.

‘Alguien tiene que morir’, mucho ruido para tan poco misterio (2020)

Venía yo con ganas de ver esta miniserie desde que me enteré que Manolo Caro y Cecilia Suárez iban a volver a trabajar juntos tras el adiós a ‘La casa de las flores’. No sé si mis expectativas estaban muy altas o simplemente es que la serie no da el nivel, la cosa es que la decepción ha sido descomunal.

España, años 50. La historia comienza con un joven al que sus padres le piden que vuelva de México para que pueda conocer a su prometida. Él regresa acompañado de Lázaro, un misterioso bailarín de ballet.

‘Alguien tiene que morir’ tiene todos los ingredientes para que el espectador caiga en verla. Para aquellos que ya estaban familiarizados con el director, volver a ver a Cecilia Suárez (Paulina de la Mora en ‘La casa de las Flores’) bajo sus órdenes, era un sueño hecho realidad. Para toda esa gente deseando ver a la cotizada y omnipresente Ester Expósito, la miniserie era la excusa perfecta para disfrutarla.

El reparto y el marketing de Netflix son todo lo que necesitas para terminar viendo ‘Alguien tiene que morir’. Sin embargo, de ver una serie a disfrutarla hay un trecho, y en este caso, el trecho es casi infinito. 

No es una Sherlock Holmes, ni lo pretende (Dios me libre), pero me sobraron dos capítulos y medio (de tres) para resolver el misterio y descifrar el final. La trama es tan predecible que roza el aburrimiento en gran parte de la producción. El misterio de ‘Alguien tiene que morir’ es por qué el espectador (entre los que me incluyo) termina la serie y no la deja a los diez minutos de empezarla. En mi caso la respuesta es fácil, uno, no soy exigente, dos, tenía la esperanza de equivocarme.

El punto fuerte de la serie es el reparto. Y es que, además, es tan variado, que sirve para que mucha gente caiga en la trampa de ver la miniserie. Sin embargo, cuando el guion flaquea, poco se puede hacer. Los personajes son incompletos, no conectas con ellos y en ningún momento empatizas con ninguno, y mira que hay momentos y situaciones que, si hubieran estado bien montadas, hubieran provocado algún sentimiento en el espectador.

Que tenga que venir Eduardo Casanova, como personaje secundario y casi figurativo, a provocarnos el malestar o el dolor de estómago, mucho tiene que decir de la falta de chicha de la trama.

Da la sensación de que Manolo Caro, ha querido contar una buena historia montando a los personajes, pensando en los actores que los van a interpretar. Como consecuencia, no hay nada nuevo, Ester Expósito, vuelve a ser la marquesita de ‘Élite’. Ernesto Alteiro y Carmen Maura, no hacen nada que no hayamos visto antes y Carlos Cuevas, no sorprende en nada de lo que hace o dice.

Si hubiera que salvar a alguien es a Cecilia Suárez, y claro, no tenía muy difícil el resaltar y hacer algo nuevo, cuando en su anterior y más conocido papel tenía un acento y una manera de hablar, tan característico. Sólo con dejar atrás ese acento bastaba con que llamara la atención. El caso es que, ningún personaje consigue conectar con el espectador.

Fallan muchas cosas, pero si tuviera que elegir una sería, la duración de la miniserie, y me explico. Tal como está contada, si hubiera sido una película, otro gallo hubiera cantado. No hubiéramos tenido la sensación constante de relleno, y a lo mejor el misterio hubiera estado algo más presente.

Tampoco habría sido desacertado, haber hecho una serie como dios manda. Eso hubiera dado lugar a una trama mucho más trabajada y a un desarrollo de los personajes más elaborado. La verdad que la trama tiene donde rascar. El franquismo, la homosexualidad y las luchas de familias adineradas, pueden dar para mucho, pero amigo, hay que saber hacerlo. Los personajes también hubieran agradecido un poco más de desarrollo.

¿Qué tiene de bueno ‘Alguien tiene que morir’? Sinceramente, así a grandes rasgos, yo diría que poco tirando a nada. He visto muchas series, y muchas muy malas, pero pocas veces, me ha pasado lo que aquí me ha ocurrido y es que me pongo a pensar y no hay nada bueno que merezca la pena destacar.

¿Consejo? Coge las casi tres horas de vida que yo he perdido y haz algo más interesante que ver ‘Alguien tiene que morir’. (¡de nada!)

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
1.3
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Banda sonora
  • Edición y montaje
  • Fotografía
  • Guion
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos débiles

  • Te venden misterio y éste, brilla por su ausencia.
  • Una trama muy predecible desde el minuto uno.

¿Quieres ver un buen drama de Netflix? Tienes que ver estas miniseries


‘Spinning out’, viviendo entre secretos


‘Madam C.J. Walker: Una mujer hecha a sí misma’ una oda al esfuerzo y el empoderamiento

Química. Me encantan las series, especialmente un buen drama. La lectura y el binge-watching como formas de vida.

Deja un comentario