.

‘3%’, ¿Una distopía o un espejo de nuestra sociedad?

‘3 %’ es una serie brasileña original de Netflix. El pasado 14 de agosto se estrenó su cuarta y última temporada por lo que la serie está terminada y es un momento idóneo para empezar a verla.

Si te gustan las sagas tipo los ‘Juegos del hambre’ con distopías de un mundo con una sociedad dividida en dos realidades extremadamente opuestas, esta es tu serie.

Ser un privilegiado por méritos propios

¿Quién estaría en contra de una sociedad en la que son tus méritos los que te hacen alcanzar todo lo que quieras en la vida? En ‘3%’ toda la gente vive en el Continente, un lugar sin esperanza y sin futuro. Sus habitantes malviven sin recursos hasta los 20 años.

Con esa edad, tienen la oportunidad de superar el Proceso, que no solo pondrá a prueba sus habilidades, sino que será un examen de moralidad para ver hasta donde son capaces de llegar por conseguir superar todas las pruebas del Proceso.

El Proceso está creado de manera que solo el 3% de la población lo supere y con ello conseguir un viaje de no retorno a Mar Alto, una isla que es la antítesis del Continente. Es un lugar futurista con aires de progreso y esperanza.

Todos aquellos que no superen el Proceso volverán al Continente a vivir una vida de desgracia y pobreza.

Los habitantes del Continente entienden el Proceso como un culto que se asemeja en muchos aspectos a una religión. La sociedad se encuentra estructurada en torno al rito del Proceso. Existen pastores que predican su importancia y adoctrinan a los jóvenes para que su objetivo en la vida sea alcanzar Mar Alto. Ningún habitante del Continente ha visto jamás Mar Alto, por lo que reina la mística en torno a la isla.

No todos los habitantes del Continente están a favor del Proceso, existe una formación secreta ‘La Causa’ que trata por todos los medios boicotear y eliminar el Proceso. La Causa busca un mundo en el que todos tengan las mismas oportunidades y nadie sea privado de una vida mejor.

Personajes

La serie sigue la historia de cinco jóvenes, Michele, Rafael, Marco, Joana y Fernando que en la primera temporada se enfrentan al Proceso.

En el primer episodio los vemos a todos ellos asistiendo al Proceso. Comienzan dando la sensación de ser bastante planos. Sin embargo, gracias a un guion bastante trabajado y a unas interpretaciones sobresalientes, no tardaremos demasiado en atisbar que hay más de lo que vemos, que la historia evoluciona y que nada ni nadie es lo que parece.

Hay que mencionar sin duda al líder del proceso, Ezequiel, que tiene uno de los roles más interesantes de la serie. Es presentado como un villano, el encargado de preparar el proceso. ¿Es Ezequiel el villano de la serie? Aparentemente sí, se nos vende como un despiadado líder sin escrúpulos que tiene como objetivo el seleccionar ese 3% de población merecedora de Mar Alto. Sin embargo, Ezequiel no es más que la mano ejecutora del sistema.

Ezequiel es el claro ejemplo de lo que ocurre en esta serie. Todo parece estar perfectamente dividido, Ezequiel es el villano y los participantes del proceso son los buenos. Sin embargo, la línea divisoria entre el bien y el mal, estará continuamente en tela de juicio. La serie va creciendo y con ella los personajes que nos mantendrán continuamente con la tensión de saber si sus actos son los correctos o no.

Una crítica a nuestra sociedad

Visualmente hablando, en ‘3%’ no hace falta de grandes efectos especiales para mostrarnos la distopía de un mundo socialmente dividido.  Los primeros planos del Continente no distan mucho de las zonas más empobrecidas de Brasil. Por contraste, la sensación de progreso y futuro en Mar Alto se consigue con detalles minimalistas y futuristas. El espectador capta la idea desde el principio y todo ello con detalles de una sencillez que roza la perfección.

Y si por si esto fuera poco, la serie cuenta con una banda sonora digna de grandes producciones. Hay una melodía que se repite a lo largo de toda la serie y que cambia el ritmo según lo pida la situación. Nos pone en tensión cuando toca y nos emociona cuando es el momento. La banda sonora es otra prueba más de que todo está cuidado al detalle en esta serie.

Si lees la sinopsis, o te quedas sólo con sus similitudes con la saga ‘Los Juegos del Hambre’ quizás creas que está destinada a un público juvenil. Nada más lejos de la realidad, ‘3%’ es mucho más compleja que una saga juvenil, la serie es una clara crítica a la situación socio-económica de Brasil y otros países que están marcados por la enorme desigualdad de su población.

Si algo consigue esta serie es que nos hagamos preguntas y pongamos en tela de juicio el sistema capitalista actual.

‘3%’ nos muestra que aparentemente todos nacemos en igualdad de condiciones, sin embargo, conforme avanza la trama, vamos siendo conscientes de que el sistema se encuentra corrompido y que la meritocracia más que hacer una sociedad justa, lo que hace es dividir y deshumanizar sólo por conseguir aquello que creemos merecer.

No será una gran producción de Netflix, pero con pocos recursos consigue mucho, entretenida de principio a fin, con suspense y crítica política y social. Vamos, lo que viene siendo una serie completita.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.7
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Edición y montaje
  • Banda Sonora
  • Fotografía

Puntos fuertes

  • Lo mucho que se consigue visualmente hablando con tan pocos recursos.
  • La crítica social que transmite la serie.

Quizá quieras leer sobre estas otras series de Netflix

‘Hakan, el protector’, increíble pero cierto. 4ª Temporada

‘The rain’, delirios de grandeza (2018) T3

Química. Me encantan las series, especialmente un buen drama. La lectura y el binge-watching como formas de vida.

Deja un comentario