‘Criminal Minds’, dos caras de una misma moneda (2017)

Un grupo de investigadores de diversas ramas de criminología, investigan casos desde la perspectiva del criminal realizan el análisis de las características psicológicas y de comportamiento de una persona, con el fin de resolverlo.

‘Criminal Minds’, a pesar de ser un tipo de serie que ya conocemos (‘Criminal Minds’, CBS, 2005), y al que estamos más que acostumbrados por ser procedimental, es, uno de esos k-dramas, que se ganan la fama porque no deja de sorprender, y en este caso lo hace con la profundidad de sus personajes, lo crudo de las historias que plantea y la muy buena puesta en escena, que sabe compaginar a la perfección momentos distendidos que nos dejan respirar e incluso que son cálidos para el corazón con momentos que helarían al mismísimo Hades.

Lo hemos dicho en más de una ocasión, poca gente como los surcoreanos para producir thrillers, y en ‘Criminal Minds’ tenemos veinte episodios de psicópatas, asesinos e investigadores que harán todo lo posible para darles caza. La mezcla perfecta si me preguntas a mi, y más si le añades un reparto de esos que quitan el hipo y que te aseguran la calidad del metraje que estás a punto de ver. Ciertamente tiene cosas que podrían haberse mejorado con el paso de los episodios, cómo algunos elementos del montaje, que quizá se hacen repetitivo conforme avanza la trama, pero hay cosas muy interesantes en el guion, como los fondos vitales de los protagonistas y unos casos para resolver que siempre despuntan por algún elemento sorpresivo que no eres capaz de esperar por muchas series que hayas visto.

“La creencia en algún tipo de maldad sobrenatural no es necesaria. Los hombres por sí solos ya son capaces de cualquier maldad”.
Joseph Conrad.

Lee Joon Gi dará vida en esta serie al agente Kim Hyun Joon, quien ve como su equipo desaparece ante sus ojos y que pasa a investigar y obsesionarse con quien se lo arrebató. Un pasado común lo unirá a Ha Sun Woo, a quien da vida Moon Chae Won, una joven criminóloga que forma parte de la unidad de Kang Ki Hyung, interpretado por el siempre sobrio Son Hyun Joo. Este trío protagónico lleva el mayor peso de las subtramas, pero la serie no sería sin Yoo Sun dando vida a Na Na Hwang, una hacker reconvertida probablemente el personaje más cliché de todos, pronto gana tu corazón con su personalidad y estilismo. Junto a ella se encuentran Go Yoon como Lee Han, un joven genio que ayuda a resolver los casos gracias a sus vastos conocimientos, y Lee Sun Bin, a quien has visto de refilón en ‘The Uncanny Counter‘ mientras interpreta a Yoo Min Young, la encargada de lidiar con la prensa poniéndose ante las cámaras.

Todos ellos deberán aprender a trabajar juntos mientras intentan sobrevivir a los duros golpes emocionales y mentales que supone la resolución de cada uno de los casos. En este apartado la serie te gustará, pues hay verismo en las consecuencias de lo que ocurre dentro y fuera de los casos y eso aporta seriedad y cohesión al conjunto.

Si una cosa es segura mientras ves ‘Criminal Minds’ es que cuenta con uno de los repartos más complejos que pueden encontrarse en mundo kdramático, no solo por los personajes principales de los que ya hemos hablado, sino por un sinfín de secundarios que van haciendo entrada cada dos episodios y que nos dejan con interpretaciones breves, pero de una calidad tremenda. Casi todos ellos hacen las veces de psicópatas y verlos en esos registros es una delicia. Así encontramos a Kim Won-Hae, que da vida a Kim Yong-Cheol, o mejor conocido entre la prensa de la ficción como ‘The reaper’. Este actor nos ha cautivado con sus decenas de apariciones en cine pero sobre todo en Dramaland lo hemos visto recientemente en ‘Youth of may’, aunque particularmente destaca su aparición en ‘Chocolate‘.

Teniendo en cuenta lo mucho que siempre nos encantan sus papeles y lo mucho que solemos reírnos en pantalla con Kim Won-Hae, aquí tus sensaciones serán diametralmente opuestas, y eso demuestra lo mucho que se introduce en el papel y lo mucho que eso nos ayuda como espectadores a compartir la tensión con quienes intentan darle caza. Además cabe mencionar la aparición de Lim Soo-Hyang (‘When I was the most beautiful’) dando vida a una joven llamada Song Yoo-Kyung, simplemente espectacular.

"Es difícil luchar contra un enemigo que está en tu propia cabeza".
Sally Kempton.

Y por supuesto no me voy a dejar en el tintero la presencia de una de las jóvenes estrellas coreanas con más proyección. Hablamos de Kim Kang-Hoon, quien te deja ensimismado cada vez que sale en pantalla. No importa las pocas líneas que tenga, es de esos jóvenes actores que sabes llegarán lejos. Este año ya lo hemos visto en ‘Mouse‘, donde ya hace un papel algo más adolescente, aunque seguro que te cautivó en ‘When the camellia blooms’.

‘Criminal Minds’ se complementa con un buen montaje, que te mantiene atento y sin descanso durante la hora que dura cada una de sus partes. La banda sonora también encaja y se compenetra genial con la oscuridad de los personajes que se presentan. Este k-drama es una lucha continua de esas dos caras de una misma moneda. Se deja caer en más de una ocasión cómo es muy necesario pensar como esas personas, si es que podemos darle ese grado de humanidad a seres que son capaces de lo que ellos son, para poder atraparlos. Es aquí cuando entra el eterno dilema, ¿Son los investigadores el mismo tipo de persona solo que aún no han cruzado esa delgada línea roja? Ésta es quizá la parte más interesante que propone un guion que siempre te deja con ganas de más.

La eterna lucha entre bien y mal, entre blancos y negros que se pierden en una amalgama de grises demasiado vasta para navegar sin salir mal parado mentalmente, son los elementos que más profundidad y cuerpo le dan a ‘Criminal Minds’. Todo esto no podría ser si no se presentasen personajes tridimensionales y bastante bien planteados, sobre todo en el apartado protagónico y en los principales criminales, donde encontramos historias para nada manidas y una puesta en escena seria que nos atrapa siempre.

Por supuesto todo esto quedará en agua de borrajas si este no es tu tipo de serie, eso es así, y ambos lo sabemos. Si eres de esos que puede ver ‘CSI’ o ‘NCIS’ hasta que se acaban los episodios, que no son pocos, y aún así siguen queriendo más entonces vas a disfrutar de ‘Criminal Minds’, porque mezclará tus dos cosas favoritas. De no ser así quedarás bastante desencantada, porque la realidad es que, estas series, sean del país que sean, tienen un formato que las hace encajar en un marco muy particular que no es del gusto de la mayoría.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.6
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Guion
  • Edición y montaje
  • Fotografía
  • Originalidad

Puntos fuertes

  • Un elenco con mucho cuerpo y seriedad liderado por un siempre increíble Lee Joon Gi.
  •  

Si ‘Criminal Minds’ es tu tipo de K-Drama, seguro estas recomendaciones también son para ti,

‘Train’ (2020), ¿Estás preparado para ir más allá de tu realidad?

‘The good detective’ (2020), injusticia social y amoralidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.