‘Children…’, un caso real (2011) | A Buenas Horas

Basada en hechos reales, narra la desgarradora historia de cinco niños que fueron a recoger huevos de rana a la montaña y nunca regresaron.

El 26 de marzo de 1991 tuvieron lugar las elecciones locales. Como se trata de un día libre en la escuela, cinco niños se fueron a la montaña cercana a su casa a jugar y nunca regresaron. Sus padres intentan, al darse cuenta de que los niños no regresa, que la policía investigue de inmediato, pero las autoridades están más preocupadas por vigilar las urnas electorales que por cinco niños que bien pueden haberse entretenido más de la cuenta. Días después, miles de soldados se instalan en la montaña para buscar pistas sobre lo que pudo haber sucedido, pero no aparece nada. No hay rastro de los niños a pesar del ingente esfuerzo de las autoridades.

‘Children…’ es la historia de unos padres que siempre supieron que sus hijos no se habían extraviado jugando y que nunca perdieron la esperanza de quizá recuperarlos algún día. Bien se podría decir que la desesperación se encuentra en cada uno de los fotogramas de esta película. No hay tregua alguna ni para los investigadores, ni para los espectadores y mucho menos para unos padres que estoicamente dejan atrás sus trabajos, la comodidad de sus hogares y su cordura mientras se embarcan en una búsqueda nacional en un intento desesperado de conseguir lo que la policía parece no lograr, encontrar a sus hijos.

El guion cuida en no caer en la lágrima fácil o el sensacionalismo amarillo que seguro inundó durante meses a este caso. En ‘Children…’ hay una puesta en escena que intenta recrear cómo ocurrieron los hechos y cómo se desarrolló la investigación mientras se cuenta como vivieron la tragedia todos los implicados, que no fueron pocos, porque un caso así atormenta a toda la nación y eso también tiene consecuencias en sí mismo.

Cada escena de esta película está medida y contenida. Cómo espectadores agradecemos el tratamiento que el director, Lee Kyoo-man, nos ofrece. Hay una inmersión tremenda en la acción, pero nunca nos da la sensación de estar inmiscuyéndonos y eso la hace llevadera. No somos ese espectador pasivo, que parece estar fuera de lugar, más bien todo lo contrario. Junto con la cámara acompañamos la acción. Así, pronto nos vemos investigando como si fuéramos parte de la policía o de la prensa, mientras que a un mismo tiempo, cuando cambia la escena, nos vemos esperando desesperadamente a que una llamada les diga a los padres que los niños han sido encontrados.

Ese dinamismo de participantes e implicados en la acción supone, a nivel moral y social, explorar cómo nos comportamos cuando un evento traumático de esta magnitud tiene lugar. ‘Children…’ no falla en poner en la pantalla el agotamiento de unas fuerzas policiales cansadas, sobrepasadas y sin recursos materiales, temporales o profesionales para dar respuesta a lo que ocurre. También se atreve a criticar el trabajo egoísta y avaricioso de la prensa, que solo busca espectadores que engrosen sus números sin importar las consecuencias que su intromisión tenga en el caso final, mientras crea un circo mediático al que se añaden individuos que solo buscan reconocimiento con teorías psicológicas y de comportamiento que empañan la investigación.

Para dar vida a cada una de éstas partes móviles, tan distintas entre sí, pero necesarias para entender la magnitud del caso, nos encontramos con actores de la talla de Song Dong-Il, que hace las veces de detective, Ryoo Seung-Ryong, que se atreve quizá con el papel más controvertido del conjunto, el de analista del comportamiento y eminencia teórica cuyo ego desbarajusta la investigación, Park Yong-Woo que interpreta al periodista que hará todo lo posible por reflotar su carrera, y, por supuesto, es imposible no mencionar el trabajo de Kim Yeo-Jin, esa increíble artista que aquí da vida a una de las madres y a quien hace de su marido, Sung Ji-Ru. Ambos llevan el peso dramático de la película cuando se ven envueltos en acusaciones sin fundamento en torno a la desaparición de los niños y su puesta en escena refleja la agonía, el dolor y la falta de vitalidad de unos padres agotados y rendidos al paso del tiempo sin noticias.

Children…’ ofrece la intensidad de un thriller de investigación como solo Corea del Sur sabe ofrecer, y a un mismo tiempo, nos da una película que no olvida las consecuencias y efectos que la desaparición de un grupo de niños puede tener. La angustia de los padres, la imperiosa necesidad de obtener respuestas, pero, sobre todo ,la infinita espera que merma las esperanzas poco a poco están presentes y no se olvidan haciendo de esta cinta una difícil de ver, pero necesaria.

Busca ‘Children…’ no olvidar, recordar los eventos acaecidos y poner de relieve la necesidad que todos tendríamos de saber que ha ocurrido. Una película sólida que viaja a través de más de una década y lo hace de forma fluida, explicando los pasos que se dieron, como se trabajó y cual fue el resultado final de un caso que, inconcluso, sigue pesando sobre la sociedad coreana.

Tráiler de ‘Children…’

¿Te la recomendamos?
Overall
3.3
  • Fotografía
  • Originalidad
  • Banda Sonora
  • Interpretaciones
  • Edición y montaje
  • Guion
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Como consigue hacer pasar los años de forma fluida.
  • Cuenta una historia enormemente trágica sin caer en sentimentalismo barato.
  • Elenco de renombre que da cuerpo y carácter a una historia compleja de mostrar en pantalla

Otras cintas coreanas basadas en hechos reales son:

71: Into the Fire’, las 11 horas de P’ohang-dong (John H. Lee, 2010)

The Chaser’, monstruos por todas partes (Na Hong-jin, 2008) | A Buenas Horas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.