Crítica de ‘Bullet Train’ (David Leitch, 2022), risas gratis, tren caro

Cinco asesinos a sueldo se encuentran a bordo de un tren bala que viaja de Tokio a Morioka con unas pocas paradas intermedias. Descubren que sus misiones no son ajenas entre sí. La pregunta es quién saldrá vivo del tren y qué les espera en la estación final.

‘Bullet Train’ o el arte de no tomarse en serio.

Cuando ‘Bullet Train’ aparece ante tí va mostrando lo que es desde el principio. Ya en los primeros compases de la cinta, por el diálogo, por las imágenes y la fotografía y por ese color te das cuenta de que la película está irradiando de más y que se comporta como la típica cinta en la que ella misma no se toma en serio a sí misma. Eso, lejos de ser un obstáculo o de frenar la progresión de la misma, va mostrándonos hasta dónde es capaz de llegar por hacer que nos divirtamos, objeto final para el cual ‘Bullet Train’ fue creada y que consigue razonablemente.

Algo exagerada puede parecer en la mayoría de los momentos, sobre todo en los que la acción aparece, puesto que estamos viendo como todo transcurre en un tren, algo parecido a lo que ocurre en la película coreana ‘Tren a Busán’, pero sin zombies de por medio, claro. Lo que si hay es sangre, mucha, y un humor negro utilizado de una manera muy inteligente para ir calando poco a poco en el público y hacerle disfrutar. Quizás este sea el mayor atractivo de ‘Bullet Train’, ese humor tan bien colocado en momentos puntuales pero que sin embargo se encuentra presente durante todo el metraje, completo, como una especie de aura que envuelve cada palabra que nace del guion.

Fotograma de 'Bullet Train'
Fotograma de ‘Bullet Train’

¡Qué bueno que viniste, Brad!

Precisamente esta sangre y humor muestra reminiscencias de posibles homenajes y/o inspiración al o del cine de Quentin Tarantino. Diversos aspectos de la película, como la acción perfectamente coreografiada que tenemos en todo momento o algunas formas de asesinar que tienen los, válgame la redundancia, asesinos profesionales que tenemos dentro de ‘Bullet Train’ dejan boquiabiertos y a la vez generan risa como solo las más absurdas formas de pelear podrían hacer.

Pero David Leitch ha tenido un acierto inmenso en ‘Bullet Train’: Brad Pitt y dejarle fluir y ser. El actor norteamericano está inmenso, gracioso y mostrando sus mejores dotes interpretativas en esta película. El peso es, obviamente casi en su totalidad, para él, y lejos de desaprovecharlo hace un papel totalmente reseñable y con muchísimo gusto. Su personaje es graciosísimo y lo complemente perfectamente con los gestos y muecas que va haciendo durante su trabajo. Te ríes mucho con Aaron Taylor-Johnson, Brian Tyree Henry, Bad Bunny… pero sin duda es Brad Pitt el que da un salto cualitativo a la película y deja el nivel de las interpretaciones altísimo.

Fotograma de 'Bullet Train'
Fotograma de ‘Bullet Train’

En definitiva…

Entonces en ‘Bullet Train’, lejos de aburrirnos de la exageración y el humor que contiene y dejarnos caer por ese vaivén de no tomarse a sí misma en serio, nos podemos también refugiar en una historia intensa de venganza, seria y original. Así pues, quienes vayan buscando una cosa la tendrán y quienes vayan buscando otra también; pero no obviemos que estamos ante un trabajo divertidísimo, de muy alta calidad y que se pasa tan rápido como la velocidad que parecen coger los trenes esos, oye…

Tráiler de ‘Bullet Train’.

¿Nos encanta?
Overall
4.2
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Interpretaciones
Sending
User Review
0 (0 votes)

Crítica de ‘Hollyblood’ (Jesús Font, 2022), el crepúsculo gratis y más colmillos

Crítica de ‘La memoria de un asesino’ (2022), Liam Neeson y el buen vino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.