Crítica de ‘Interceptor’ (Matthew Reilly, 2022), salvación gratis y patada en la puerta | Netflix

En una remota estación interceptora de misiles en medio del mar, una teniente del ejército deberá utilizar su entrenamiento táctico y su experiencia militar para intentar salvar a la humanidad.

La nueva película protagonizada por Elsa Pataky, ‘Interceptor’ resulta decente, ojo. A ver, empezando por los cimientos, ‘Interceptor’ cumple con muchos de los aspectos que harían considerar a una película insuficiente de cara a la crítica y al público, pero el resultado termina tornándose lo suficientemente decente como para enganchar al público y ser un entretenimiento aceptable y divertido.

‘Interceptor’ o el arte de lo sencillo.

Elsa Pataky encarna a J.J. Collins, una teniente de origen español que ha sufrido mucho dentro del ejército, ya que un alto cargo intentó abusar de ella y ésta lo denunció, haciendo que cesaran al impresentable que, con todo eso, tenía un nombre muy querido dentro del propio ejército, lo que hizo que a nuestra querida teniente le hiciesen la vida imposible desde aquel día. Ahora en una base interceptora en mitad de vete tú a saber dónde se encuentra con el temible pastel de ser la única capaz de impedir que unos terroristas envíen 16 misiles nucleares a 16 ciudades de los EEUU.

Fotograma de 'Interceptor' | ©Netflix
Fotograma de ‘Interceptor’ | ©Netflix

Es la hora de las tortas.

La película tiene un tono a serie B que no consigue sacarse de encima en casi ningún momento: desde las escenas de acción que van aconteciendo en la trama hasta las diferentes formas de expresión de buenos y malos hacen que en todo momento sobrevuele la cabeza esa idea de no ser todo lo bueno que cabría lo que estamos viendo a raíz del presupuesto habrá tenido. Pero ‘Interceptor’ es así y lo sabe, por lo que tampoco se vuelca en diferentes formas de llevarlo a cabo. Una trama sencilla que se va alimentando con el buen hacer de un montaje que mantiene tensión y refuerza su género de acción al máximo exponente; aquí si que gana y si que resulta un buen trabajo.

‘Interceptor’ es una película de acción de las de antes, de las sencillas que tienen todo preparado para que una gran protagonista lo pase complicado y a la vez sea capaz de formarse como la heroína que toda la humanidad necesita. Así pues, una Elsa Pataky cuya preparación ha tenido que ser inmensa, es la principal protagonista que nos hace vibrar y luchar con ella en esta, una de sus interpretaciones más interesantes que, junto con la saga ‘Fast & Furious’ confirman que el cine de acción se le da muy, pero que muy bien.

En el otro lado de la balanza, Luke Bracey dando vida a Alexander, el más malo de la cinta. Una mente privilegiada para hacer de terrorista pero una poca creencia en su interpretación, sobre todo cuando le toca remangarse. Aun así en aspectos de tensión que, dentro de las cosas que podemos pedir de un antagonista podría ser de las principales, parece funcionar y otorgar ese punto a la película en el que no sabes si pegar un puñetazo o correr.

Fotograma de 'Interceptor' | ©Netflix
Fotograma de ‘Interceptor’ | ©Netflix

En definitiva.

Un sonido y una música sencillos que acompañan una fotografía sin excesivo trabajo para el responsable, Ross Emery, y todo ello bajo el halo de esa sinopsis sencilla que he comentado hacen que ‘Interceptor’ sea un producto decente para pasar el tiempo, entretenido y de visionado sumamente sencillo. Si dejas de lado el que no sea una película buena, buena, la disfrutarás muchísimo y conseguirás ver que Elsa Pataky puede dar una patada a cualquier puerta y ser una de las próximas “clásicas” del cine de acción. Bastante divertida, oye… y ojo al cameo.

Tráiler de ‘Interceptor’.

¿Nos encanta?
Overall
2.5
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones

Crítica de ‘Okja’, un destino no tan eco-friendly (Bong Joon-ho, 2017)

Crítica de ‘El proyecto Adam’ (Shawn Levy, 2022) | Netflix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.