Crítica de ‘Hollyblood’ (Jesús Font, 2022), el crepúsculo gratis y más colmillos

Javi es un adolescente normal con una vida normal. Tan normal que no tiene nada especial como para que Sara se fije en él. Ella solo tiene ojos para HollyBlood, una saga literaria de vampiros. Javi está decidido a contarle a Sara que le gusta, pero una serie de imprevistos y malentendidos hacen que Sara crea que Javi es un vampiro sobrenatural. Todo se complica cuando ellos dos, junto a otros compañeros de clase, deberán enfrentarse a una antigua y maligna amenaza que habita en su instituto.

A ver ‘Hollyblood’ tienes que ir a sabiendas de una cosa: no te lo puedes tomar en serio. Pero ni un ápice, ni desde el principio ni desde el final, nada. La nueva película dirigida por Jesús Font nos sumerge en una historia llena de clichés, gags y todo lo que se pueda nombrar del mundo de los vampiros en general y de la casposidad temática en particular para con las mismas criaturas. No te llegas a creer en ningún momento que la historia que ‘Hollyblood’ pone frente a tí puedas saborearla como una película más de vampiros; siguiendo los derroteros de ‘Spanish Movie’ y similares juegos paródicos sensiblemente listados y metidos con calzador en el batiburrillo de apariencia escritas, ‘Hollyblood’ sentencia a las películas de vampiros a lo absurdo.

Sabiendo y teniendo por delante esto, puedes llegar incluso a disfrutarla. ‘Hollyblood’ no es una obra cinematográfica impresionante, ni si quiera como producción compensa su creación con efectos inmensos o con regalías sueltas por alguna interpretación o similar, pero si que posee algo curioso: se ríe, o al menos da la apariencia, de hacerlo de ella misma durante gran parte de todo el metraje. Desde los comienzos dubitativos escolares hasta un apoteosis final, cada segundo de la corta duración de ‘Hollyblood’ se pasa rápido, gracias a su autocachondeo y el disfrute que ella misma tiene de sí.

Fotograma de 'Hollyblood' | ©Filmax
Fotograma de ‘Hollyblood’ | ©Filmax

Las interpretaciones de Oscar Casas, Isa Montalbán, Carlos Suárez, Jordi Sánchez y un largo etcétera son una graciosa muestra de poder actoral. No son nada del otro mundo pero si que viven a merced y vaivén de lo que suceda con unos personajes que no dan más de sí o no tienen más que contar. Pero lejos de desdeñar y malinterpretar lo que con ellos se ha querido hacer, si se observa desde el prisma de cine adolescente para el cual está creado si que encontramos que, muy posiblemente, sean todo lo que el público desearía estar viendo de quienes se mueven en la pantalla.

Sirviéndonos de esto y esa forma de reírse, sí que podemos disfrutarla, como ya digo. Al fin y al cabo la mayoría de los aspectos de la película están lo suficientemente cuidados como para que no nos dejemos llevar por elucubraciones diferentes y disfrutemos de aquello que se nos está presentando en la pantalla sin más. No es una historia de vampiros normal al fin y al cabo, y eso ‘Hollyblood’ consigue hacérnoslo saber al utilizar dentro suya el propio mundo ‘Hollyblood’. Un recurso interesante que se ríe aun más de ella y de todo lo relacionado con el cine vampírico adolescente y aquellas historias que han llevado a buscarle un romanticismo a las salvajes criaturas sedientas de sangre humana que son por naturaleza estos vampiros.

Fotograma de 'Hollyblood' | ©Filmax
Fotograma de ‘Hollyblood’ | ©Filmax

Si unimos algun desaguisado en el guion pero un fondo cuidado, efectos raros y que pasan un poco por excesivos y un montaje resultón, tenemos en ‘Hollyblood’ una obra sencillísima de ver, pero divertida, elocuente en su locura y con ese poder de entretener perfecto y deseado. Además de utilizar para todo ello y lo que nos desea contar un muy cuidado y elegante sentido del humor hacia y con los vampiros. No te hincará los colmillos ni quedarás embelesado o embelesada por el poder del vampiro, pero si que te va a entretener durante un buen rato.

Tráiler de ‘Hollyblood’.

¿Nos encanta?
Overall
3
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones
Sending
User Review
4.33 (3 votes)

Crítica de ‘Llenos de gracia’ (Roberto Bueso, 2022), ¡qué golazo, por el amor de Dios!

‘Comuneros’, un documental atractivo y didáctico (2021)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.