Crítica de ‘Madres paralelas’ (Pedro Almodóvar, 2021), Pedro, de verdad…

Dos mujeres coinciden en una habitación de hospital donde van a dar a luz. Ambas están solteras y se quedaron embarazadas por accidente. Janis, de mediana edad, no se arrepiente y está exultante. La otra, Ana, una adolescente, está asustada, arrepentida y traumatizada. Janis intenta animarla mientras pasean por los pasillos del hospital. Las pocas palabras que intercambien en esas horas crearán un vínculo muy estrecho entre las dos, que por casualidad se desarrolla y se complica, afectando a sus vidas de forma decisiva.

Almodóvar tiene lo suyo el tío… a ver, seguramente (y ojalá) si algún día me deja invitarle a un café o una cerveza me acabe encantando y acabe siendo una de esas personas que en mi lecho de muerte me alegre de haber conocido, pero en su trabajo es capaz de volverme loco y destrozarme. Todas y cada una de las obras que han salido de su cabeza me han dejado pensando, intentando averiguar y, sobre todo, intentando gestionar los sentimientos que sus ideas recrean dentro de la trama y que nos dejan siendo partícipes de la misma. Es una salvajada lo que consigue alimentar y enarbolar con pocos detalles, con meros comentarios y con sencillos diálogos, y gestionarlo es un ejercicio complicado que aun así alimenta totalmente a uno mismo.

‘Madres paralelas’ es una película que acomete todo lo que cabría esperar de una película así. A la hora de formarse empieza siendo un cúmulo de bonitos vaivenes y encuentros fortuitos y casuales; queda claro desde el minuto uno que en ‘Madres paralelas’ lo importante serán, como en buena película de Almodóvar, las personas y su manera de relacionarse con ellas mismas, con el resto y con las situaciones que van aconteciendo su camino por la vida. El sello aparece pues, y ya se mantiene a lo largo de todo el metraje; el sello de Pedro, donde encontramos siempre que hay algo sencillo pero complejo en lo que nos cuenta, algo que va sobrevolando la trama desde el comienzo pero con la cual te sientes totalmente cómodo, culpa de un aura familiar que impregna cada fotograma que va apareciendo en pantalla.

Fotograma de 'Madres paralelas'
Fotograma de ‘Madres paralelas’

La falta de prejuicios es quizás lo que ayuda a empatizar en mayor medida con ‘Madres paralelas’. La familia se va formando, se va organizando, y poco a poco todos los miembros que formarán parte de ella van casando. Es un bello melodrama que gira en torno a dos madres: Janis y Ana. A la primera le da vida una Penélope Cruz inmensa, quizás en uno de los mejores papeles de su carrera, cuya personalidad se desborda del personaje y que nos muestra una mujer fuerte, independiente, organizada aunque algo caótica y, sobre todo, con mil cosas dando vueltas en su cabeza durante más de tres cuartas partes del metraje.

La otra gran protagonista es Ana, interpretada por una Milena Smit para la cual me quedo sin calificativos. Su personaje es tan vulnerable, inmaduro en muchos aspectos y necesitado de cariño que nos transfiere una ternura y hace un ejercicio para que estemos deseosos de estar pendientes de ella impresionante. Penélope tendrá su nominación, pero lo de Milena es para echarle de comer aparte también.

Fotograma de 'Madres paralelas'
Fotograma de ‘Madres paralelas’

El discurso de ‘Madres paralelas’ es sencillo contándose de la manera en la que se cuenta. Guion del propio Pedro acompañado a la música por Alberto Iglesias son los culpables de que la película sea un emocionante viaje por este instante de la vida de ambas madres. Un par de subtramas secundarias añaden más enjundia a la historia que se nos cuenta, y hacen que, definitivamente, ‘Madres paralelas’ sea un bello paseo por diversas temáticas que nos van atrapando a medida que se van desvelando.

Esa narrativa relajada de Pedro Almodóvar acomoda y añade una paz al caos que ni si quiera llego a comprender; pero todo lo familiar que resulta este relato es digno de alabar. Al fin y al cabo, una familia puede ser de muchas maneras y con muy dispares miembros, pero si se quiere ver que se tiene, se tiene, mande o no la sangre en ello. Magnífica película, sencilla y organizada y con un sin fin de elementos que harán saltar las emociones a flor de piel. Pedro, cuando quieras concretamos para lo del café.

Tráiler de ‘Madres paralelas’.

¿Nos encanta?
Overall
3.8
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones
Sending
User Review
5 (1 vote)

A destacar

  • Las dos interpretaciones principales: Penélope Cruz y Milena Smit. Para aplaudir.
  • La facilidad de saber lo que va a ocurrir pero lo sorpresivo de la acción.
  • El aura familiar que lo envuelve todo.

‘Maquis, el silencio (CODA)’, rescatando memoria democrática (Rubén Buren, 2021)

‘La hija’ un metraje deslumbrante a la par que aterrador ( Manuel Martín Cuenca, 2021)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.