‘Betaal’, zombies coloniales (Patrick Graham, 2020) | Halloween ’22

Durante cuatro episodios podríamos habernos adentrado en una historia fascinante, llena de misticismo e infinito terror, pero la realidad es que ‘Betaal’, pese a ser un producto con infinitas posibilidades, se queda nadando en lo que podría haber sido. De ella querrías se hubiese exprimido la maravillosa serie que tu mente va creando y mejorando mientras la estás viendo. Spoiler alert, no es así.

La historia se desarrolla en una lejana aldea, que rápidamente se convierte en el escenario de una batalla sangrienta cuando el coronel de la “Compañía de las Indias Orientales”, (de dos siglos de antigüedad), infectado con la maldición de Betaal, y su batallón de soldados zombis sedientos de sangre, son liberados de su tumba…

Por desgracia, los diálogos son insulsos y no aportan nada a la trama o a los arcos de los personajes protagonistas. Con diálogos sacados de un cajón lleno de frases manidas, no se genera, nunca, intensidad o cualquier otro tipo de emoción, más que nada porque la credibilidad no llega a asentarse en la historia y ese lastre es arrastrado por todo el conjunto.

Y no es que la historia no tenga posibilidades, todo lo contrario, pero al no centrarse en un objetivo concreto y entretenerse en subtramas que se muestran meramente de refilón, perdemos la concentración, pareciéndonos que nada ocurre que no hubiésemos visto venir a leguas. Así esa historia increíble que tenía por protagonistas a una maldición ancestral y soldados coloniales británicos, se diluye, dejándonos sin chicha ni limoná.

Probablemente lo más destacable del conjunto sea la edición de sonido, que conjuga a la perfección los ‘ruidos de ultratumba’ con los generados por la acción presente en pantalla. Es en este apartado técnico donde podemos agarrarnos para, al menos, salvar el visionado.

Merece también elogio el trabajo de fotografía, que, a pesar de rodar en casi completa oscuridad, nos permite disfrutar de una gran variedad de matices tonales y de detalles tétricos que nos ayudan a, al menos, sentir la presión mística y terrorífica de un lugar maldito y repleto de seres que solo buscan aniquilar a los protagonistas.

La puesta en escena está muy trabajada y no escatima en gasto. Hay escenas gore, repletas de sangre, vísceras y carne desgarrándose, en ese aspecto no decepciona. El problema llega con una situación dramática que no cuaja porque no nos creemos a los protagonistas. Ni entendemos bien que los motiva ni somos capaces de dilucidarlo con claridad suficiente conforme avanza la acción. Da la sensación de que se limitan a existir en el espacio tiempo, siendo marionetas que estorban más que aportan al apartado narrativo.

Interpretativamente hay unas carencias claras, que vienen dadas, en gran medida, por un guion que es imposible salvar. Poco margen para lucirse deja una historia que sabemos como empieza, se desarrolla y acaba habiendo visto solo tres minutos de metraje.

‘Betaal’ no genera ansiedad o angustia por el devenir de sus protagonistas. De hecho, probablemente acabes pensando que se lo tienen más que merecido por las decisiones que toman, todas ellas nefastas para la humanidad. Pero el cierre nos deja, finalmente con un sabor de boca menos agridulce del que podríamos pensar. Si esta miniserie hubiese obtenido el tratamiento de la película de 90 minutos donde la acción trascurriese rauda y los zombies no parasen de llegar y actuar, seguramente habríamos disfrutado de una producción más sólida.

Quién sabe, quizá la maldición de Betaal nos depare alguna sorpresa en el futuro.

Tráiler de ‘Betaal’

¿Nos encanta?
Overall
2.8
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Originalidad
  • Guion
  • Edición de Sonido
  • Edición y montaje
Sending
User Review
0 (0 votes)

Otras series de terror para un Halloween por todo lo alto son:

The guest’, una serie para ver de día (2019) | Netflix

Historias para no dormir’ (2021), el remake tributo | Sitges | Amazon Prime

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *