‘Chicago Typewriter’, Carpe Diem (Kim Cheol-kyu, 2017)

Han Se Joo (Yoo Ah In) es un exitoso escritor, un día viaja a Chicago y allí ve una antigua maquina de escribir coreana. Al regresar a Corea conoce a Jeon Seol (Im Soo Jung) que es su fan número uno, una ex-tiradora olímpica que tiene recuerdos de su vida pasada; ése mismo día sucesos extraños empiezan a ocurrir y termina conociendo al misterioso Yoo Jin Oh (Go Kyung Pyo), una máquina de escribir pondrá patas arriba su presente.

‘Chicago Typewriter’ es unos de esos kdramas que pasan desapercibidos, pero que, una vez comienza a rodar, te absorbe y atrapa como pocos logran hacer con aquellos que ya llevamos nuestra buena ración de series coreanas. Con una historia de tintes dramáticos que ponen por delante de todo el valor de la palabra escrita y el poder que esta tiene de cambiar el mundo, muy pronto caes rendido ante su vitalidad, viajes al pasado y trama.

La historia nos lleva a movernos entre el Seúl del siglo XXI y otro algo más remoto, aquel que sabía a opresión y a lucha armada y que se mezclaba con el sonido y olor de tabaco en cabarets. Gracias a ese juego de rememoraciones saltamos de realidad pasada a presente de forma excelsa, ya que, como comprobarás, mucho liga a esos años 30 de la ocupación japonesa en Corea con los protagonistas que conocemos en la actualidad.

Por si todo esto no fuera motivo suficiente para quedar encantado con lo que estamos a punto de ver, vamos a añadirle algún ingrediente más. Una historia de amor que trasvasa fronteras temporales, fantasmas, espíritus y por supuesto destino. ‘Chicago Typewriter’ juega con una puesta en escena arriesgada, pero que es clave para contar la historia. Lo hace a través de paletas cromáticas y una fotografía de toques sepia e incluso blancos y negros durante su metraje. Con estos aspectos técnicos y una banda sonora a medida, consigue recrear una ambientación creíble que viaja entre la nostalgia, la historia y la admiración por la lucha de gentes que vivieron antes que nosotros.

Vidas presentes y pasadas

Han Se-joo, Jeon Seol y Yoo Jin-oh

Yoo Ah In como Han Se-joo, Im Soo Jung como Jeon Seol y Go Kyung Pyo como Yoo Jin-oh dan vida a los protagonistas de nuestra historia. A través de cada uno de ellos vamos deshilando una madeja de historias complejas que se entrelazan creando un corpus de intensas sensaciones que lo envuelven todo.

Han Se-joo es un joven escritor que sufre el acoso y derribo continuo de la prensa y de aquellos que quieren verlo fracasar como escritor. Lo conoceremos como un hombre seguro de si mismo, individualista y arrogante, pero pronto, traumas pasados le harán enfrentarse a la peor pesadilla de un escritor, el bloqueo, el pánico ante una página en blanco.

Jeon Seol, siempre ha sido especial, desde muy joven, imágenes a las que no puede dar explicación, aparecen en su recuerdo, y así, su vida se ha convertido en una algo solitaria y cargada de dolor. Su cura y remedio ha sido evadirse en novelas, las de Han Se-joo. Cuando se conozcan, la pasión de ella hará que el joven escritor encuentre algo que no había tenido nunca, apoyo incondicional y alguien a su lado que lo saque de su zona de confort.

Seo Hwi-young, Ryu Soo-hyun y Shin Yool en los años 30

Yoo Jin-oh es el personaje que lo lía y liga todo. Con un carisma como pocas veces vemos en pantalla, este ‘fantasma’ aporta a la historia una madurez tremenda. La necesidad de recordar que ocurrió en los últimos momentos de su vida, nos harán recorrer la Corea de los años 30 revisitando sus relaciones y sentimientos. Algo que sí tiene muy claro son sus sentimientos por Jeon Seol, y hará todo lo que esté en su poder para que ella pueda verlo. No será tarea fácil, necesitará la ayuda de Han Se-joo.

Así tres vidas que lo compartían todo en el pasado vuelven a reencontrarse, pueden ser los mismos cuerpos, pero ellos no son los que eran. En sus vidas pasadas fueron supervivientes, luchadores, amantes, escritores, cantantes y sobre todo familia, de esa que se escoge, y que rompe todos los moldes, ahora les tocará volver a construirla.

Lucha por la libertad

'Nadie puede quitarme mis palabras'

Y así, con estas palabras, sabemos que nos encontramos ante una historia de lucha, rebelión y búsqueda de un futuro mejor. El guion es capaz de aunar reencarnación, destino, amor imposible, colonización, rebeldía, honor, patria, traición, desamparo y soledad.

Con la complejidad que todo esto supone, cabría esperar algún desliz, pero no los hay. Viajamos cómodamente entre personajes, arcos temporales y emociones. Sobre todo, al final de ‘Chicago Typewriter’ veremos el enorme esfuerzo que se hace en montaje al intentar condensar y cerrar una historia única con perspectivas múltiples.

Sobre Seo Hwi-young recae el peso de un líder, y a pesar de la evolución natural de su personaje, los guionistas llevan su historia hasta el final, dándole la distinción y memoria que requiere debido a su peso en la trama. Ryu Soo-hyun y Shin Yool son la sonrisa y vida de la revolución, también son el rostro del honor y la lealtad y todas sus acciones nos harán disfrutar de escenas intensas que serán el alma de la serie.

Felicidad después de todo

'El miedo proviene de la desconfianza en uno mismo y la ansiedad por lo desconocido'

‘Chicago Typewriter’ destila pasión, sentimientos encontramos, cariño y mucho aprendizaje y crecimiento personal. Todos los implicados en la historia, sean secundarios o principales muestran sus sentimientos y actúan conforme a ellos.

Deberás prepararte para una montaña rusa de sensaciones, sentimientos no declarados, miradas que se cruzan y momentos cotidianos que se atesoran como si fueran la joya más preciada sobre el planeta. Pueden ser un romances corrientes, los que se presentan en esta serie, pero su intensidad dramática, y sobre todo las escenas cómicas presentes le darán un cariz único muy disfrutable.

Si quieres un kdrama que te haga soñar con lo que fue y pudo haber sido, que te atrape con su guion y te haga quedarte por la evolución de sus personajes, dale una oportunidad. Por ahora puedes verlo en Netflix, sería una incursión atrevida y muy curiosa si es la primera vez que te acercas a una serie coreana, y un completo gozo si eres un ávido dramalover.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
4.2
  • Fotografía
  • Banda Sonora
  • Interpretaciones
  • Edición y montaje
  • Originalidad
  • Guion
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Un guion bonito, cuidado, que mezcla poesía con prosa
  • Una cuidada puesta en escena

Otros kdramas que nos enamoraron fueron:

‘Just Between Lovers’, llueva o truene (2017)

‘Cuando florece mi amor’ (2020) A true love story

1 comentario en “‘Chicago Typewriter’, Carpe Diem (Kim Cheol-kyu, 2017)”

  1. Terminada de ver. Increiblemente buena. Ahora mismo escuchando Time Walk de la banda sonora. Una joya. Algún que otro capítulo flojea, pero sigues la trama, no quieres perderla. Gran actuación de los personajes. Uno de los trios más emocionales que he visto. Y no falla, el fantasma mi personaje favorito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.