.

‘9-1-1: Lone Star’, bienvenido a Austin, Texas

Las series salidas de series o lo que también conocemos como Spin-offs son cada vez más numerosos en nuestras pantallas. En el momento en que una serie consigue un boom serio sus creadores y productores ven el filón y deciden que necesitamos más de lo mismo.

Cuando salieron las noticias de esta serie basada en la estrenada en 2018, ‘9-1-1’ ya tenía mis dudas y recelos, y ahora que he podido ver los primeros episodios puede decir que no es para mí.

Lo que llama mi atención de la serie primigenia, basada en la ciudad de ‘Los Ángeles’ es que era novedosa, se atrevía con un concepto distinto gracias a la importancia que se le da al centro de atención de emergencias. En esta serie, ese concepto se diluye, obviamente, de no ser así directamente no lo veríamos, porque ya tenemos la otra.

¿Más de lo mismo?

Por ello han decidido dar un cambio radical a la tónica general de la serie. Se presenta así un líder de equipo de bomberos o lo que es lo mismo un capitán que tendrá que hacer resurgir de sus cenizas a toda una casa de bomberos que ha quedado diezmada tras una grave explosión.

La idea que subyace en esa creación de un nuevo equipo es moderna, actual y necesaria. Pero todo esto no la hace lo suficientemente especial como para que nos quedemos con ella. El encargado de dar vida a ese capitán y quien se supone debe ser quien aglutine a todo un largo elenco es Rob Lowe, un peso pesado del mundo de las series, pero que aquí ha buscado un papel para cubrirse de gloria, y no lo consigue.

El capitán a quien da vida decide tomar el mando en Austin, Texas, dejando atrás la ciudad de Nueva York, por motivos personales. Su personaje no es carismático, de hecho se pasa de vanidoso, casi tanto que parece un Ken de plástico embutido en un traje de bombero. Un cambio muy drástico tienen que darle al guion para que pueda salir del hoyo tan profundo que le han cavado.

Junto a Rob Lowe está la sempiterna Liv Taylor. Es indudable que atrapa en pantalla, siempre lo ha hecho y mientras ves la serie te das cuenta de que no puedes despegar los ojos. Su personaje es también un capitán, pero en su caso de los servicios médicos de emergencias, por lo que la vemos en un papel de cuidadora aunque algo problemática.

Con unos conocimientos brutales su personaje es capaz de salir airoso de situaciones médicas complejas, pero su trama personal en la que la línea principal es la desaparición de su hermana complica su papel como ciudadana y como integrante de un amplio grupo de personajes.

Junto a este reparto, que da una calidad innegable a la serie a pesar de su falta de originalidad y un guion demasiado simple, tenemos a otros actores emergentes como son Sierra McClain, Natacha Karam o Ronen Rubenstein quienes interpretan a miembros clave de la familia de emergencias.

Ojalá se tomen en serio a sus personajes

Gracias a ellos y otros personajes podremos ver en pantalla un reparto variado, gracias a que la trama intenta buscar captar la atención de un mayor numero de público, y para ello se ayuda de personajes femeninos fuertes, de etnias y culturadas variadas, así como personajes de distintas orientaciones sexuales y distinto género.

Esta parte es la que más puntos le hace ganar en general a la serie, y si decides verla, quizá sea este el motivo por el que te quedes.

Ya toca que haya verdadera diversidad en la televisión, pero eso implica que los guionistas y productores deben ser conscientes de la importancia de esa presencia y de la huella que puede dejar. Deben estar a la altura, aunque la realidad es que ‘9-1-1: Lone star’ es una serie de visionado rápido y fácil.

Si buscas no pensar y pasar el rato sin dudas será tu serie, si quieres algo más, mucho debe cambiar para que decidas por ella teniendo en cuenta la enorme competencia que hay.

¿Pasa el corte?
Overall
2.5
  • Interpretación
  • Banda Sonora
  • Edición y montaje
  • Originalidad
  • Fotografía

Puntos fuertes

  • Gran variedad de personajes
  • Acción rápida
  • Grandes posibilidades de desarrollo, si le dejan
  • Liv Taylor y Rob Lowe
Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario