Crítica de ‘Llenos de gracia’ (Roberto Bueso, 2022), ¡qué golazo, por el amor de Dios!

La hermana Marina es enviada a principios de los años noventa a El Parral, un orfanato amenazado de cierre. A su llegada al colegio, los niños están fuera de control, pero Marina capta su atención con su carisma y desparpajo. Los chicos comienzan a mirar con curiosidad a esta nueva monja inmune a sus gamberradas. Sobre todo Valdo, con el que Marina conecta de una manera especial. Cuando Marina descubre las escapadas nocturnas de los chavales, algo prohibido, da con la idea que cambiará para siempre El Parral: formar un equipo de fútbol.

La diversión es una premisa que se busca en casi todas las cosas que se realizan: sales de fiesta pensando en divertirte, juegas al fútbol pensando en divertirte y, por supuesto, vas al cine pensando en divertirte, sea cual sea la película y vaya de lo que vaya. En ‘Llenos de gracia’ se han tomado muy en serio el que te rías, y eso es objetivo principal en la mayor parte de la película; pero también se han tomado muy en serio diversos sentimientos que van apareciendo por tu persona: ternura, enfado, amor, comprensión y hastío, por poner ejemplos.

Los aspectos necesarios para hacer de ‘Llenos de gracia’ la típica película comédica con tintes tiernos y de superación están perfectamente orquestados: una nueva monja llega a El Parral, el orfanato, donde unos niños con muy pocas ganas de nada y poco respeto por los demás tendrán que lidiar con ella. El orfanato se ve bajo amenaza por un cura con más inquietudes y ambición de las debidas y ahí aparece algo que une a cientos y cientos de personas a lo largo del mundo: un balón de fútbol. Con todo esto ‘Llenos de gracia’ está lista para el pitido inicial.

Fotograma de 'Llenos de gracia' | ©Paramount Pictures Spain
Fotograma de ‘Llenos de gracia’ | ©Paramount Pictures Spain

Carmen Machi, quien es capaz de dar miedo en ’30 Monedas’ o de hacernos reír, en algunas ocasiones a carcajadas, da vida a esa nueva hermana que llega al orfanato. La actriz madrileña vuelve a demostrar que es un todoterreno frente a la cámara, pues su interpretación es una mezcla de elementos que conforman al personaje dándole la personalidad que posee. Te ríes tantísimo con ella durante la película y con su forma de ser y comportarse que no puedes desdibujar la sonrisa de tu cara en ningún momento de la película, a merced también de que ella tiene el 90% del peso de la trama sobre sus hombros.

En la película aparecen también Pablo Chiapella, Paula Usero, Manolo Solo, Doroftei Anis o Nuria González dando vida a “los adultos” de la cinta. Una compañía magnífica en el elenco y una química muy interesante entre todas ellas. Pablo tiene un personaje sencillo, con el que enseguida te ríes y por el que sientes afecto, Paula Usero encandila, Manolo Solo levanta en el público exactamente el sentimiento que debe levantar, con Doroftei Anis ríes muchísimo y la forma que tiene el personaje de Nuria González de evolucionar durante la trama es un espectáculo.

Los niños, todos ellos, son impresionantes. No hay ninguno que no haya hecho saltar las risas, que no haya llenado de ternura o que no haya levantado unos sentimientos de comprensión y ganas de abrazarlo. A destacar el profesional, Dairon Tallon, dando vida a Valdo Lopes, jugador de fútbol en quien está basada esta película. Permítaseme un comentario más personal fuera de ‘Llenos de gracia’: una preciosa historia que animo a que conozcáis con esta película y en la cual indaguéis.

Fotograma de 'Llenos de gracia' | ©Paramount Pictures Spain
Fotograma de ‘Llenos de gracia’ | ©Paramount Pictures Spain

Obviamente tiene errores y lagunas de guion, es algo indudable. Al fin y al cabo, en ‘Llenos de gracia’ estamos hablando de una película en la que la condensación de la historia es real; pero no por ello nos encontramos con un mal guion, puesto que no paras de reír y disfrutar de los diálogos que acompañan la trama. Las conversaciones entre los niños son una risa constante. La música que acompaña la cinta, tan cuidada y bien elegida y todo lo que va envolviendo la propia trama genera que empatices rápidamente y de una forma interesantísima con todas y todos los personajes de la película, además crea algo magnífico y muy complicado de conseguir en una película: unas ganas muy grandes de que no termine.

En definitiva, ‘Llenos de gracia’ es muy divertida, muy tierna y muy bonita. Una de esas películas que vas a disfrutar si te dejas llevar y que tantas y tantas veces se han podido hacer, pero que muy pocas veces de manera tan acertada.

Tráiler de ‘Llenos de gracia’.

¿Nos encanta?
Overall
3.3
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones
Sending
User Review
0 (0 votes)

‘Comuneros’, un documental atractivo y didáctico (2021)

Crítica de ‘Espejo, espejo’ (Marc Crehuet, 2022), un regalo y mensaje gratis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.