que se presuponía hasta un final sacado de la manga sin mucha razón.

Fotograma de 'Moonfall' | ©Diamond Films
Fotograma de ‘Moonfall’ | ©Diamonds Films

Muy poco de todo.

La forma en la que ‘Moonfall’ podría creer en si misma se ve disipada por una sobredosis de efectos sin empatía con la naturaleza humana. Esto, fuente de inagotables alagos hacia Roland Emmerich en otros de sus títulos, es un desastroso recurso que no funciona y que alimenta la decepción del público, puesto que las impresionantes imágenes que esperamos de una cita con su firma no se encuentra en esta, quedando huérfana de una fotografía asombrosa, siendo más bien un ejercicio medianamente correcto con leves ápices de lo que ‘Moonfall’ podría haber sido, pero no.

Desde el instante uno parece no tomarse a sí mismo en serio, y se convierte en una sucesión de escenas sacada de contexto o demasiado adornadas con efectos especiales que no terminan de llenar la trama. Una historia ocurrente y con una buena capacidad para asombrar se queda empequeñecida a merced de que la salve algo, como por ejemplo las interpretaciones. Pero nada más lejos de la realidad; desde Patrick Wilson con cara de creerse en una serie B en vez de en un blockbuster y con una Halle Berry que no termina de casar con el personaje, lo único medianamente destacable en el apartado sería John Bradley-West y un Charlie Plummer que me llamó bastante la atención.

Fotograma de 'Moonfall' | ©DiamondsFilms
Fotograma de ‘Moonfall’ | ©Diamond Films

En definitiva.

En definitiva, ‘Moonfall’ es una fallida película de ciencia ficción que no logra encandilar y que parece no tomarse en serio a si misma. Una cinta cargada de efectos especiales que, en leves instantes asombran, pero llena de muchísimos fallos que hacen que no se consiga conectar con ella. Ni por el apartado espacial, ni por el espectáculo visual, ni por una trama que hace aguas… ‘Moonfall’ es de las peores películas de Roland Emmerich.

Tráiler de ‘Moonfall’.

¿Nos encanta?
Overall
1.8
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones
Sending
User Review
3 (1 vote)

A destacar

  • Por quedarnos con algo bueno, como en cualquier película de Roland Emmerich: el apartado de destrucción.

Crítica de ‘Licorice Pizza’, por aquellos años de juventud (Paul Thomas Anderson, 2021)

‘Apples’, aprender a vivir (Christos Nikou, 2020)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.