‘Blue Bayou’, decisiones imposibles (Justin Chon, 2021)

En Luisiana, un hombre adulto de nombre Antonio, coreano adoptado y criado en Estados Unidos, se ve obligado a enfrentarse a su pasado -y lo que significa para su propio futuro y el de su familia- cuando de manera inesperada se enfrenta a la deportación.

Si quieres ver una cinta basada en hechos reales, pero que parece sacada de una novela de ciencia ficción, solo tienes que ir a las salas de cine y disfrutar de ‘Blue Bayou’. Estados Unidos nunca deja de sorprender, y como en otros muchos casos, no precisamente para bien. ‘Blue Bayou’ encuentra su raíz en uno de los últimos escándalos sociales de la supuesta tierra de la libertad y las oportunidades, cuando nos presenta la historia de Antonio, un hombre que tras mas de treinta años en suelo americano, no conoce otra tierra, cultura o idioma que el que le enseñaron quienes lo adoptaron siendo un simple bebé.

Es cierto que Justin Chon, que hace las veces de director, y de actor principal, presenta una historia que busca conmover y llamar la atención del espectador sobre un tema candente en USA, pero peca, y a veces en exceso, de una narrativa que busca la lágrima fácil. Podría haberse profundizado mucho más en la lucha contra el sistema de deportaciones, en el por qué se ha llegado a ese punto, en cuantos más casos hay parecidos a este. Pero, por desgracia, solo se queda rasgando la superficie, ya que se pierde en el melodrama familiar y no de buena manera.

Todo son desgracias y el retrato familiar que presenta es ya de por sí complejo. Una mujer divorciada, con una niña pequeña y un hombre de rasgos coreanos con antecedentes penales intentan sobrevivir en Nueva Orleans bajo un mismo techo. La pobreza y precariedad se equilibran en una balanza con una vida de amor y cuidados.

La cinta busca mostrarnos como es vivir en la zona para miles de familias, intenta acercarnos a esa cotidianidad y lo hace magistralmente mientras pone el foco de atención en la relación que el protagonista tiene con su hija, las conversaciones que mantienen y la complicidad que existe entre ellos. Pero con el paso del metraje y la historia se van introduciendo elementos que nos sacan de la historia y descuadran nuestra atención.

En un intento por darle un toque más onírico y quizá metafísico, se muestran en pantalla escenas que son más bien vagos recuerdos de su infancia y de la madre que lo dio en adopción. El director no consigue hilar esa parte del relato, que se nota de importancia para él, con el conjunto global de la historia, y en vez de acercarnos más al personaje, nos aleja y distrae.

El conjunto, además, se adereza con más de una puesta de sol granulada en 16mm que busca darle un toque indie, romántico y cálido a una historia que lucha contra el destino, las adversidades y la miseria. A todo lo dicho, súmale historias secundarias que no entendemos muy bien cómo acaban encajando, pero que sirven para contar cómo viven y como de variadas son las historias que podemos encontrar entre los millones de inmigrantes que pueblan Estados Unidos. El sacrificio que miles de familias han tenido que hacer para poder encontrar una oportunidad se dibuja con la introducción de una familia vietnamita que nos deja caer, como un jarro de agua fría, que a veces, hay que tomar decisiones imposibles y nunca más mirar atrás, pero siempre recordar.

La increíble Alicia Vikander, una vez más, es capaz de sujetar ella sola todo un largometraje. Su presencia inunda la pantalla siempre que está presente. Su papel, muy emotivo, se apoya en un guion sólidamente construido para ella. Todas sus acciones, sus gestos y comportamientos son honestos, reales y te llegan como espectador. Lo mismo podemos decir de Justin Chon, que aunque no con un guion tan sólido para dar forma a su personaje, si gusta por la variedad de emociones que es capaz de transmitir.

Hay partes extremadamente bonitas, otras que te arrancan una carcajada y cientos que te hacen bullir de indignación. Esa es la verdadera magia de ‘Blue Bayou’. Si eres capaz de empatizar con sus personajes, de quererlos, de ponerte en su lugar, te involucrarás al 100% y saldrás contentísima de la sala, a pesar de todo lo mencionado anteriormente.

Tráiler

¿Nos encanta?
Overall
3.3
  • Fotografía
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Edición y montaje
  • Originalidad
  • Banda Sonora
Sending
User Review
4 (1 vote)

Puntos fuertes

  • Unas sólidas interpretaciones, y la siempre tremenda Alicia Vikander
  • Una apuesta por la empatía y la crítica social

Otras cintas preciosas que no puedes dejar pasar son:

‘Minari. Historia de mi familia’, el precio de los sueños (Lee Isaac Chung, 2020)

nomadland

‘Nomadland’: Un viaje hacia la libertad (Chloé Zhao, 2020)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.