.

‘American Psycho’ (Mary Harron, 2000) | A buenas horas

Todos los años son únicos, pero cuando marcas el cambio de siglo, puede ser que afectes a más cosas aparte de al tiempo. Hablamos del año 2000, año en el que estrenó esta cinta, a mi parecer, una de las películas mas infravaloradas de la historia del cine.

Ambientada en los años 80 en la ciudad de New York, llegó a los cines ‘American Psycho’ , una película de lo más gamberra y controvertida de la mano de la directora Mary Harron.

En un mundo moralmente plano en el que la ropa tiene más sentido que la piel, Patrick Bateman es un espécimen soberbiamente elaborado que cumple todos los requisitos de Master del Universo, desde el diseño de su vestuario hasta el de sus productos químicos. Es prácticamente perfecto, como casi todos en su mundo e intenta desesperadamente encajar en él. Cuando más intenta ser como cualquier otro hombre adinerado de Wall Street, más anónimo se vuelve y menos control tiene sobre sus terribles instintos y su insaciable sed de sangre, que lo arrastra a una vorágine en la que los objetos valen más que el cuerpo y el alma de una persona.

Christian Bale, encarnando a un loco e interesante Patrick Bateman, nos regala una de sus actuaciones camaleónicas para recordar. Un personaje difícil de llevar debido a sus cambios de emociones prácticamente en segundos.

No habría mucho que hablar de los demás personajes, todo gira en torno a Patrick, por lo que los demás actores pasan a un segundo plano (destacando al detective, protagonizado por un joven Willem Dafoe, y su secretaria, dándola vida una angelical Chloe Sevigny).

Patrick Bateman sin lugar a dudas es un personaje repugnante al que nos gusta ver lo que hace, y como o hace. Es un hombre frío, impulsivo, inteligente, elegante, sibarita, hedonista, educado y sobre todo, psicópata, que se ve inmerso en la cultura yuppie de los 80 (jóvenes entre 20 y 40 años de la clase alta).

Esta cultura tan llena de lujos y dinero, como vacía de humanidad es la que se retrata perfectamente en los 100 min. de duración del largometraje. Claramente estamos ante una critica a una sociedad deshumanizada, donde solo importa el dinero, el placer y la apariencia. Y esto, se ha abordado con un gran humor negro por parte de Mary Harron.

A parte de tener grandes momentos de humor negro, cuenta con algunas escenas de puro terror clásico, así como otras de puro thriller. De ahí, podemos decir que es una película que aborda varios géneros, claramente diferenciados. 

No hay que destacar la banda sonora, pero si hay que señalar el gran reparto musical que se ha buscado. Temas que reflejan en todo momento el estado emocional del personaje, destacando uno de ellos en una de las escenas mas reconocibles de la película, el marchoso “Hit to be Square”.

Veinte años después de su estreno, mientras la revisionamos vemos que es una película que lleva el paso de los años muy bien. Patrick Bateman sin lugar a dudas es un personaje repugnante que nos gusta ver, seguir en sus acciones e incluso admirar, mientras observamos a una distancia segura. 

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
4
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Fotografía
  • Edición y montaje
  • Guion
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Refleja claramente la vida vacía de algunas clases sociales

Deja un comentario