Jaime Garzía Iglesias

Visto camisas y tengo tatuajes. Me gusta el fútbol como para gritar un gol de un equipo de segunda inglesa, el cine como para tatuarme ‘El séptimo sello’ de Bergman, el pádel como para buscar varios partidos semanales, el sol, a poder ser con una cerveza en la terraza, los animales que tienen cuatro patas, los versos que erizan el corazón y la entrepierna y las voces cantautoras que arañan el alma.

Crítica de ‘Mercury Rising (Al rojo vivo)’ (1998) | A buenas horas

Crítica de ‘Mercury Rising (Al rojo vivo)’, cinta donde Bruce Willis es Art, un agente del FBI al que le encargan la investigación de un niño desaparecido cuyos padres han sido asesinados. Cuando lo encuentra, resulta ser un autista de nueve años que tiene una prodigiosa capacidad para interpretar códigos del gobierno teóricamente indescifrables.