.

‘Bliss’, el lado sucio, cutre y real de Hollywood

Una película de Joe Begos protagonizada por Dora Madison, Tru Collins, Rhys Wakefield, George Wendt que llega a nuestras carteleras el 31 de enero.

Dezzy Donahue (Dora Madison) vive la vida al límite. En su momento fue una artista muy solicitada, famosa por sus macabros diseños de portadas y sus diabólicas pinturas, complementa su trabajo con drogas duras y largas noches llenas de alcohol en las calles de Los Ángeles.

A pesar de todo, últimamente Dezzy parece que no puede dibujar nada, y su período de sequía creativa está teniendo efectos desastrosos: su casero le apura para pagar el alquiler y su agente ha decidido abandonarla. La única persona en su esquina es Clive (Jeremy Gardner), el casi novio que claramente la quiere de una forma más romántica de lo que a ella le gustaría.

Algo tiene que hacer. Hadrian (Graham Skipper), su fiel traficante de drogas, aparece con una nueva droga llamada «Bliss», compuesta de cocaína y DMT. Dezzy aprovecha la oportunidad de probarla y ahí es cuando todo cambia. La fiesta se intensifica, al igual que un repentino interés en la sangre y un estado desorientador y constante de vivir en una pesadilla.

Sin embargo, no está dispuesta a cuestionar las cosas: gracias a estas nuevas sensaciones, finalmente vuelve a dibujar y es uno de sus trabajos más impresionantes hasta la fecha. Lo que comienza como algo increíble se vuelve horrible. Su atracción por la sangre se convierte en un hambre insaciable. Pero cuando tienes por regla vivir cada momento, ¿por qué luchar contra el hambre? La única opción de Dezzy es entregarse a la oscuridad.

En palabras del director

Siempre quise hacer una película sobre un artista en Los Ángeles y no sobre alguien en las preciosas colinas de Hollywood haciendo millones de dólares como artista. Quería algo que mostrase el lado sucio y cutre de Los Ángeles, que existe, pero parece que nadie lo quiere mostrar en pantalla grande. La idea surgió orgánicamente. Yo en su momento era un artista que no tenía ni idea de qué hacer o hacia dónde ir. Sentía que tenía que empezar de nuevo y quería hacer una película centrada en esa desesperación, en la necesidad de hacer algo por tu arte, porque a no ser que hayas estado ahí, no creo que nadie pueda imaginar cómo se siente. Es todo por lo que vivo. Lamentablemente, la escritura de guiones y la dirección no son las cosas más interesantes que representar en la gran pantalla así que pensé que el trabajo de un artista en el mismo espacio sería algo que interesaría más a la audiencia y a nosotros nos daría la oportunidad de tener grandes recursos visuales.

Joe Begos
Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario