Crítica de ‘Dune’ (Denis Villeneuve, 2021), Arrakis es un buen destino.

Arrakis, el planeta del desierto, feudo de la familia Harkonnen desde hace generaciones, queda en manos de la Casa de los Atreides después de que el emperador ceda a ésta la explotación de las reservas de especia, una de las materias primas más valiosas de la galaxia y también una droga capaz de amplificar la conciencia y extender la vida. El duque Leto (Oscar Isaac), la dama Jessica (Rebecca Ferguson) y el hijo de ambos, Paul Atreides (Timothée Chalamet), llegan al planeta con la esperanza de recuperar el renombre de su casa, pero pronto se verán envueltos en una trama de traiciones y engaños que les llevarán a cuestionar su confianza entre sus más allegados y a valorar a los lugareños, los Fremen, una estirpe de habitantes del desierto con una estrecha relación con la especia.

La historia de ‘Dune’ tiene de por sí unas características inmensas para ser espectacular. Las novelas de Frank Herbert en las que había un mundo futurista con más arena que páginas escritas y con unos gusanos gigantescos encandiló a muchísimos lectores, tanto que cinco secuelas novelísticas siguieron a la originaria. Es una historia mayúscula, atractiva en cuanto se conoce el argumento y posee consigo multitud de personajes perfectamente creados para cada destino. Pero claro, ahora queremos llevarlo al cine, y la dificultad de las adaptaciones ya es otra cosa, puesto que no será la primera vez que veríamos una mala adaptación de una obra espectacular. Claro que metemos a Denis Villeneuve en esta ecuación y ya resulta diferente; el canadiense vuelve a meterse en la ciencia ficción tras hacerlo con ‘Blade Runner 2049’ o ‘La llegada’ y nos sumerge en una nueva aventura cósmica cargada de sentimiento, enseñanzas y, permítaseme, epicidad.

‘Dune’ y la elección.

Desde un comienzo ya empezamos a entender que una constante durante la obra será el ritmo pausado pero directo, como acariciando la narración de la película. Distintivo sello Villeneuve aparte, ‘Dune’ se mantiene fiel en auto alimentarse con imágenes poéticas de elementos nimios para enriquecer lo que nos cuenta y hacernos entender un poco la mentalidad de, sobre todo, nuestro protagonista. Paul Atreides se encuentra descolocado y entiende que su camino es otro al que lleva por el momento, y esa sensación nos la hace saber la cinta desde muy pronto.

Esta tranquilidad a la que ‘Dune’ se encomienda para hacer que el público comprenda lo que está viendo no se muestra forzada, más bien acompasada al tiempo en el que la película se encuentra durante su metraje.

Fotograma de 'Dune'
Fotograma de ‘Dune’

Abróchense los cinturones.

Los estadios por los que ‘Dune’ pasa son numerosos. Contables, pero numerosos. Un comienzo lento y elegante donde se nos presenta la situación actual del imperio no es más que el comienzo de un viaje cargado de acción y elementos que necesitan una comprensión mayor para su entendimiento. Pero sí se ha de destacar algo de ‘Dune’ es una riqueza fotográfica inmensa. Greig Fraser, quien tiene experiencia en viajes espaciales debido a su trabajo en ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’ es el culpable de que su plausible trabajo nos deje ojipláticos en la mayoría de las escenas, y que no podamos quitar la vista e, incluso, cerrar la boca en determinados momentos. Los fotogramas espaciales o desérticos son una delicia absoluta y esa manera de cuidar esta fotografía hace aún más impresionante todo el trabajo de ‘Dune’.

Pero no de fotografía vive una película, y ‘Dune’ posee además una magnífica interpretación por parte de la mayor parte de su elenco. Desde el joven Timothée Chalamet que deslumbró en ‘Call me by your name’ como gran protagonista, hasta Zendaya están sobresalientes en su trabajo. Rebecca Ferguson, Oscar Isaac, Josh Brolin, Jason Momoa, Stellan Skarsgård, Javier Bardem, Sharon Duncan-Brewster, Charlotte Rampling… ninguno desentona en un trabajo en el que la importancia de la química entre personajes existe y debía poseerse entre intérpretes. Trabajo conseguido y una magnífica forma de actuar por parte de todo el elenco.

La espectacularidad.

Teniendo en cuenta que ‘Dune’ posee ciertas partes de pura acción no hay que obviar la necesidad de unificar esta con los efectos especiales propios de una buena obra de ciencia ficción interplanetaria como esta. Las coreografías están cuidadas y son elegantes, mientras que los efectos hacen que todo lo armamentístico cobre un protagonismo superior. Esa espectacularidad unida a la fotografía anteriormente comentada nos hace ser partícipes de una película sin complejos a la hora de buscar la épica. Es provocadora en este apartado hasta la búsqueda de la perfección y alimenta más dichas escenas con los instantes en los que la arena hace de las suyas en un mundo desértico como Arrakis. No podemos olvidar comentar que esos gusanos gigantescos que habitan en el desierto merecen una mención especial para hacer aun más grandiosa que es ‘Dune’.

Fotograma de 'Dune'
Fotograma de ‘Dune’

En definitiva.

En definitiva, ‘Dune’ es una maravilla visual y narrativa. La música de la cinta es una delicia que nos sumerge muchísimo en lo que se nos está contando cada momento y los descubrimientos de la propia película que se van haciendo conforme el metraje avanza no hacen más que alimentar las ganas de seguir descubriendo más cosas sobre ella.

‘Dune’ es una película imperdible, brillante y un desafío para el espectador, al que encarecidamente recomiendo se deje llevar por la historia que se le plantea enfrente, se ajuste a su ritmo narrativo y navegue tranquilamente por ella. Arrakis será inhóspito a priori y de difícil supervivencia en él, pero un destino absolutamente maravilloso.

Fotograma de 'Dune'
Fotograma de ‘Dune’

Tráiler de ‘Dune’.

¿Nos encanta?
Overall
4.5
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones
Sending
User Review
5 (1 vote)

A destacar

  • La fotografía es algo maravilloso.
  • La ambientación.
  • Un ritmo lento que invita a mantenerte alerta.

Crítica de ‘El juego del calamar’, los rostros de la desesperación (Hwang Dong-hyuk, 2021) | Netflix

‘Blue Bayou’, decisiones imposibles (Justin Chon, 2021)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.